Animal Político

Un plan que es parte de la Agenda 2025

Los programas del plan gubernamental de empleo buscan reducir la tasa de desempleo e incentivar la contratación de jóvenes profesionales.

La Razón (Edición Impresa) / Héctor Hinojosa Rodríguez es Ministro de Trabajo

00:00 / 28 de mayo de 2017

El actual programa de empleo no es un plan urgente, es parte del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 y de la Agenda Patriótica del Bicentenario 2025.

En el sector estatal, donde hemos establecido numerosas empresas públicas, se han creado hasta el momento 17.600 fuentes de empleo.

En el caso del sector de la construcción —que es uno de los rubros que impulsa la economía boliviana— también se crea cada año un número importante de empleos que se calcula fluctúa entre 300.000 y 400.000.

En ese contexto, se ha presentado el programa de empleo debido a que en los últimos años se ha incrementado la tasa de desempleo en el país. El aumento del indicador se debe a algunos fenómenos, entre ellos la sequía que ha afectado de manera importante a la producción de alimentos en nuestro territorio.

Por ejemplo, este año ha disminuido en 40% la producción de castaña y eso nos ha afectado pues Bolivia es el principal exportador del producto en el mercado internacional. Otro rubro que se ha visto afectado en 2016 fue el de la minería. Es en este sentido que el plan de empleo tiene el objetivo de reducir la tasa de desempleo.

Cabe aclarar que la tasa de desempleo de Bolivia es la más baja de América Latina, pero nosotros no estamos satisfechos con el índice. Por ello, el presidente Evo Morales ha establecido la necesidad de que se continúe trabajando en el tema y se disminuya la referida tasa.

El plan contempla programas de creación de empleo inmediato, de inserción laboral que es a mediano plazo, con el que se pretende crear 45.000 empleos con el empresariado privado.

También el plan incluye un programa de incentivo a la generación de empleos en contrataciones públicas, que proyecta generar 4.000 fuentes laborales, y el fondo para capital semilla que financiará 295 emprendimientos de microempresarios y nuevos técnicos y profesionales.

En definitiva, los programas del plan no son circunstanciales o temporales, ya que si bien tienen el propósito de reducir la tasa de desempleo, también buscan que éstos se consoliden en empleos seguros y estables. De esta manera, el programa de infraestructura urbana que estima crear 6.600 empleos consiste en la ejecución de proyectos de enlosetado y mejoramiento de infraestructura urbana en seis ciudades del país. Ese programa se iniciará en Oruro, Potosí, Sucre, Riberalta (Beni), Cobija (Pando) en las que se invertirá $us 5 millones en cada ciudad y en La Paz se invertirá $us 10 millones. El programa empezará en junio.

En el caso del programa de protección y habilitación de áreas productivas, se prevé generar 5.000 fuentes de trabajo desde noviembre. Con el programa, se ejecutarán obras de protección y habilitación de áreas productivas. Para ello, se construirán diques, obras de canalización de ríos y estabilización de suelos.

El programa de inserción laboral que generará 45.000 empleos con el sector privado busca incentivar la contratación de nuevo personal y jóvenes desocupados y profesionales en las empresas privadas.

Este esquema consta de tres modalidades. La primera consiste en que la empresa paga el salario mínimo de Bs 2.000 y el Estado cubre los beneficios sociales [los aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones y Caja de salud]. En el segundo esquema, la empresa paga el 70% del salario mínimo y el Estado cubre el 30% restante, más los beneficios sociales. En la tercera modalidad, la unidad productiva contratará a los jóvenes profesionales con un sueldo equivalente a Bs 4.000 y el Estado cubrirá los beneficios sociales. Este programa ha sido bien recibido por las empresas privadas, así como por las micro y pequeñas empresas.

Por su lado, el fondo de capital semilla, que se estableció con un aporte del 6% de las utilidades provenientes de la banca privada, será un programa permanente y otorgará créditos a micro y pequeñas empresas de reciente creación y a nuevos técnicos y profesionales que necesiten financiar sus emprendimientos. Se prevé que los préstamos financiarán unos 295 emprendimientos.

Este es un primer proceso y en la medida en que aumente el capital y genere mayores recursos se ampliará el número de beneficiarios. Para el acceso a dichos créditos, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas elabora su reglamentación.

Todos estos aspectos no surgen de la nada debido a que el Ministerio de Trabajo ha estado desarrollando el programa de apoyo al empleo y ha logrado que 19.000 trabajadores se inserten en el mercado laboral, de los cuales el 65% ya tiene una fuente laboral permanente. También se hicieron alianzas con el empresariado privado para concretar más empleos.

Las empresas están en diferentes situaciones, hay algunas que están buscando su equilibrio económico y otras que están en expansión, a las que se les brinda asistencia para la generación de nuevos empleos.

Ahora, con el plan gubernamental, si se crean nuevas empresas que generen fuentes de empleo se ofrecerá un mayor apoyo y el Estado también se compromete a capacitar a los trabajadores si fuera necesario.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia