Animal Político

Tres años, y seguimos

Con todo, llegamos, como dicen, vivos al Año III, Número 158. Como también dicen: nada prueba que alguien haya sufrido mucho o poco, pero si está aquí, vivo, es que de seguro ha sido superior al sufrimiento. Al sufrimiento y a todo lo que le acompaña: las alegrías, los debates, los logros, las revelaciones y, por qué no, también las metidas de pata. Disculpas por esto último.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:06 / 13 de abril de 2014

El 17 de abril de 2011 se publicó el primer número de Animal Político; hace poco menos de tres años. Aparte de los bichos azules que pueblan sus páginas, poco ha cambiado en sus secciones; antes que un defecto, acaso esto sea una virtud; acaso nomás. Con todo, llegamos, como dicen, vivos al Año III, Número 158. Como también dicen: nada prueba que alguien haya sufrido mucho o poco, pero si está aquí, vivo, es que de seguro ha sido superior al sufrimiento. Al sufrimiento y a todo lo que le acompaña: las alegrías, los debates, los logros, las revelaciones y, por qué no, también las metidas de pata. Disculpas por esto último.

Una curiosa coincidencia que encontramos en esta fecha es que los tres números de aniversario, el 53, del 15 de abril de 2012; el 106, del 11 de abril de 2013; y este 158, del 13 de abril de 2014, todititos tienen como tema central la cuestión marítima. Y es que, mal que bien, éste es el pan-tema nacional de cada día; más cuando se está en plena apuesta por un litigio contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Al respecto, siguiendo un poco los entretelones de la elaboración de la demanda presentada el 24 de abril de 2013 en la CIJ, se llega a la certeza de que en ningún momento en el proceso se habla de los famosos “derechos expectaticios”, una construcción por demás utilizada por los medios (entre los que incluimos al nuestro) para designar la base de la demanda boliviana contra Chile. A lo que se llega, más bien, es al concepto de “actos unilaterales” que crean obligaciones de parte del Estado chileno. Así, la tesis básica de la demanda marítima es que el acto unilateral, por sí mismo, del Estado chileno, para con Bolivia, genera una obligación suya de cumplir su palabra.

Otra aclaración de vísperas de entrega de la memoria que no deja de ser importante es la del procurador Héctor Arce: el litigio en la CIJ en rigor será de derecho, esencialmente de razones jurídicas. Tal el alcance    y el límite de la demanda.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia