Animal Político

La otra elección

¿Por qué son importantes estos “otros” asambleístas? Porque expresan la inclusión —todavía limitada— de las naciones y pueblos indígenas que constituyen minoría poblacional en los departamentos.

La Razón (Edición Impresa) / Exeni / La Paz

00:04 / 29 de marzo de 2015

Sin campañas ni bulla mediática, libres de inhabilitaciones, en las últimas semanas se han elegido 28 asambleístas indígena originario campesinos titulares e igual número de suplentes. Su elección no pasó ni por el rito del voto individual —que tendremos hoy— ni por las organizaciones políticas. Se hizo de manera directa, con apego a normas y procedimientos propios. Es la otra elección. O mejor: la otra democracia.

Este domingo elegiremos en las urnas, una vez más, a las autoridades y representantes subnacionales. Es la celebración de la democracia representativa ampliada. Pero ocho asambleas departamentales —excepto Potosí— y una asamblea regional (Gran Chaco) ya cuentan con representantes electos. Son asambleístas que provienen del ejercicio de las democracias comunitarias (en plural). Y responden al principio constitucional de la autorrepresentación.

¿Por qué son importantes estos “otros” asambleístas? Porque expresan la inclusión —todavía limitada— de las naciones y pueblos indígenas que constituyen minoría poblacional en los departamentos. Y sobre todo porque implican el reconocimiento de que, más allá del sufragio y los partidos, existen diversas normas, saberes, prácticas democráticas. Es la demodiversidad. Más todavía: es la Bolivia plurinacional.

Pero lo más relevante es el reto de la complementariedad. No basta que la democracia representativa, con su calendario y frágil institucionalidad, tenga hoy una jornada decisiva. Tampoco es suficiente que las democracias comunitarias, con sus asambleas, sus procedimientos, corran paralelas al voto. El horizonte asumido, todavía esquivo, acaso incierto, es el encuentro intercultural de las democracias.

Más todavía. Pasadas estas elecciones —al margen de cómputos, balances y resultados—, el 28 de junio tendremos una cita fundamental para nuestro proceso de democratización y de refundación del Estado. Ese día dos autonomías indígenas: la aymara Totora Marka y la guaraní Charagua, votarán en referendo para la aprobación de sus estatutos. Es la asignatura pendiente. Son los derechos a la libre determinación y el autogobierno.

Y seguimos, ¿seguimos?

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia