Animal Político

El impacto de las elecciones venezolanas

A una semana de los comicios

Info Caracas.

Info Caracas.

La Razón / Carola Solé

00:00 / 30 de septiembre de 2012

El resultado de las elecciones presidenciales en Venezuela tendrá un especial impacto en América Latina, pero también en países aliados del mandatario Hugo Chávez Frías, como Irán, Siria o China. El hecho de que el carismático líder socialista siga al frente del país petrolero a partir del 7 de octubre o si, por el contrario, asume el poder el opositor Henrique Capriles puede traer consecuencias o, por lo menos, influir en distintos puntos del planeta, especialmente en América Latina, coincidieron analistas consultados por EFE.

“En toda la región hay mucho interés por el resultado del proceso electoral venezolano debido al papel protagónico que ha intentado jugar el presidente Chávez y a algunas alianzas con países vinculados ideológicamente a él que han recibido muchos beneficios”, dice el analista Juan Francisco Contreras.

Impulsor de mecanismos regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) o Petrocaribe, Chávez ha tratado de llevar la batuta latinoamericana desde que accedió al poder en 1999. El Jefe de Estado venezolano ha impulsado estrechas alianzas con el llamado eje bolivariano, integrado por Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, así como con Brasil o Argentina.

Con la mayor reserva mundial de petróleo, el Mandatario ha financiado programas de todo tipo en países del Alba y Unasur, y además ha distribuido millones de barriles de petróleo a países caribeños en condiciones de financiación favorables.

Además, Latinoamérica genera un tercio de las multimillonarias importaciones venezolanas, con Brasil y Colombia al frente, mientras que decenas de empresas regionales tienen importantes inversiones en el país. “Venezuela es una pieza importante que puede hacer una diferencia en el rompecabezas latinoamericano”, afirma Elsa Cardozo.

Para la académica, si Chávez consigue su tercera reelección deberá lidiar con un ambiente regional con “menos margen de maniobra” por el ascenso de gobiernos “hacia el centro del espectro político” como Colombia, México, Chile o, incluso, Perú.

Entretanto, el “pragmatismo” se impondría en el caso de que Capriles, quien se define de centro-izquierda, ganara las elecciones llevando “el mapa latinoamericano a un color más homogéneo políticamente”. Después de abandonar en 2011 la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Venezuela se incorporó en junio al Mercosur tras la suspensión temporal de Paraguay, que mantenía bloqueado el ingreso.

Chávez ya adelantó que potenciará su presencia en este bloque económico, aunque en septiembre inició la ruptura con otro mecanismo de integración regional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Capriles criticó esta última medida y además anunció que, de ganar, no abandonará el Alba, regresará a la CAN y se mantendrá, pese a sus reticencias iniciales, en el Mercosur. Pese a la retórica antiimperialista de Chávez, Estados Unidos sigue siendo el principal cliente del país sudamericano, a quien vende diariamente alrededor de 1,5 de los 2,5 millones de barriles que exporta y que convierten a Venezuela en uno de los principales proveedores de petróleo de ese país.

Sin embajadores y con las relaciones diplomáticas en su punto más bajo, el Gobierno de Estados Unidos “se alegraría mucho de que Chávez no tuviese su tercera reelección”, asegura Cardozo, aunque también puntualiza que Capriles no podría volver “a viejas prioridades”.

“A China no se la puede ignorar”, apunta la profesora de la Universidad Central de Venezuela (UCV) al referirse al gigante asiático, segundo y pujante socio de Venezuela con el que mantiene un endeudamiento de más de 30 mil millones de dólares.

Con participación casi exclusiva del rico mapa aurífero venezolano, construcción de satélites o convenios de construcción de refinerías, China mantiene con Caracas una relación comercial cada vez más amplia. Pero no sólo con China ha incrementado las relaciones el presidente Chávez, también con polémicos países como Irán, Siria o Bielorrusia.

Según Contreras, si gana, Chávez profundizará la actitud de “desafío a los países occidentales” y continuará con su esquema de política exterior “anti”: “antinorteamericano, antiimperialista y anticapitalista”.

Sin embargo, Cardozo apunta a que el programa de Chávez indica que “quizás habrá menos énfasis en estas causas remotas” como el apoyo irrestricto al líder sirio, Bachar al Asad, o al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, y dará prioridad a potencias emergentes como los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). “No cabe esperar para nada relaciones estrechas con países como Bielorrusia, Irán o Siria en el caso de que Capriles gane las elecciones”, según Cardozo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia