Animal Político

La ira de Piñera después del fallo

Piñera manifestó su enojo anunciando que su país estaría considerando dejar el Pacto de Bogotá, el tratado internacional de 1948 por el cual los países firmantes se comprometen a la solución pacífica de sus controversias; pacto que ratifica la autoridad de la CIJ, por lo demás.

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:06 / 23 de febrero de 2014

El fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, en el diferendo de límites por mar territorial entre Perú y Chile, puso en inocultable incomodidad al presidente chileno, Sebastián Piñera, porque aunque el dictamen fue equitativo (da algo a uno y otro), el país trasandino se siente el perdedor.

Piñera manifestó su enojo anunciando que su país estaría considerando dejar el Pacto de Bogotá, el tratado internacional de 1948 por el cual los países firmantes se comprometen a la solución pacífica de sus controversias; pacto que ratifica la autoridad de la CIJ, por lo demás.

Animal Político recoge al respecto las reacciones en Bolivia y en Chile, y encuentra una básica coincidencia: es la peor de las reacciones, “una mirada provinciana” del Presidente, echar por la borda años de construcción de una imagen internacional, un anuncio por lo menos “liviano” de algo tan importante, protestan exautoridades y parlamentarios chilenos.

En el lado boliviano, pese a la estridencia de las declaraciones de Piñera, en verdad nadie cree que llegue a tanto; que el tema haya sido “conversado” con la presidenta electa Michelle Bachelet (según contó el Jefe de Estado chileno) no significa nada en sentido de que el próximo gobierno del vecino país considere una tal medida de alcance internacional. 

Pero darle un portazo al Pacto de Bogotá, afirma el exmandatario Carlos Mesa, no es que Chile escape a la CIJ; la Corte, finalmente, es un organismo de las Naciones Unidas y si algún país quiere desconocer su autoridad, tendría que salirse del propio sistema de la ONU; cosa por demás improbable para cualquiera.

Ahora, tampoco es de despreciar la cuasi-amenaza del gobernante chileno: en los más de 60 años de vigencia del Pacto de Bogotá, dos países lo abandonaron: El Salvador, en 1973, y, paradoja, Colombia, en 2013. Todo lo que pasa con Chile, se sabe, interesa en vistas a la demanda boliviana ante la CIJ de La Haya. Prudencia, recomiendan todos.El editor

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia