Animal Político

¿Por qué marchan los rentistas?

El movimiento sindical parece no comprender, en su totalidad, que la lucha de los jubilados es también para que los sindicatos demanden mejores condiciones de trabajo (para los trabajadores activos).

La Razón (Edición Impresa) / Rodolfo Eróstegui

00:01 / 21 de septiembre de 2014

Esa es una pregunta que nos tenemos que contestar. Intentaré hacerlo en las siguientes líneas. Si preguntamos a una persona seleccionada al azar, ¿por qué marchan los rentistas?, seguro que contestarán porque están pidiendo un bono de 3.000 bolivianos. Otra opción de respuesta puede ser porque quieren que se nivele el incremento de su renta en la misma proporción en que se aumentó a los trabajadores activos. Es probable también que se nos diga porque el Presidente ofreció recibirlo el 24 de octubre, es decir, después de más de un mes y no ahora y, como son viejitos, son un poco caprichosos.

Pero esas respuestas no contestan la intención con la que formulé la pregunta. El año pasado también marcharon, el anteaño igual. Es más, durante los últimos gobiernos los rentistas se manifestaron anualmente. Por ejemplo, son los inventores de la “alfombra humana”, se manifestaban porque había una “generación sándwich”. En fin, muchas causas son las que los motivan a volver cada año a realizar un sacrificio más en su vida. Si la misma pregunta se la hacemos a un especialista en el tema de pensiones, seguramente que nos explicará más de una de las causas por la que los jubilados marchan en las ciudades, en las carreteras y en casi todos los lugares cercanos; nos argumentará con cifras, datos, anécdotas y muchos otros argumentos a favor o en contra de los rentistas.

Los trabajadores, al llegar a la edad de jubilación, seguramente piensan que ingresarán a una etapa de su vida caracterizada por la tranquilidad, que vivirán rodeados de sus seres queridos, reunidos con sus amigos en un parque conversando sobre lo que fue su vida y lo que pudo haber sido. Sin embargo, esa esperanza se diluye cuando se entera cuánto es el monto que el sistema de jubilación le tiene asignado como renta. Los primeros años esta persona busca un nuevo trabajo para complementar su renta, luego cuando las fuerzas ya no le responden, le toca sobrevivir con el monto asignado por el sistema de pensiones como jubilación.

Ahora bien, en un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el sistema de pensiones, se señala que “cuando se habla de jubilación la mayoría de la gente piensa en cosechar la recompensa de toda una vida de trabajo. Sin embargo, la mayoría de la gente puede llevarse una terrible sorpresa al final de su carrera”, es más esta organización afirma que el 90% de los trabajadores en el mundo no podrá jubilarse con una pensión adecuada. En otras palabras, los trabajadores activos al pasar al estatus de pasivos tienen una expectativa de que vivirán con más tranquilidad y en condiciones dignas. Pero la sorpresa es que los ingresos como trabajador antiguo se reducen sustancialmente (en el mejor de los casos al 70% del salario cotizable para la jubilación). Además, el salario de las personas activas en el mercado de trabajo no es alto y, por lo tanto, una reducción mínima deja en una mala situación a los pasivos.

PRECARIEDAD. Lo que ocurre con la situación de los rentistas es la continuación de una vida laboral que se caracterizó por una clara precariedad laboral. Es decir, desde la implantación del Decreto 21060 se inició un proceso de pérdida de la calidad del trabajo. En la trayectoria laboral de las personas se encuentran periodos en los cuales pasan de una situación de trabajo a otra de desempleo, por lo tanto, son épocas en que los trabajadores no cotizan para su jubilación, pero también la irrupción del trabajo por tiempo definido, trabajo por cuenta propia, etcétera, no permiten que el trabajador pueda lograr una buena renta. Es decir, pasa de trabajador activo precario a rentista precario. Si en su vida activa el trabajador tenía que recurrir a la lucha en las calles, como rentista tiene que continuar su lucha por un mejor ingreso.

En otras palabras, el empleo digno caracterizado por oportunidades laborales bien remuneradas de acuerdo con las condiciones de reproducción de la fuerza de trabajo, con estabilidad y respeto a sus derechos, sin discriminación y con plena libertad de ingreso y retiro de su fuente de trabajo, con protección social de corto y largo plazo, adquiere una nueva dimensión.

Sin embargo, el movimiento sindical parece no comprender, en su totalidad, que la lucha de los jubilados es también para que los sindicatos demanden mejores condiciones de trabajo (para los trabajadores activos). Al parecer, al interior del sindicalismo no se tiene esa percepción, pues Juan Carlos Trujillo, máximo dirigente cobista, se trasladó hasta la localidad de Patacamaya para proponer que los rentistas declaren un cuarto intermedio en sus medidas, hasta el encuentro con el presidente Morales que se realizaría pasado el 20 de octubre y luego, por gestiones del dirigente de la COB, se adelantó para el 10 del presente. Al parecer, la lucha de los jubilados no es para que los reciban las máximas autoridades, la demanda concreta es que quieren tener rentas dignas.

Si bien los rentistas también se manifiestan contra los últimos gobiernos, debemos señalar que en algunas oportunidades eligen fechas de protesta que no son las más adecuadas. Impulsar sus marchas en plena campaña electoral hace confundir a la población porque piensan que están siendo utilizados por algún partido o frente que participa en las elecciones. Sin embargo, si no lo hacen en esta oportunidad, no serán escuchados por las autoridades nacionales. Hay un dicho popular que dice: en la guerra y en el amor todo se vale.

De esta manera la lucha anual de los jubilados parece estar justificada. Para que esto no ocurra en el mediano y largo plazo, se tiene que comenzar a dignificar el empleo de los trabajadores activos e incorporar ese 80% de los trabajadores de las micro y pequeñas empresas que no cotizan para su jubilación. De no hacerlo, el problema para los futuros gobiernos será mayor debido a que una gran parte de los trabajadores asalariados no está aportando para lograr una renta cuando pasen al sector pasivo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia