Animal Político

Se prevé batir récord de asistencia

El voto en Bolivia es obligatorio, pero aun si no lo fuera, analistas aseguran que la gente es consciente  y acudiría a las urnas.

Info Padrón Electoral.

Info Padrón Electoral.

La Razón (Edición Impresa) / Elisa Medrano

00:06 / 12 de octubre de 2014

Un nuevo récord de asistencia de electores en las urnas, eso es lo que se prevé para hoy, es decir que se supere el 95% de participación de ciudadanos alcanzado en los comicios generales de 2009, según el reporte del Atlas Electoral de Bolivia. Ese índice de votantes se constituye en el más alto porcentaje logrado a la fecha en similar elección.

El presidente Evo Morales y los líderes políticos de oposición convocaron, en más de una ocasión, a que los bolivianos acudan hoy a las urnas para votar y así se pueda superar el índice de participación del electorado de los comicios pasados.

“Aunque no voten para el Evo, le pido al pueblo boliviano que vayan a votar el 12 de octubre, ¿por qué?, porque el pueblo boliviano es democrático. El 2009 ha participado el 94 por ciento en la elección”, afirmó el Mandatario el 8 de julio. Similar fue el criterio expresado por esta autoridad el 8 de septiembre en entrevista con ATB.

“Mi gran deseo, aunque no voten por el Evo, le pido al pueblo boliviano que vaya a votar el 12 de octubre. El pueblo boliviano es democrático. El año 2009 ha participado (el) 94 por ciento en las elecciones, la mayoría, por supuesto, votó por Evo”, había manifestado en esa oportunidad.

Si bien el Jefe del Estado hace referencia al 94% de ciudadanos que participaron de la jornada electoral de 2009, el vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Ramiro Paredes explica que el dato oficial es el que está contenido en el Atlas Electoral de Bolivia, es decir, 95%. Los analistas también opinan que hoy habrá una alta participación en las urnas, incluso mayor, como ocurrió en comicios pasados.

OFICIAL. Por ejemplo, en 1985, de acuerdo con el documento electoral, a las urnas asistió el 83% de pobladores habilitados para votar; en 1989 ese índice llegó a 80%; en 1993 fue de 72%; en 1997, 71%; en 2002, 72%; en 2005, 84%, y en 2009, 95%.

Paredes alega que no se puede comparar la participación que se espera para estos comicios con relación a la que hubo en las elecciones generales de 2009 porque la coyuntura es diferente y también hay distintas motivaciones y expectativas para que la población acuda. “En todo proceso electoral, la expectativa de todo organismo electoral es que acuda el 100% de las personas inscritas”, sostiene la autoridad electoral.

En su criterio, hay factores internos y externos que provocan que el ciudadano vaya o no a votar. Entre los factores externos mencionó, por ejemplo, eventos climáticos, como lluvias torrenciales, que impiden que la persona vaya al recinto electoral.

El sociólogo Franco Gamboa no prevé un índice elevado de abstención porque el voto en el país es obligatorio. “Todos estamos obligados, de otro modo vamos a ver afectadas nuestras actividades cotidianas, como transacciones bancarias, entre otros, porque no tendremos la cédula electoral”, manifiesta.

Según Gamboa, en otros países como Estados Unidos o Chile, donde el acudir a las urnas es voluntario, el nivel de abstinencia es mayor. “La tendencia es que cuando el voto es voluntario sube el abstencionismo porque (los ciudadanos) están hartos de la política y hay una elevada conciencia de crítica y de oposición a las élites partidarias”, asegura.

Señala que solo flexibilizando la obligatoriedad de acudir a las urnas se puede medir el comportamiento de la población boliviana respecto al compromiso y voluntad democrática que pueda tener para ir a votar.

“Entonces, todos aquellos realmente convencidos de participar en el proceso electoral por conciencia, por ideología, por convencimiento de proteger el sistema democrático van a ir, pero también se corre el riesgo de que haya un elevado abstencionismo”, expresa.

Entretanto, la analista en temas políticos Helena Algirakis también coincide en que la cantidad de votantes disminuye en la medida en que el voto es voluntario. Empero, a pesar de ello, menciona que si en el país la votación no fuera forzosa, la gente igual iría a emitir su voto y participaría porque está en constante evaluación, debate y análisis de su entorno.

“A pesar de que el voto no fuera obligatorio, yo creo que la gente sí iría a votar y participaría para definir y apoyar, en el caso de que vieran conveniente, a la continuidad de la estabilidad económica y de la estabilidad política”, expone.Jorge Komadina, también analista político, concuerda en que el nivel de participación de los electores disminuye en la medida en que el acto electoral es voluntario.

“Las experiencias en otros países que no tienen el sistema de voto obligatorio es que la asistencia electoral está muy por debajo del 50 por ciento, incluso, entonces seguramente las cosas serían muy diferentes, la participación sería menor”, sostiene. Precisamente, porque en Bolivia el voto es obligatorio, dice, se tiene una de las tasas de participación más altas de América Latina.

Sin embargo, en su criterio, si bien el voto es obligatorio, lo interesante del proceso electoral boliviano es que la gente que vota no lo hace en blanco o nulo, sino que la mayoría de los votos válidos implican tomar una posición con relación a un candidato, lo que es destacable.

La vocal Dina Chuquimia recordó que existe una sanción pecuniaria de Bs 400 para las personas que no acudan a votar. Asimismo, aseveró, hay restricciones en el sistema financiero y también en los trámites de migración que vayan a realizar los ciudadanos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia