Animal Político

‘No puede haber alianza coyuntural nunca más’ . Germán Antelo

Antelo asegura que, por la experiencia que ganó como político en CN, ya no deben haber alianzas coyunturales ‘nunca más’, sino pactos programáticos.

Germán Antelo.

Germán Antelo. Ángel Illanes.

La Razón / Luis Mealla Gutiérrez

00:02 / 17 de marzo de 2013

El senador por Convergencia Nacional (CN) y líder de la agrupación cruceña Nuevo Poder Ciudadano (NPC) revela que junto a otros líderes nacionales busca consolidar una nueva alternativa política para hacer frente al oficialismo en las elecciones generales de 2014. Reconoce no haber tenido la capacidad, con CN, de cambiar el rumbo y la aprobación de leyes en la Asamblea Legislativa, ya que su función opositora quedó limitada por los dos tercios que tiene el Movimiento Al Socialismo (MAS).

El senador por Convergencia Nacional (CN) Germán Antelo confirma que ahora trabaja en la consolidación de una nueva alianza política opositora para hacer frente al Movimiento Al Socialismo (MAS) en las elecciones generales de 2014. Esa “nueva alternativa” —como él la denomina—  busca generar un proyecto programático y ya no coyuntural como fue el caso de Convergencia, en la que encuentra diferencias internas y falta de coherencia.

Según dice, ese pacto se consolidará este año. Ya inició conversaciones con líderes políticos como Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo (MSM); Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional (UN); el gobernador cruceño, Rubén Costas, y políticos opositores de otras regiones. Su apuesta es complicada, considerando que pretende juntar líneas totalmente divergentes entre sí.

— ¿Cómo evalúa la labor de Convergencia hasta la fecha?

— Convergencia fue una alianza coyuntural, circunstancial, ante el resquebrajamiento de toda la institucionalidad política que existía hasta antes de las elecciones de 2009. Dijimos que había que generar una alternativa que fue Nuevo Poder Ciudadano (NPC) y nos sumamos a esta alianza que fue Convergencia Nacional, una alianza de varias corrientes políticas. 

— Sin embargo, ser minoría les ha generado limitaciones...

— Convergencia está cumpliendo su rol, nos eligieron para ser oposición a nivel político. No obstante, no hemos tenido capacidad para cambiar el rumbo y el manejo de las leyes, porque el MAS tiene dos tercios y nuestra función legislativa ha quedado limitada a la observación. Nuestras propuestas de ley muchas veces no han sido tomadas en cuenta por el MAS, pero hemos cumplido, pese a que hay hegemonía en el Legislativo de parte del oficialismo.

— La alianza para crear Convergencia trajo un quiebre, un alejamiento con Rubén Costas.

— En abril de 2010 fue la elección para alcalde y gobernador. Nosotros, como NPC, apoyamos para que el MAS no gane en Santa Cruz; pudimos haber presentado nuestros candidatos, pero no quisimos dispersar el voto y apoyamos a Percy Fernández y a Rubén Costas. Lastimosamente ese apoyo no fue retribuido cuando conformamos la alianza de Convergencia.

— Entonces, ¿no va más una relación con Rubén Costas?

— En política he aprendido, en es-tos tres años, que nunca hay que verse como enemigo, debes saber que las diferencias son ideológicas, son coyunturales y que puede haber, también, un momento para trabajar en objetivos grandes, democráticos y buscar la unidad del conjunto.

— ¿La última vez que lo vio?

— Nos vimos cuando intentaron defenestrarlo con la Ley de Autonomías y conversamos de lo que le conviene no sólo a Santa Cruz, sino a todo el país. Es probable que en las próximas semanas nos sentemos a conversar e  intentemos con él y con otros líderes del país algún recurso para que se respete la Constitución y si Evo Morales quiere habilitarse para una nueva candidatura, vaya a un referéndum. Creo que eso puede darnos la posibilidad de unidad entre varios líderes de oriente y occidente que pueden autocalificarse como de izquierda o de derecha, que peleemos por objetivos comunes. Ésa es una tarea que voy a intentar hacer buscando la unidad política del pueblo y de las organizaciones civiles.

— Por tanto, ¿es inminente un nuevo pacto político?

— Tenemos que generar una alternativa programática para los bolivianos, el país ya no va a optar por una derecha  ultraconservadora o una izquierda radical populista; el país va a tender hacia un centro, la derecha progresista y la izquierda democrática. Ese frente político va a ser la base y la nueva tendencia en Bolivia y América Latina.

— ¿Con quiénes conversó?

— Con Samuel, Juan, Rubén Costas, y otras autoridades de Pando, Beni y Tarija. Creo que si uno piensa en el país y no en el interés personal o sectario se puede enamorar a la gente y dar una interesante alternativa. Pero, por ahora, no hay nada consolidado con nadie. Hay que generar un programa mínimo, hablar de economía, empleo digno, salud, educación, seguridad social y estabilidad para el boliviano.

— Para las elecciones en la brigada parlamentaria cruceña hubo problemas internos en CN. ¿Esto no se repetirá en la nueva alianza política?

— Lastimosamente hubo un pequeño grupo de parlamentarios de Convergencia, junto a UN, que hizo retirar a la diputada Jessica Echeverría y quedamos sin quórum, y a partir de ahí fue imposible elegir a la directiva de la brigada.

— ¿Falta de acuerdo? ¿crisis?

— El diputado Rafael López fue el candidato electo y, a pesar de habernos comprometido a apoyarlo, creo que hubo una intencionalidad de que él no sea presidente.

— ¿Hay intereses particulares? ¿de quiénes?

— Desconozco cuáles son los intereses, pero, sin duda, han influido para no realizar la elección.

— ¿Parlamentarios de Convergencia contra sus similares? 

— No sé de quién son las ideas ni quiénes movieron esto, lo único que queda claro es que la diputada Echeverría se retiró, cualquiera sea el motivo, y no volvió. Luego se decidió suspender la sesión.

— Pero esto ya denota una crisis interna en Convergencia.

— Creo que no. No me extraña que hayan diferencias internas en Convergencia, porque no es un partido, es una alianza de muchas fuerzas de oposición, pero no responden a un solo mando y eso genera diferencias que no son insalvables y las hemos solucionado siempre a través del diálogo.

— Pero, preocupa que no se llegue a un objetivo común...

— Es preocupante, porque lógicamente esto demuestra falta de una coherencia, porque los cruceños esperaban que de esa reunión salga el representante político, el interlocutor entre las instituciones y la sociedad civil, y sea el vínculo con el Gobierno. Lastimosamente, ese objetivo no se ha cumplido y eso genera dudas, inseguridad y falta de credibilidad de parte de la población. Por la actitud de unos cuantos se desacreditan todos los parlamentarios, y eso es dañino.

— Le repito, ¿y esto no se replicará en la nueva alternativa?

— Lo que vinimos haciendo desde el año pasado es intentar hacer una plataforma democrática don- de generemos una alternativa programática al país. Por la experiencia en Convergencia, no pueden haber alianzas coyunturales nunca más. Debe haber alianzas programáticas, generar programas con ciertas afinidades ideológicas y plantearle al país una nueva alternativa para competir con el MAS.

— ¿Cómo lograr esa afinidad?

— Por ejemplo, en un río hay un barco azul que es el MAS y hay varias canoítas que son las agrupaciones dispersas; debemos juntar- nos todos y hacer otro barco, no en base al conductor ni al piloto, sino hacer un buen barco, resistente y con buen motor. Después veremos cuál es el mejor conductor para ese barco. Lastimosamente, hay mucha gente que cree ser el conductor; ése es un error, no podemos girar en torno a ellos.

— Hay opositores que no les cayó nada bien esa alianza...

— Ése es un error, sería lo peor encerrarse en un pequeño círculo y creer que uno es dueño de la verdad; es un craso error. Los partidos han fracasado por eso, porque giraban entre ellos y lo peor es rodearse de adulones o llunk’us. Uno debe juntarse con personas formadas, que conozcan la realidad de su región, de su comunidad, con gen- te de capacidad, de autocrítica y capaz de reconducir los procesos cuando están mal llevados. Si no, ahí comienza el caudillismo y el personalismo; intentar endiosar a alguien e imponer una sola visión, eso no debe repetirse nunca más.

— ¿Por qué Juan, si hace tiempo se lo criticó por aliarse con Evo?

— Creo que como no estamos aliados con nadie, intentar mantener  la confrontación es negativo para los bolivianos; hay que sentarse a conversar con todos los actores políticos. En el país hay gente del MAS que no está de acuerdo con las actitudes persecutorias y quisieran conducir el país respetando los derechos fundamentales y constitucionales.

Perfil

Nombre: Germán Antelo Vaca

Nació: 28-05-1949

Profesión: Médico neurocirujano

Cargo: Senador por Convergencia

Carrera

Nació en Montero y fue líder cívico en Santa Cruz, llegó a La Paz a inicios de 2010 luego de ser elegido senador por Convergencia. Lleva tres años y medio en la vida política. Vive solo en la sede de gobierno, ya que toda su familia radica en la capital oriental.

‘Todavía no pensamos en hablar de nuevos líderes’

— ¿Para el nuevo proyecto se convocará a masistas disidentes?

— Todos aquellos que crean en la democracia y que crean que están haciendo mal en su propio partido podrán ser parte del nuevo movimiento alternativo. Sería un craso error si uno no se sienta a conversar con esas personas o grupos democráticos que están dispersos en todo el país, con los que en algún momento nos confrontamos y nos vimos como enemigos. Si queremos avanzar en la línea amplia y participativa, debemos sentarnos con todos los que quieran un país democrático, donde se respete el pensamiento de la gente, la libertad de expresión, que se acepte el disenso y que tenga la capacidad de interpelar.

— ¿Juan podrá ser el candidato?

— No hemos hablado de candidatos, estamos construyendo un barco; todavía no pensamos en hablar de los nuevos líderes. Soy enemigo de los caudillos y quienes se creen dueños de la verdad, nunca he pensado en alguno de esos políticos para que sean los predestinados a conducir la nueva alternativa. Una vez se consolidado el proyecto, veremos entre todos quién es el o ella que nos ayude a conducir la alternativa, puede ser de oriente de occidente, del sur o el norte. Es posible que no seamos nosotros, sino nuevo cuadros; todo va a depender de las circunstancias.

— ¿Y Samuel Doria Medina?

— Hemos conversado con él y hasta ahora son acercamientos y conversaciones preliminares. En su momento tendremos que ver nuestras coincidencias, yo no creo que al final terminemos en un solo bloque; lo ideal sería tener una alternativa bien hecha y tener un candidato fuerte. Es posible que se presenten muchos candidatos, luego se irá a una especie de elección primaria y quedarán uno o dos, máximo tres candidaturas fuertes, que competirán con el partido que ahora maneja el poder.

— El MAS ha crecido en Santa Cruz, ¿cómo va a incidir el voto y la tendencia en esa región?

— Creo que tiene un núcleo duro del 30%, pero no creo que haya aumentado por todo lo que hizo; o se ha mantenido o ha disminuido. Son terribles las opiniones negativas contra el MAS en los barrios, hay una pérdida enorme de credibilidad porque no hay empleos, la gente está tan pobre como antes, han perdido la fe y el MAS sabe que sin Santa Cruz no tienen futuro. En esta región hay otra realidad histórica y si el MAS no la reconoce, va a perder.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia