Animal Político

La identidad del órgano electoral

Desde el Tribunal Supremo Electoral (TSE), máxima instancia del OEP, naturalmente se rechaza la observación crítica, se responde que está en vigencia la misma jerarquía de los cuatro órganos públicos, que, en rigor, no poderes.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 14 de diciembre de 2014

Se llamen “poderes” o  se llamen “órganos” de poder, el punto es que desde la nueva Constitución Política del Estado, en el país a los tradicionales poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, se sumó el poder electoral, “Título IV. Órgano Electoral Plurinacional (OEP)” de la Carta Magna, y en el mismo nivel de los tres anteriores.

En la presente entrega se afirma que el Órgano Electoral no termina de asumirse un pleno poder del Estado. Se trata —hay que insistir— de una “observación estructural”; esto es, fundamentalmente al margen de las personas que por hoy presiden este cuarto poder del Estado, aunque ello, se sabe, no quita responsabilidades.

La idea de la crítica es que el nuevo poder no termina de transitar de la calidad que tenía como antigua Corte Nacional Electoral (CNE) a la nueva identidad de Órgano Electoral Plurinacional; un ente —se entiende, y eso es el poder— de “plena autonomía en sus decisiones”. 

Desde el Tribunal Supremo Electoral (TSE), máxima instancia del OEP, naturalmente se rechaza la observación crítica, se responde que está en vigencia la misma jerarquía de los cuatro órganos públicos, que, en rigor, no poderes.

Al hecho estructural, se suma el coyuntural: las diversas observaciones de que fue objeto el Órgano Electoral a propósito sobre todo de las elecciones presidenciales del 12 de octubre: la imprevisión de cuánto debía incrementarse el padrón electoral, la tensión que hubo en la definición de las circunscripciones uninominales, entre otras dificultades.

Ahora, una de cal y otra de arena, no se puede dejar de señalar algunos aciertos del OEP (la inclusión a rajatabla de la paridad y alternancia de género en las listas de candidatos, por ejemplo), y el hecho de que, la verdad, a este Tribunal le tocó la administración, casi experimental, de inéditos procesos: la elección judicial, la consulta en el TIPNIS, la elección nacional (y las subnacionales) en el nuevo marco constitucional, entre otros desafíos.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia