Animal Político

Una hora de misil

Los expertos en destrucción  y muerte aseguran que Estados Unidos necesita apenas una hora, nada más, para destruir el arsenal de la Fuerza Aérea de Siria. Denles una horita y verán cómo los aviones, aeródromos, radares y tanques de combustible de aquel país son convertidos en escombros.

La Razón / Exeni / La Paz

00:04 / 12 de mayo de 2013

Los expertos en destrucción  y muerte aseguran que Estados Unidos necesita apenas una hora, nada más, para destruir el arsenal de la Fuerza Aérea de Siria. Denles una horita y verán cómo los aviones, aeródromos, radares y tanques de combustible de aquel país son convertidos en escombros. Con algunos daños colaterales, claro, que confirman la regla.

Para realizar esta operación militar de limpieza —explican los citados expertos— se requiere el envío simple de unos cuantos cruceros y destructores desde Norfolk al Mediterráneo Este. Y en la hora elegida, que podría ser bautizada como “La hora nona”, serían lanzados solamente 250 misiles Tomahawk, a razón de 4,16 misiles por minuto.

Vistas así las cosas: una hora, pocos cruceros, 250 misiles, destruir la aviación siria y su infraestructura resulta por demás barato. Los expertos estiman que se gastarán apenas 353,5 millones de dólares; o sea, una miseria. Claro que debe añadirse el costo del envío de las naves y efectivos necesarios para el éxito de la misión. “No está mal”, dicen.

Lo único que falta para ejecutar este fulminante final, que abriría las puertas a la “liberación” de Siria, es el justificativo que legitime tal festín de inteligentísimos misiles. Y ya casi lo tienen. Según la inteligencia militar israelí, el Gobierno de Siria —al cual quieren derrocar— tiene un “gran arsenal” de armas químicas y las ha usado contra la población.

Aunque ha sido desmentida por la ONU, semejante denuncia: el régimen de Bashar al Asad usó gas sarín, fue rápidamente respaldada por la inteligencia estadounidense y, claro, la británica. Inteligencia no les falta. Ni “líneas rojas”. Ni medios para imponer sus “crecientes evidencias”. ¿Les suena conocido? Una década después siguen buscando las “armas de destrucción masiva” que usaron como pretexto para invadir Irak.

¿Tendrán los halcones su hora feliz para destruir la fuerza aérea siria y luego, al amparo de la OTAN, asegurar la victoria terrestre de “los rebeldes”? ¿Obtendrán la cabeza de Al Asad? ¿Exportarán nuevamente su democracia a golpe de misil? Y después, ¿irán por Irán? Ah, la soberbia, las horas. “Quien alaba la guerra no le ha visto la cara”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia