Animal Político

La ciudad en espera, pero de un buen transporte

Al parecer, la gente ya está acostumbrada a los desplantes y al actual servicio del transporte público, porque no reclama y toma como natural tener que aguardar para trasladarse a su morada. Parece que también lo saben los transportistas, que se dan el lujo de escoger a sus clientes y cambiar sus rutas en cualquier momento.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Fernández / La Paz

00:05 / 09 de noviembre de 2014

Se puede contar por centenares las personas que durante la noche esperan un minibús en la avenida Manco Kápac de la ciudad de La Paz. Hay niños, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas en este grupo. De pronto, llega uno de esos minibuses con letrero amarillo que debería llevarlos a su destino, a la zona 3 de Mayo y Periférica, pero se pasa de largo.

Al parecer, la gente ya está acostumbrada a los desplantes y al actual servicio del transporte público, porque no reclama y toma como natural tener que aguardar para trasladarse a su morada. Parece que también lo saben los transportistas, que se dan el lujo de escoger a sus clientes y cambiar sus rutas en cualquier momento.

En las horas pico, el mismo fenómeno se repite en la avenida América, en el Obelisco, en la plaza del estadio, en el cruce de villas, en la Plaza del Estudiante, en la plaza Isabel la Católica, en la 21 de Calacoto, en la 17 de Obrajes... Pareciera ser que la ciudad se convirtió en calles de la espera constante.

Pese a la falta de vehículos para el transporte de gente, un grupo de choferes sindicalizados de La Paz exigió hace poco el 50% de las acciones del teleférico, con el argumento de que sufrían pérdidas por la reducción de clientes. Además, reclamaron por la ampliación de las rutas de los buses PumaKatari y las nuevas líneas del teleférico, pues creen que son competencia desleal a su gremio.

Revisando internet y conversando con choferes de la tercera edad, uno se encuentra con que los transportistas públicos del siglo pasado debían pasar exámenes de conducción para ingresar en algún sindicato de transporte, respetaban sus rutas y desarrollaban su trabajo uniformados. Aún existen algunos transportistas que sí hacen honor al oficio de choferes profesionales, aunque, lamentablemente, son cada vez menos.

Ante este panorama, es necesario que los gobiernos nacional, departamental y municipal desarrollen políticas para ordenar el servicio de transporte público. Si bien hay planes y proyectos dignos de destacar, falta mucho por hacer.

Mientras usted ha terminado de leer no solo el suplemento, sino todo el periódico, durante todo ese tiempo estas personas continuarán aguardando que alguna autoridad haga algo para solucionar esta espera. Mientras tanto, toca esperar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia