Animal Político

El modelo económico boliviano

Dentro de algunos años, en medio de este contexto turbulento, Bolivia, gracias a su modelo de desarrollo, será una de las economías más fuertes de la región, basado en un aparato productivo moderno, fuerte y diversificado.

La Razón (Edición Impresa) / Bernardo Corro  Barrientos / La Paz

00:00 / 25 de junio de 2017

En el foro económico “Desafíos y oportunidades para el desarrollo de Bolivia en el nuevo contexto mundial”, que el 11 de mayo organizó la Cámara Nacional de Industrias, participaron como panelistas economistas bolivianos de prestigio como el boliviano Enrique García, expresidente de CAF, Banco de Desarrollo de América Latina, y el ecuatoriano Augusto de la Torre, quien fue funcionario del Banco Mundial. El evento tuvo, obviamente, aspectos importantes.  

Los temas relevantes giraron alrededor de las políticas de desarrollo que Bolivia debería adoptar en los próximos años para evitar, tanto las turbulencias de los precios fluctuantes externos de las materias primas, como la dependencia estructural tradicional de la economía respecto de las actividades extractivistas como los minerales y los hidrocarburos. Con tal fin, el gobierno debería aplicar en general políticas tendientes a impulsar el desarrollo del sector empresarial e industrial, atraer la inversión extranjera y otras.

Curiosamente, en el evento no se habló sobre los aspectos más importantes del modelo económico que implementa actualmente el Gobierno. No se habló, por ejemplo, sobre por qué la economía boliviana crece a un ritmo superior al de los países vecinos y de América Latina desde hace varios años. En un evento de esta naturaleza, éste debería ser el tema principal de análisis.   

Tampoco se habló sobre los factores que contribuyen a este desempeño exitoso, tales como  las empresas públicas estratégicas. En un ambiente regional y mundial caracterizado por el estancamiento, el crecimiento reducido y la alta inflación, las empresas públicas se presentan en Bolivia como importantes motores del crecimiento. En otros países se optó más bien por eliminar estas empresas o reducir su papel, lo que determinó su escaso dinamismo.   En el modelo económico boliviano actual, las empresas públicas estratégicas se caracterizan por generar los recursos que luego son canalizados hacia el desarrollo, la diversificación y la modernización de los otros sectores productivos tales como la industria manufacturera, la agricultura, la minería, la infraestructura, los servicios, así como los sectores sociales más necesitados.   

Los participantes del foro tampoco analizaron la potencialidad del actual modelo de desarrollo para enfrentar exitosamente los cambios que se producen actualmente, tanto en la región latinoamericana como en el mundo. Dentro de algunos años, en medio de este contexto turbulento, Bolivia gracias a su modelo de desarrollo, será una de las economías más fuertes de la región, basado en un aparato productivo moderno, fuerte y diversificado.

Tampoco llamaron la atención los cambios impulsados actualmente por el Gobierno en materia de ciencia y de tecnología y de la ampliación y modernización de su infraestructura de transporte. Temas como el de la investigación nuclear, la industria del litio y del tren bioceánico, proyectos tecnológicos y económicos de gran proyección para el futuro, no significaban nada para los panelistas del foro. Estos proyectos constituyen en realidad palancas importantes para la articulación y el desarrollo de los diferentes sectores productivos, tales como la industria manufacturera privada, la agricultura, la agroindustria y otros.

El modelo actual no pretende depender indefinidamente de la explotación de los recursos naturales tradicionales sin transformación. Contrariamente a los modelos anteriores, Bolivia comenzó a transformar industrialmente estos recursos naturales para elaborar insumos intermedios como fertilizantes, —amoniaco y urea— plásticos y otros. También avanza a grandes pasos para producir electricidad a gran escala destinada al consumo de las diversas actividades productivas, domésticas y de servicios locales y para la exportación. En combinación con lo anterior, otro programa de gran importancia en las diferentes regiones del país es la provisión de agua destinada al consumo y para riego para grandes superficies y regiones. Este programa de agua tiende a convertir a grandes zonas rurales en importantes productoras de bienes agropecuarios, tanto para el consumo interno como para la exportación.

Un objetivo importante de medio y largo plazo de estos programas es la preparación de las condiciones para el desarrollo estructural y la modernización del sector industrial manufacturero y de servicio interno. Sin estas condiciones previas no es posible pensar en el desarrollo estructural de este importante sector y su transformación en un sector fuerte, moderno, dinámico e inserto en las grandes cadenas regionales e internacionales.

En combinación con lo anterior, el Gobierno aplica simultáneamente otras políticas que contribuyen al desarrollo sustentado del sector empresarial local, sobre todo del manufacturero, agropecuario y de servicios, de los sectores grandes, medios y chicos. Entre otros, la política de incremento de sueldos a los trabajadores impulsa el aumento de la capacidad adquisitiva de los trabajadores y de la población en general. Este aumento se traduce gradualmente en la ampliación estructural de un mercado ampliado y con mayor capacidad de consumo para los productores empresariales. Aquí se prepara simultáneamente un escenario más propicio para la inversión extranjera directa privada. Un mercado interno con escasa capacidad adquisitiva como el existente hasta el presente y tradicionalmente, no puede constituir un atractivo para la inversión ni nacional ni extranjera.

Finalmente, en medio de este conjunto de procesos de gran magnitud, se prepara también la construcción del tren bioceánico que unirá el océano Atlántico con el Pacífico. La vía interoceánica permitirá a las diferentes estructuras productivas y de servicios su articulación dinámica con los mercados, países y continentes más dinámicos del mundo.

  •  Bernardo Corro  Barrientos es economista del desarrollo

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia