Animal Político

El bolas, el malo y el feo

No hay buenos en esta historia. Como no los hay en incontables historias de violencia contra las mujeres. Ahí están el también candidato que quiere educarlas para que “se comporten”, o la dirigente que justifica una violación culpando a la cerveza, o la cívica que defiende a su alcalde manoseador porque “hace obras”…

La Razón (Edición Impresa) / Exeni / La Paz

00:04 / 31 de agosto de 2014

Vaya troika. Hagamos inventario.

El primero. “Es un cojudo, ¿no ve? No tiene cabeza. Es un bolas”. ¿Se imaginan ese candidato a senador? La descripción la hizo su amigo y jefe de partido. Ahora bien: que su conmilitón sea un cojudo, allá ellos. Lo grave es que tal sujeto sin cabeza sea su principal operador político. Con un agravante: “le planteas un tema un poquito más complejo y sale con la fuerza”. O sea que aparte de bolas, matoncito.

El malo. Sería grosero meterse con sus solturas: “salía con una, salía con otra, no se puede negar”. Lo condenable es que este vocero/candidato, ora ebrio, ora sobrio, le pegaba a “su” mujer. Y en la casa del jefe, que además es su compadre. Es una “canallada”, gritan hoy ambos. No se refieren a las golpizas, sino a la grabación. O sea que aparte de malo, mentiroso, oso, oso.

¿Y el feo? “He preparado un papelito…, si no quieres (firmar), si insistes con tus huevadas, te voy a mandar a trabajar a Trinidad, así de claro” (menos mal que no dijo Oruro, sino las “fuerzas vivas de la orureñidad” estarían exigiendo desagravio). Así de claro: el jefe/dueño de la empresa amenaza a la comadre/trabajadora —ya intimidada por el bolas— para proteger al malo, que la golpeó. “O sea no me jodas…” Feo-feíto-feo.

No hay buenos en esta historia. Como no los hay en incontables historias de violencia contra las mujeres. Ahí están el también candidato que quiere educarlas para que “se comporten”, o la dirigente que justifica una violación culpando a la cerveza, o la cívica que defiende a su alcalde manoseador porque “hace obras”…

Lo que abunda es hipocresía. Como el selectivo silencio de [email protected] [email protected] O la camiseta de algunos medios independientes (sic) que apuntan su artillería contra la activista que difundió el audio o ponen en duda “la moral” de la mujer golpeada o repiten el discurso del agresor que niega todo (“yo nunca jamás”) con el fácil expediente de que es una      “acusación personal”.

#LaViolenciaContraLasMujeresNoEsGuerraSucia. Es machismo y patriarcado. Sucio, cierto. Lleno de bolas, malos y feos. Ah, hombrecitos de     todos los colores.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia