Animal Político

333 entrevistas a candidatos judiciales en sólo cinco medios de La Paz

Evaluación de la labor periodística en octubre de 2011

Infografía

Infografía

La Razón / Rubén D. Atahuichi López

03:42 / 29 de enero de 2012

Antes de que se iniciara el calendario de los comicios judiciales de octubre de 2011, buena parte de ellos había expresado sus objeciones al proceso, al considerar que las normas iban a restringir la labor periodística. Al final, luego de tanto debate y polémica, los medios dieron cobertura a las elecciones, aunque muchos prescindieron de entrevistas a los candidatos a los 56 cargos del Órgano Judicial y el Tribunal Constitucional.

Todo se derivó de las restricciones planteadas en el artículo 82 de la Ley 026, del Régimen Electoral, del 30 de junio de 2010, que básicamente impedían que los medios y periodistas pudieran hacer entrevistas a los postulantes o que éstos pudieran proponer opiniones. El 27 de mayo de 2011, con la Ley 125, la norma específica fue derogada y el Tribunal Supremo Eletoral (TSE) pudo regular —aunque parezca muy comprometedor decirlo— la labor periodística en relación a los candidatos a través del Reglamento del Régimen Especial de Propaganda para el Proceso de Elección de Autoridades del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional Plurinacional, del 30 de junio de 2011.

El documento levantó las restricciones, aunque no contentó a algunas organizaciones de medios y periodistas, que insistían en que no era posible cumplir con sus tareas. Así, muchos periódicos, radios y televisiones decidieron no hacer entrevistas, en desmedro de su público.Inédito. Como ha sido una elección inédita, con la ausencia de partidos políticos debido a las características del proceso destinado a elegir cargos judiciales y no políticos, la cobertura periodística también fue inédita. Los pocos medios de información que optaron por darle cobertura a los 116 candidatos para las cuatro instituciones del Órgano Judicial se dieron modos para evitar que las entrevistas fueran desabridas, aunque no todos cumplieron su objetivo.

Más allá de esas decisiones empresariales o políticas, incluso después de tres meses,  un estudio (El rol de los medios en las elecciones judiciales) devela que en La Paz sólo cinco conglomerados y emprendimientos particulares de medios programaron cobertura a los canditados, aunque al final no lograron hacerlo con la totalidad de aquéllos.

“A pesar de las críticas por parte de algunos actores políticos, analistas y personeros de medios, esta inventiva innovadora ubicó a casi todos los candidatos en igualdad de condiciones, con escasa ventaja de uno sobre otro”, dice la justificación del documento de medición.

El estudio, coordinado por el cientista político Aldo Camacho, establece que las estaciones de televisión Bolivia TV y ATB, radio Erbol y las alianzas Bolivia TV-radio Patria Nueva-ABI (agencia)-Cambio (periódico) y RTP (televisión)-Metropolitana-Doble 8 Latina (radio)-La Razón (periódico) programaron entrevistas con los aspirantes en espacios físicos y de tiempo fijos.

La ficha técnica dice que se monitorearon 333 entrevistas durante 71 días, entre el 3 de agosto de 2011 y 13 de octubre de 2011, tres días antes de las elecciones judiciales.Medios. ¿Por qué no hubo otros medios al margen de sólo cinco conglomerados y medios en las entrevistas? “Sencillamente no tuvieron la voluntad de ajustarse al reglamento, pero curiosamente fueron los que más denunciaban las propagandas de candidatos. Ésta fue la oportunidad de poner en evidencia quién defiende el derecho a la información y quién simplemente quiere hacer campaña para promover posiciones y candidaturas determinadas”, resume Camacho en charla con el suplemento Animal Político de La Razón.

El especialista lamenta que no haya habido mayor cobertura a los candidatos y dice  que la responsabilidad de los medios era fundamental para el proceso electoral. “Fue el momento de demostrarle a la ciudadanía que los medios son capaces de actuar en el marco de la imparcialidad, de la garantía y el derecho a la información”, afirma.

Las organizaciones de medios y periodistas arguyeron en su momento que las restricciones les impedían hacer su trabajo, particularmente en relación a los candidatos. Considerando que la elección fue inédita, las coberturas en comicios pasados de carácter de representación político no tenían limitaciones.Aun así, el TSE instó en varias ocasiones el apoyo de los medios para la promoción de aspirantes.

De todos modos, los medios “contribuyeron al proceso, participando, entrevistando y difundiendo la información de cada postulante de cara al pueblo, fueron el canal o puente entre el candidato y el ciudadano”, dice la explicación de Camacho, con quien trabajaron otras cuatro personas, tanto para el monitoreo como para la tabulación de datos.Resultados. Los resultados (cuadros de abajo a la derecha y de arriba a la derecha) señalan que Bolivia TV-Patria Nueva-ABI-Cambio logró entrevistar a 109 de los 116 candidatos, a diferencia de los 70 de ATB, 67 de RTP-Metropolitana-Doble 8 Latina-La Razón (Cabildeo con Amalia Pando y periodistas del diario), 56 de Erbol y 31 de Bolivia TV.

El análisis afirma que “los candidatos que estaban en la ciudad de La Paz resultaron favorecidos, a diferencia de los que se encontraban en el interior del país, pues tuvieron acceso a los medios de comunicación con alcande nacional y, por consecuencia, mejores posibilidades de ser entrevistados”.

La Razón introdujo en sus ediciones diarias una sección y, luego, un suplemento titulados Recta Final, en los que transcribió —con un enfoque determinado — las entrevistas realizadas por Amalia Pando y cinco periodistas del diario en el programa Cabildeo de RTP. Aunque Pando suspendió su participación en el programa tras la violenta represión a los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), ocurrida el 25 de septiembre de 2011, las charlas se completaron con los periodistas de RTP y La Razón.

Algunos resultaron privilegiados en Bolivia TV y ATB

El estudio de Aldo Camacho encontró que el programa “Noticias del Estado Plurinacional”, de Bolivia TV,  y ATB entrevistaron en más de una ocasión a cinco candidatos.

El reglamento de propaganda emitido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dicta en el inciso i del artículo 5 la igualdad de oportunidad. Es decir, dice que la participación de los candidatos en las entrevistas debía ser “en forma equitativa en cuanto a condiciones técnicas, trato, oportunidad, tiempo y espacios concedidos”.

María Reina Durán Achaval, postulante al Tribunal Agroambiental, fue entrevistada tres veces (3 y 24 de agosto, y 4 de octubre). Similar número de oportunidades tuvo Roxana Orellana Mercado, ahora miembro suplente del Consejo de la Magistratura (4 y 18 de agosto, y 4 de octubre). Blanca Isabel Alarcón Yampasi, electa suplente del Tribunal Constitucional, estuvo en el programa en dos ocasiones (4 y 18 de agosto).

ATB, por su lado, repitió entrevistas pregrabadas a Carmen Silvana Sandóval, ahora suplente en el Tribunal Constitucional (9 y 22 de septiembre), y a Emilio Osvaldo Patiño Berdeja, suplente del Consejo de la Magistratura (22 y 30 de septiembre).

Debido a la distancia, el tiempo o la oportunidad, muchos candidatos no fueron parte de los programas de la radio y la televisión.“La ciudad de La Paz  fue una importante sede para entrevistas a candidatos por los diferentes programas que se difundían en la mañana, tarde y noche”, añade el documento.

Los datos dicen, además, que los medios privados hicieron el 58% de las entrevistas y los públicos, 42%. Al respecto, el informe asegura que si el programa “Noticias del Estado Plurinacional” cumplía el rol de entrevistas, la proporción habría variado considerablemente.

Órgano Judicial en marcha, pese a las críticas

Han debido ser las elecciones más cuestionadas, las de las autoridades judiciales, en los últimos años. Desde la preselección de candidatos, por parte de la Asamblea Legislativa Plurinacional, hasta los resultados, los comicios de octubre generaron polémica, especialmente a partir de la percepción de la oposición al Movimento Al Socialismo (MAS).

Ante el descontento, Unidad Nacional (UN) y Movimiento Sin Miedo (MSM) propiciaron campañas adversas a la del MAS (voto válido), el primero por el voto nulo y el segundo por el voto rechazo, que al final resultaron siendo nulos.

En criterio de Samuel Doria Medina (UN), en las elecciones de octubre los votos nulo y blanco se impusieron al válido propugnado por el presidente Evo Morales.

Los cuestionamientos alcanzaron a la legitmidad de los candidatos a las cuatro instituciones judiciales. La más votada de los 56 elegidos resultó Cristina Mamani Aguilar, ahora presidenta del Consejo de la Magistratura, con el 26,3% de los votos.

En contrapartida, el vicepresidente Álvaro García Linera consideró que Doria Medina fue elegido miembro de la Asamblea Constituyente con menos del 5%, por el que dijo igual tuvo legitimidad.

El 3 de enero, en coincidencia con la apertura del año judicial, los 56 miembros del Órgano Judicial juraron a sus cargos ante el presidente Morales. Antes de este periodo de gobierno, la elección de autoridades judiciales correspondía al antiguo Congreso Nacional, que por dos tercios de votos, previo acuerdo partidario, respecto de los postulantes, nombraba a los magistrados del Poder Judicial.

Las funciones de las autoridades regirán por seis a partir de la toma de posesión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia