Animal Político

El arte de hacer una fortuna bajo el poncho

La Razón Digital / Ernesto Calizaya / La Paz

00:43 / 25 de noviembre de 2012

Entre algunos fanáticos, sin hacer referencia a ninguna fraternidad de Gran Poder —valga la aclaración—, todavía sigue vigente esa tendencia de hacer números para saber, por ejemplo, cuánto gana el futbolista de moda. El tema no habría resaltado, sin embargo, de no ser porque en los últimos días a alguien se le ocurrió hablar de la “fortuna” del primer futbolista del país, es decir, del presidente Evo Morales.

Si el caso habría abordado los bolsillos de Lionel Messi quizá habría causado asombro pasajero, como que sucedió cuando a principio del año a alguien se le ocurrió recordar que sus ganancias llegan a $us 32 millones al año, lo que significa que al mes recibe $us 2,6 millones. El argentino, si hilamos más fino, gana $us 615 mil a la semana, $us 87 mil por día y $us 3.663 por hora, lo que se traduce en $us 61 por minuto y $us 1 por segundo.

Morales, en seis años como presidente, triplicó su fortuna. A diferencia de Messi, empero, no fue por los sucesivos balones de oro que le dio la FIFA, sino debido a la gran colección de ponchos que recibió de regalo durante sus recorridos por su país y los infaltables partidos sobre pasto natural o césped sintético que lo convocan.

La noticia se centró en que, cuando Morales llegó a la Presidencia, en 2006, tenía bienes personales por un monto de $us 112 mil. Seis años después ese monto creció a $us 389 mil, cuando su salario mensual como Primer Mandatario no es superior a $us 2. 200, es decir, $us 545 menos de lo que Messi ganaría por jugar el primer tiempo de un partido de fútbol.

Morales afirmó que fruto de las muestras de aprecio que le hace el pueblo, posee más de 500 ponchos tejidos, cuyo valor se calcula en $us 100 mil. “¿Yo, qué culpa tengo? Si el pueblo me regala y regala, el patrimonio va a seguir creciendo”, dijo Morales. Y obviamente tiene razón, aunque las declaraciones juradas no se expresan en ponchos.

Lo que sí queda claro es que, al parecer, por mucho tiempo las abuelas han estado equivocadas cuando recomendaron a los suyos: “no hagas de tu vida un poncho”. Fruto de los tiempos de cambio, resulta que ahora el poncho is money, billete, y más si el poncho es candidato a ser parte de un museo después de pertenecer a alguien que se codea en la cancha con los seleccionados del 93, de aquellos que fueron al Mundial de los Yunaites.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia