Animal Político

El No, oportunidad para el pluralismo político

El triunfo del No puede ser una buena noticia, tanto para el frente derrotado, como para el triunfante si se lo mira como oportunidad para el pluralismo.

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar Agramont

00:06 / 14 de marzo de 2016

La victoria del No en el referéndum sobre la modificación constitucional que veta la repostulación de Evo Morales en 2019 abre camino, al menos como mensaje, al ejercicio del pluralismo político dentro de todas las organizaciones políticas bolivianas; es decir, dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS), pero también al interior de los frentes opositores.

Después de la victoria con mayoría absoluta del MAS en 2005, la configuración del Congreso le daría a la oposición la última ocasión en que tendría el control de una de las Cámaras (el Senado). En adelante, hasta hoy, todo sería para el MAS, que gobierna sin contrapesos porque así lo decidieron las votaciones de 2009 y 2014.

El No veta en específico la modificación para dos reelecciones consecutivas de Presidente y Vicepresidente, cualquiera que sean sus nombres, de acá al futuro; veta en particular la repostulación de Evo Morales y Álvaro García Linera; pero también manda un mensaje favorable a la renovación de liderazgos, cosa que en lo efectivo es poco común en la historia de la política boliviana, en la que los líderes de los partidos son los candidatos “naturales” y quienes deciden durante toda su vida.

Es en ese sentido que la politóloga María Teresa Zegada considera que la victoria del No es una “buena noticia” tanto para los frentes que defendieron la opción ganadora como para el perdedor, ya que se abre la posibilidad de que se reconstruya el pluralismo político.

“Es una oportunidad porque el hecho de que el monopolio de la representación se quiebre, que en este caso estaba muy afincada en el líder del MAS —y no tanto en el MAS—, da a los otros partidos la oportunidad de encaminarse a una posibilidad más real de reconstruir un pluralismo político, un sistema pluralista de representación política”, dice la académica.

No obstante,  esta oportunidad tendrá que construirse en los próximos años, ya que la composición de fuerzas de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) deja intacta la hegemonía del MAS y al sistema de partido predominante. El sociólogo Fernando Mayorga explica esto: “En la parte formal, el referéndum no cambia nada el sistema de partido predominante (MAS); el referéndum no afecta en nada la correlación de fuerzas en la Asamblea Legislativa. Los tres partidos opositores con representación parlamentaria no fueron protagonistas de la campaña, por lo que ninguno puede utilizarlo como elemento de persuasión para llamar a aglutinarse entorno a sí”.

En efecto, una tendencia en las redes sociales, cuyo volumen seguramente podría ser cuantificable, ha sido la que manifestaba que el No no era en absoluto un Sí a Samuel Doria Medina, ni a Jorge Quiroga, ni a Manfred Reyes Villa, ni a ningún otro político afín a ellos.

La politóloga Helena Argirakis pone el ejemplo de que se tiene un 51,3% de votos por el No y tendría que ser fragmentado en porciones para la derecha extrema, la moderada, para la oposición de izquierda e incluso para los votantes antisistémicos que no se identifican con ninguna de las anteriores opciones; entonces se tienen porcentajes más pequeños para cada uno de los frentes. Al otro lado, en el Sí, se tiene un 48,7% de votos exclusivamente del MAS...

Ya se dijo en pasados textos que la derrota del Sí no podía ser atribuida con especificidad a los partidos y grupos de oposición, sino más bien a acciones autónomas ciudadanas. Es por eso que sería positivo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) concluya el proceso de redacción de una nueva ley de partidos, organizaciones indígenas y ciudadanas, de modo que esas acciones autónomas logren canales institucionales que desemboquen en ese pluralismo político que, como nota Zegada, es un correlato natural de la diversidad del país en todos sus aspectos.

“Hay necesidad de crear la nueva ley de partidos y organizaciones políticas que permita a las organizaciones de los pueblos indígenas y a los ciudadanos ver otras formas alternativas de construir la política”, asegura Zegada.

La posibilidad de pluralismo, afirma, se abre a partir del No en el referéndum. “Creo que el sino (destino) de Bolivia va por esa vía; no hacia el bipartidismo, no se vislumbra sino un pluralismo político con la emergencia de distintas opciones que se han visibilizado en el ámbito regional, como por ejemplo Revilla o Demócratas que tienen espacios de poder locales, pero que podrían trascender. Por la diversidad de Bolivia pareciera que su sistema de representación tendría que tener ese carácter de pluralismo; en ese sentido, el No abre esa posibilidad. El Sí habría significado mantener este sistema de partido predominante que hubo desde hace 10 años, con escasas oportunidades de disputa por parte del resto”.

Pero la recomposición de un sistema de partidos distinto al del partido predominante de la actualidad resulta resbalosa tras la consideración de Mayorga, quien observa un “cato (parcela) opositor en reconfiguración evidente”. Es decir, que si los campos de la oposición tendrían una configuración ya definida, el proceso sería más sencillo.

Por lo demás, entre las fuerzas opositoras con representación parlamentaria, sigue la “convergencia negativa”; es decir, la actuación de los tres frentes en función de “debilitar al MAS” en la medida en que en la campaña apareció el tema de las denuncias que “no solo rozaban, sino desportillaban al Presidente”.

En conclusión, la oportunidad está ahí, aunque todo podría cambiar, como dice Mayorga, para la política en Bolivia.Tres años (la elección de 2019) son una eternidad. Tal vez, los líderes opositores más visibles que vienen participando infructuosamente en elecciones desde hace incluso 15 años podrían también leer el No como un llamado a la renovación de liderazgos en sus organizaciones, sin que ello signifique en absoluto una jubilación de la política, sino un paso a un costado y asumir otros roles.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia