Animal Político

Una in-justa pretensión

Circula en frente suyo, ni atención al aroma. Álvaro García Linera comenzó a cambiar sus formas de con(sobre)vivencia y, en los festejos del aniversario de El Alto, demostró que la comida puede cambiarle la figura. El frac ya está encargado y cualquier kilito de más puede alterar la talla y los plazos de la esperada boda.

Circula en frente suyo, ni atención al aroma. Álvaro García Linera comenzó a cambiar sus formas de con(sobre)vivencia y, en los festejos del aniversario de El Alto, demostró que la comida puede cambiarle la figura. El frac ya está encargado y cualquier kilito de más puede alterar la talla y los plazos de la esperada boda.

La Razón / La Paz

00:01 / 18 de marzo de 2012

Causó sorpresa, desazón y protesta el reciente juramento de Justa Cabrera como subalcaldesa de Paurito, un distrito cruceño regido por el alcalde Percy Fernández, un dirigente tradicionalmente de derecha.

Si durante los conflictos por el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) la presidenta de la Confederación de Mujeres Indígenas de Bolivia (Conamib) se había acercado a la autoridad, esa acción fue considerada como un simple afán de buscar apoyo a la causa. Pero el miércoles 14 cambió la situación: Cabrera develó, más que un acercamiento, un compromiso político con el Alcalde, un compromiso político no necesariamente vinculado a los intereses su sector.

Cabrera fue quien, en el calor de  la crisis de septiembre y octubre de 2011, cuando una intervención violenta a los indígenas indignó a gran parte del país, le dijo al presidente Evo Morales que “si quiere sangre, que tome del coto de la llama”. En ese momento, esa declaración podía entenderse como expresión de su   indignación, pero ahora adquiere otra connotación: ideológica. Aunque al día siguiente de la posesión de la dirigente han surgido objeciones de su organización, lo hecho hecho ésta: el movimiento indígena, en general, ha sufrido una fisura desde su mismo seno, que da a entender que quienes lo defenestraban —Morales, sus ministros y otras organizaciones sociales— tenían razón. La movilización tuvo, nomás, el influjo de sectores conservadores.

Si bien la acción de Cabrera puede resultar un comportamiento aislado, sería ingenuo pensar que otros cuadros indígenas no tengan incidencia de sectores políticos de oposición al Gobierno. Salta a la vista las llamadas que algunos de sus líderes tuvieron de parte de funcionarios de la Embajada de Estados Unidos.

Este hecho coincide con la convocatoria a la reunión de corregidores del TIPNIS, que deberá resolver el inicio de la llamada IX Marcha, contra la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia