Animal Político

El discurso social del Papa

De ahí se explica que el Santo Padre concluyera que su mayor mensaje en su visita a Bolivia haya sido “defender a la Madre Tierra”. Esta defensa, se sabe, implica todo un complejo de variables económicas, políticas, sociales, culturales y religiosas.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 19 de julio de 2015

En la visita del papa Francisco a Ecuador, Bolivia y Paraguay, hace una semana, acaso la más “política” haya sido a Bolivia, en el sentido de que fue aquí donde se mostró de modo más abierto o directo el discurso social del Obispo de Roma.  Y es que fue en Bolivia, en Santa Cruz de la Sierra, que el Pontífice participó del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares; un escenario ideal para el debate social y político.

Esto se cruzó, además, con el hecho de que hace solo dos semanas y media en el Vaticano (Italia) fuera presentada al público la Encíclica papal Laudato si’ sobre el cuidado de la casa común, el documento medioambiental más reciente, y acaso más comprometido, del líder religioso argentino. Laudato si’ estaba como pan caliente.

De ahí se explica que el Santo Padre concluyera que su mayor mensaje en su visita a Bolivia haya sido “defender a la Madre Tierra”. Esta defensa, se sabe, implica todo un complejo de variables económicas, políticas, sociales, culturales y religiosas.

En el país del “proceso de cambio”, desde 2006, el Papa no ocultó su gusto por esta frase; aunque se apresuró a aclarar qué es lo que él entiende por el eslogan: el cambio, antes que el triunfo de tal o cual opción política, de la instauración de esta o aquella estructura social, para ser real debe apuntar directo al corazón: si no hay cambio de actitud, de cultura o de hábito, se puede decir que aquel cambio estructural tarde o temprano terminará fracasando.

También Francisco dejó en claro qué entiende por proceso: sembrar para que otros, los hijos y nietos, recojan los frutos; los verdaderos cambios llevan su tiempo. De aquí que el Pontífice sugirió algunas tareas para los movimientos populares: poner la economía al servicio de los pueblos; velar por la soberanía y la lucha anticolonial de las naciones, y defender a la Madre Tierra. Por esta razón, también se le ofrece un vistazo de la encíclica papal Laudato si’, mi’ Signore, Alabado seas, mi Señor.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia