Animal Político

La consulta inconsulta por las autonomías

Hay una sola verdad, la vocación democrática del país es indiscutible. Organismos multilaterales tienen bien presente esta cualidad que se forjó a lo largo de su historia y a pesar de las violentas dictaduras. Gran país.

La Razón (Edición Impresa) / Rubén Ariñez

13:25 / 21 de septiembre de 2015

Hay una sola verdad, la vocación democrática del país es indiscutible. Organismos multilaterales tienen bien presente esta cualidad que se forjó a lo largo de su historia y a pesar de las violentas dictaduras. Gran país.

Las jornadas electorales en Bolivia siempre tienen distintos matices. Las calles se disfrazan de mercados y parques infantiles, pero además los centros educativos que este día pasan a llamarse recintos electorales se llenan de algarabía y de fiesta, mucha fiesta... todo un ch’enko diría mi vecina septuagenaria. Ésa es nuestra idiosincrasia.

Pero nuestra indiscutible vocación conlleva altos precios. En menos de un año hemos asistido (con el de hoy) a tres procesos electorales prácticamente consecutivos. La agenda se abrió en octubre de 2014 con las elecciones presidenciales e inmediatamente le sucedieron las justas subnacionales de marzo y su segunda vuelta en mayo. Una tercera cita con las urnas se había programado para el 12 de julio, pero por obra y gracia de los anteriores vocales se pospuso hasta esta fecha. Hoy debemos votar por las autonomías en seis regiones del país.

Justamente es ésta, la del referéndum al que asisten diez entidades territoriales autónomas, que sufrirá los efectos colaterales del ch’enko electoral. De hecho, la vecina septuagenaria lo vive a diario cuando me consulta: “por quién hay que votar este domingo”. ¡Grave!

El mismo representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Dennis Racicot, indicó el viernes, a horas del referéndum, que “no ha sido perfecto el proceso, hay un desnivel de información en los distintos departamentos”, un criterio similar se había masificado en las últimas semanas desde la oposición. ¡Grave!

Ni la Asamblea Legislativa y menos el TSE que renunció midieron las consecuencias que ahora debe pagar este proceso. No importa, hay que participar del ch’enko porque el voto es obligatorio.

En el día “D” de la consulta que definirá el derrotero del futuro del modelo autonómico en el país hay tareas pendientes. Es una consulta inconsulta con el pueblo, con la vecina septuagenaria que ahora me pide explicarle in person y a contrarreloj por qué acudimos a las urnas hoy; que no se vota por alguien, sino por algo, que no hay colores políticos sino un estatuto. ¡¿Grave?!

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia