Animal Político

El fallo muestra otra faz del Tribunal Constitucional

Las elecciones judiciales fueron cuestionadas y tuvieron un reducido volumen de votación válida. En ese contexto nació el Tribunal Constitucional Plurinacional, del cual se cuestionó no ser independiente. El fallo muestra otra fisonomía del ente de control constitucional.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar Agramont

00:00 / 17 de febrero de 2013

El análisis de la constitucionalidad o no de una norma o algún artículo por parte del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) no tendría por qué demostrar nada en absoluto respecto de este ente del Órgano Judicial, pues las leyes, sencillamente, armonizan o no con la Constitución Política del Estado (CPE) de acuerdo con el Derecho. No obstante, el TCP fue muy cuestionado desde su origen: las elecciones judiciales, efectuadas en octubre de 2011 y que tuvieron poco volumen de votación válida.

Por ello, parecería que con la sentencia que observa la inconstitucionalidad los artículos 144, 145, 146 y 147 de la Ley Marco de Autonomías y Descentralización Andrés Ibáñez (LMAD) —los cuales posibilitaban la suspensión temporal de las autoridades departamentales y municipales cuando se dictaba una sentencia formal en su contra— muestra “otra faz” del ente de control constitucional que se confronta con la percepción de las oposiciones al Movimiento Al Socialismo (MAS), que sostuvieron que el Tribunal carecía de independencia respecto del Órgano Ejecutivo.

El artículo más cuestionado era el 144, que establecía la suspensión temporal de autoridades a sola acusación formal por parte de autoridades del Ministerio Público, con el que se valieron las oposiciones de los gobiernos departamentales y municipales para separar de sus funciones a los titulares de las administración subnacional o asambleístas y concejales. El resto de los artículos observados se refería al procedimiento a seguirse. 

“El fallo está mostrando una faz distinta del Tribunal, que creo que es positiva porque hace ver que puede haber ecuanimidad y se pueden tomar decisiones no políticas que equilibren”, juzga la politóloga María Teresa Zegada.

Dice que el hecho servirá para que la oposición recupere la credibilidad en esta institución.

Para el analista Reymi Ferreira, el fallo es la prueba de que existe división de poderes, lo cual desmiente la desconfianza de las oposiciones.Las elecciones judiciales inspiraron al menos ciertos reparos, esto si se considera la relación entre los volúmenes de los diferentes votos en general: 1.779.425 nulos (42,60%), 1.768.576 válidos (42,34%) y 629.469 blancos (15,07%).

Respecto del sufragio para el TCP, los resultados de los nulos tuvieron una diferencia mayor con los válidos: 1.838.903 nulos (44,03%), 1.758.283 válidos (42,10%) y 579.363 blancos (13,87%).

“El TCP nació bajo el rechazo, luego se le dio el beneficio de la duda y lo que está haciendo ahora, esperamos, sea transparente y no tenga nada oculto. Si es así, se reivindica esta institución”, dice el senador opositor Germán Antelo, de Convergencia Nacional (CN).

“La manera en que se eligió al TCP y, de alguna manera, el comportamiento que demostró del inicio de su gestión hasta este momento parecían dar razón a la oposición en el sentido de que era bastante proclive a no contrariar ciertas disposiciones políticas”, afirma Zegada, quien recalca que la sentencia reposiciona una autoridad y una autonomía “absolutamente necesarias para el funcionamiento de ese ente.

Jaime Barrón, exalcalde de Sucre y destituido mediante la ejecución de los artículos hoy declarados inconstitucionales, dice que el Tribunal ha emitido fallos que, de alguna manera, “beneficiaron su credibilidad”. Sin embargo, hace recuerdo que su elección fue “muy cuestionada. “Ojalá que como se hizo se siga defendiendo la CPE”.

Uno de esos “comportamientos” que nota Zegada y que “parecían” mostrar favoritismo hacia el Órgano Ejecutivo fue la sentencia sobre la constitucionalidad de la Consulta Previa en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS), en la que “recomendó” que ésta fuese concertada, aspecto que nunca pudo hacerse cumplir, pues hubo poblaciones que nunca terminaron de aprobar el proceso.

“El fallo sobre el TIPNIS fue totalmente ambiguo y en su momento debilitó al TCP porque no fue consecuente con la Constitución”.

Algo que rescata Antelo (que fue uno de los senadores que planteó el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Marco de Autonomías) es que el TCP haya exhortado al Gobierno a coordinar con las regiones para que funcione el Consejo Nacional de Autonomías, lo cual es una llamada de atención que expresa que se estaría fallando en ese aspecto. “Eso ayuda a reconducir el proceso de la Bolivia autonómica”.

Zegada considera que otra prueba “fundamental” será cuando se considere la constitucionalidad de la reelección de Evo Morales. “Ahí se verá cuán institucional o no resulta ser una consideración de esa naturaleza”.

Antelo también cree que ese momento será constitutivo: “Sabemos muy bien cómo se hizo la última revisión de la Constitución antes de ser aprobada, donde se hace incontrastable que éste es el segundo mandato de Morales. Ahí se verá la imparcialidad del TCP”.

En efecto, el viernes se aprobó la solicitud de los senadores oficialistas de enviar a consulta al Tribunal Constitucional, antes de su tratamiento en la cámara de marras, el proyecto de Ley de Aplicación Normativa de cinco preceptos constitucionales, entre ellos, la reelección del Presidente y Vicepresidente actuales.

Para muchos, ésta será la prueba de fuego para el Tribunal Constitucional Plurinacional. El MAS ya adelantó que su posición respecto del asunto es que Evo Morales o Álvaro García Linera están habilitados para eventualmente postularse en las elecciones de 2014, al considerar que éstos cumplen todavía su primer periodo dentro del nuevo Estado Plurinacional. A ver, pues.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia