Animal Político

La defensa de la democracia es hoy

Si Evo impone su candidatura, la lucha por el poder será desigual, pero no participar sería darle el poder total

La Razón (Edición Impresa) / Eduardo Gutiérrez M. es activista por el 21F

15:00 / 04 de octubre de 2018

Creo firmemente que las lecciones del pasado nos pueden ayudar a tomar mejores decisiones en el presente, en busca de un mejor futuro. Es así que para responder al dilema de la defensa de la voluntad del pueblo expresada en las urnas el 21F de 2016 versus participar del proceso electoral que se avecina, es bueno mirar lo que nos dice el pasado.

En este tema tenemos ejemplos tanto en el contexto internacional como local. En las últimas elecciones nacionales en Venezuela, la oposición decidió no participar del proceso eleccionario porque verazmente denunciaba que se avecinaba un fraude por parte del Gobierno, el cual no permitiría una disputa honesta e imparcial del poder; dicha oposición, por lo tanto, no quería dar legitimidad a dicho proceso. ¿Cuál fue el resultado? El partido de gobierno de igual forma llevó a cabo la elección, con fraude incluido y comprobado. Es cierto, la oposición no legitimó dicho proceso, pero de igual forma el resultado final fue el poder total para Nicolás Maduro. Si bien en Bolivia el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende seguir los pasos del modelo castro-chavista, no es menos cierto que si el pueblo reacciona hoy, tenemos mejores oportunidades de victoria que la de un pueblo venezolano actualmente muy disminuido, pero que en su momento transitó el mismo camino que hoy estamos atravesando los bolivianos. Si queremos luchar por la democracia, el momento es ahora: Evo Morales no puede ser inscrito a las primarias.

Quizás algunos escépticos dirán que el ejemplo de Venezuela no es válido alegando realidades diferentes. Pues bueno, entonces miremos un ejemplo al interior de nuestro país. El 3 de diciembre de 2017 tuvimos la elección de magistrados; aquellos tribunales que, entre otros, son los encargados de impartir justicia e interpretar y resguardar la Carta Magna. En situación similar a la venezolana, vivíamos en torno a estas elecciones pues una comisión mixta de la Asamblea Legislativa controlada por el MAS y sus 2/3 era la encargada de preseleccionar a los candidatos que irían a la papeleta y, como ya se había denunciado y puesto en evidencia que seleccionarían solo a gente afín y servil al partido de gobierno, muchos profesionales idóneos e independientes no quisieron presentarse pues consideraron que esto sería prestarse al juego de legitimar un proceso que ya estaba amañado. El resultado: una papeleta con puros rostros afines al MAS. La ciudadanía indefensa no tuvo otra opción que manifestar su descontento con este proceso eleccionario, votando en su gran mayoría nulo o blanco (más del 60% entre nulos y blancos para cada tribunal). Es cierto, no se fue cómplice y además se dejó un precedente histórico importantísimo, pero al final del día el Poder Judicial terminó controlado por un partido que hoy en vez de utilizar tanques y escopetas, usa jueces y fiscales.

Si Evo Morales logra imponer su candidatura, la contienda y disputa por el poder será desigual, pero no participar podría significar entregarle el poder total al MAS. De todas formas, como plataforma ciudadana SOS Bolivia no nos adelantamos a lo que pueda pasar luego de diciembre, puesto que todo nuestro esfuerzo y compromiso está en lograr que se respete la ley, la Constitución y la voluntad del pueblo expresada mediante un referéndum (21 de febrero de 2016) que de acuerdo con la ley es irrevisable, irrepetible y de carácter vinculante, es decir, de cumplimiento obligatorio y que además no puede ser anulado por ninguna causa y ante ninguna instancia.

De lo que estamos seguros es de que la lucha por la democracia es ahora, la fecha clave está fijada para cuando el Tribunal Electoral decida si hará respetar la voluntad soberana del pueblo o aplicará la resolución de una sentencia constitucional que expresa el sumun de la corrupción y el sometimiento de la justicia al poder político.

El tiempo de luchar por el respeto al 21F es ahora y en lo que resta hasta la habilitación de candidatos, este es el tiempo para que los bolivianos hagamos respetar nuestra soberanía pues de no lograr nuestro objetivo la lucha con seguridad continuará, pero probablemente con otros condicionantes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia