Animal Político

Los caseros de los medios, sus virtudes y defectos

De estos opinadores “profesionales” los hay a montones, algunos ranqueados en el mercado y otros, con menos fortuna, buscándose pega y ofreciendo su tinta en las salas de redacción, los sets de televisión o los micrófonos de la radio. A

La Razón / Rubén D. Atahuichi López / La Paz

00:02 / 08 de septiembre de 2013

No son ajenos a nuestra vista y nuestras sensaciones los caseros que solemos soportar o disfrutar en los medios de información cada vez que éstos quieren validar su hipótesis sobre las causas y efectos de cualquier hecho noticioso. Hasta en Animal Político algunos analistas se han convertido en opinadores de cabecera, como los llama con ironía José Luis Exeni.

De estos opinadores “profesionales” los hay a montones, algunos ranqueados en el mercado y otros, con menos fortuna, buscándose pega y ofreciendo su tinta en las salas de redacción, los sets de televisión o los micrófonos de la radio. Algunos incluso llaman a los periodistas para decir que quieren decir algo sobre un asunto normalmente en debate en la agenda mediática. Recuerdo a un colega de un periódico importante de Santa Cruz que pretendió hacer lobby con este diario para que le abra un espacio a su opinión que más tarde salió publicada en todos los periódicos del país. Llamaba la atención el oficio con que acudió, incluso pretendiendo que la fecha sea el domingo y no otro día.

Hay algunos más audaces, que quieren que la media hora de su opinión sea publicada de manera íntegra. Nosotros, tan experimentados en estos menesteres, sabemos que esa media hora de grabación serían aproximadamente 13.000 caracteres con espacios, unas tres páginas en el diseño de este Animal Político, el suplemento. No, pues, a veces tenemos diez opiniones distintas sobre un mismo asunto que deben ser editadas en una o dos páginas, y eso en medio del contexto propio de los periodistas y de la realidad.

Otra camada de estos analistas se hace a la exquisita y a la importante, no está predispuesta al requerimiento cordial y regularmente alega falta de tiempo. Al contrario, otros, muy sensatos y humildes, prestan su tiempo para hablar sobre lo que se les propone debatir o analizar.

Pero hay otro grupo digno de abordarlo siempre. Son analistas, no opinadores. Guían a nuestros lectores a comprender los hechos sin apasionamientos, más allá de sus sentimientos o convicciones.

Pero, aun las particularidades entre unos y otros son bienvenidas en nuestras páginas, porque, al final, contribuyen permanentemente al ejercicio de la pluralidad necesaria para el debate.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia