Animal Político

¿Estoy escuchando doble o estoy borracha?

“¿Estoy escuchando doble o estoy borracha?”, decía la tuitera. No sé exactamente si estaba ebria, aunque, como ella, miles de bolivianos deben seguir todavía con resaca después del decretazo.

La Razón / Rubén D. Atahuichi López / La Paz

00:02 / 24 de noviembre de 2013

Me robo el título de Ximena Murillo (@ayaxmeni), que en el Twitter le puso sabor a la sarta de comentarios, a favor y en contra, que se expresaron el miércoles respecto de la decisión del Gobierno de pagar este año, y en los que el PIB tenga un crecimiento de 4,5%, doble aguinaldo a trabajadores de los sectores público y privado del país. ¡Doble aguinaldo!

“¿Estoy escuchando doble o estoy borracha?”, decía la tuitera. No sé exactamente si estaba ebria, aunque, como ella, miles de bolivianos deben seguir todavía con resaca después del decretazo. No es para menos, tener el doble de dinero para fin de año es motivo de doble felicidad, aunque, seguro, implica también una doble preocupación para los gerentes.

Esa misma doble preocupación deben sentir algunos políticos de oposición, que a menos de un año de las elecciones presidenciales su doble visión del país —una en decadencia y otra que quisieran ver— ha caído el doble de sus probabilidades ante el doble ingenio electoral del gobierno de Evo Morales: “socializar la riqueza”, como dijo el vicepresidente Álvaro García Linera, y asegurarse el respaldo popular en los comicios de 2014.

Los detractores de la medida ya dijeron que ésta va a causar inflación y ocasionar una catástrofe económica. Así por lo menos se expresó Samuel Doria Medina, al que, seguro, le inunda un doble sentimiento: ¿habla como empresario o como político? Ambos dos. Doble moral para un infranqueable doble aguinaldo, que quizás —en consecuencia— no duden en cobrarlo muchos que despotrican en las redes sociales.

Ante eso, el ministro de Economía, Luis Arce, aseguró que no ocurrirá ni lo uno ni lo otro, todo lo contrario; que todo va a estar bien y que esos “opinólogos” agoreros y resabios del neoliberalismo no tienen razón. Sin embargo, como todo es doble, seguramente su responsabilidad también será doble: disuadir el estado de confusión que la medida está desatando en la opinión pública y evitar que, realmente, haya inflación ante tanto dinero en circulación que se presume tras el beneficio de marras.

No estoy borracho, pero siento como muchos que el doble aguinaldo cae de perilla. Pero más de uno tendrá que pensarlo dos veces: o despilfarrarlo o ahorrarlo; esto quizás ayude a evitar la inflación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia