Animal Político

‘Se puede cambiar la Constitución para dar mar’. Roxana Miranda

Asegura tener el respaldo de 23 organizaciones sociales locales y nacionales para llevar adelante su proyecto político, con miras a las elecciones de 2013.

Roxana MIranda.

Roxana MIranda.

La Razón / Luis Mealla Gutiérrez

00:02 / 31 de marzo de 2013

La presidenta del Partido Igualdad (PI) y candidata a la presidencia de Chile asegura que es posible cambiar la Carta Magna de su país para ceder mar con soberanía a Bolivia. Ese planteamiento está en su oferta  electoral y asegura tener el respaldo de las organizaciones sociales, sectores proletarios, además de estudiantes chilenos para lograr llegar al Ejecutivo en los comicios previstos para noviembre de 2013. Ahora elabora    dos planes, uno para dar un enclave y otro un puerto con soberanía tripartito.

Comenzó desde el colegio a ejercer el liderazgo como dirigente estudiantil para luego hacerse cargo de la junta de vecinos de su natal San Bernardo, comuna de Santiago de Chile. Tras varios intentos fallidos, Roxana Miranda decidió en 2004 ingresar en la política al fundar el Partido Igualdad (PI), de la “izquierda real”. En enero de 2013 las 23 organizaciones de alcance local y nacional, que componen este frente político, la proclamaron candidata presidencial para las elecciones generales previstas para noviembre.

Entre sus propuestas plantea cambiar la Constitución Política de Chile con el objetivo de que su país otorgue a Bolivia acceso soberano al mar. En los comicios, medirá fuerzas con Andrés Allamand, de la Coalición por el Cambio (de la línea del actual presidente Sebastián Piñera), y con Michelle Bachelet, la candidata de la Concertación de Partidos por la Democracia, que une a cuatro partidos socialistas chilenos y que lidera las encuestas de preferencia. Miranda se declara independiente y dice que no cree en las encuestas, y que ninguno de los otros candidatos refundará su país, como prevé en su plan de gobierno, en el que manifiesta el abierto apoyo a la demanda judicial que inició Bolivia en busca de soberanía.

— ¿Existe respaldo en Chile sobre la demanda judicial ante La Haya que anunció Bolivia?

— Hay mucho respaldo de las organizaciones sociales, de varios movimientos laborales sobre la iniciativa del presidente Evo Morales. La tozudez del Gobierno chileno es muy distinta a lo que piensa el pueblo y al convencimiento de que es factible la salida soberana al mar para Bolivia.

— ¿De qué movimientos y organizaciones hablamos?

— En el Partido Igualdad hay 23 organizaciones de movimientos sociales, tanto estudiantiles como de trabajadores, que respaldan esta propuesta. Pero existen otras organizaciones que no son del partido que apoyan la iniciativa de una salida al mar. Tuvimos contacto con compañeros de Arica, donde nos hicieron propuestas que están siendo trabajadas con las organizaciones sociales en el marco de la candidatura para ser gobierno. Una propuesta es un enclave portuario y la otra es un puerto con soberanía de los tres países, Perú Chile y Bolivia.

— ¿Un puerto tripartito?

— Exacto, podría ser un puerto tripartido. Es una propuesta que podría darse en algún sector de Arica, donde se junta Perú y Chile, para incluir a Bolivia, en el entendido  de que quien le quita el derecho al mar es Chile. Nosotros tenemos claro que todo ese sector le pertenecía a Bolivia. Sería un puerto compartido, pero son ideas que se están trabajando desde acá y sería interesante que juntáramos a especialistas de Bolivia y Chile para trabajar. Veamos la voluntad del pueblo chileno; si contamos con la voluntad del pueblo boliviano, estoy segura de que las cosas serían tan distintas.

Queremos revertir las disputas, somos hermanos y lamentablemente las autoridades que nos han representado velaron sólo por sus intereses y fueron los principales impulsores del capitalismo; son los que nos ponen trabas a este reencuentro.

— ¿Cómo nace esa iniciativa?

— Siempre celebramos las iniciativas del mandatario Morales. Mi candidatura en Chile era un poco el reflejo de lo que ha sido la candidatura del presidente Evo, un dirigente que ha llegado a ser gobernante, y aquí se está impulsando una dirigente social, y esto es un desafío, tomando como ejemplo la experiencia que hubo y hay en Bolivia.

— ¿Un enclave portuario?

— Hay un sector que une Perú y Chile, y en esa conjunción se podría hacer este enclave portuario, incluyendo a Bolivia, donde los tres países tendrían un puerto para hacer un comercio conjunto. Incluso ya lo estuvimos dibujando con entendidos en el tema y es factible hacerlo.

— Pero esto implica una revolución legislativa, incluso una modificación constitucional

— El Presidente de la República tiene la potestad de llamar a un plebiscito para cambiar la Constitución. La actual Carta Magna hecha por (Augusto) Pinochet nos perjudicó mucho, sobre todo en la privatización, en cómo se ha entregado Chile al empresariado. Hace mucho tiempo las organizaciones de mi país estamos exigiendo este cambio. Tuvimos 20 años de concertación y nunca un presidente llamó a un plebiscito; gracias a la Constitución actual las autoridades privatizaron el mar y se lo dieron a las cinco familias más ricas de Chile.

— ¿Cómo se daría este proceso?

— Ante ese escenario queremos llamar a un plebiscito para que toda la población participe en la modificación y en resolver muchos temas. También se puede cambiar la Constitución para dar una salida al mar para Bolivia, porque la sintonía que tiene la gente con esta posibilidad es muy distinta a lo que los gobiernos están hablando hoy en día.

— ¿La demanda de Bolivia ante La Haya fue la mejor opción?

— No sé si fue la mejor opción, pero cualquier alternativa que tome Bolivia para tratar de recuperar soberanía es viable, es posible y está en su pleno derecho de hacer todas las gestiones que correspondan para lograr ese derecho. Soy católica y si vemos en lo espiritual, si Dios nos dio el mar, la tierra, la cordillera, los campos, ¿por qué tienen que venir empresarios a arrebatarnos lo que Dios nos dejó para el disfrute de todas las familias del mundo?

— Un planteamiento extremo  o revolucionario

— En Chile la depredación de los recursos naturales es tan grave que le están quitando el alimento a los niños que ni han nacido aún. Por eso somos radicales en las propuestas que impulsamos; tenemos que refundar el Estado porque lamentablemente muchos recursos naturales han sido privatizados por empresarios que vendieron nuestro territorio a extranjeros. Hay que refundar para recuperar y estamos en ese camino, por eso las organizaciones que tenemos la conciencia de ese daño impulsamos una nueva política.

— En la actual coyuntura política y electoral, ¿Bolivia puede lograr algo en La Haya?

— No sé si se va a lograr algo, lo que sí sé es que es importantísimo el paso que se está dando en La Haya, porque están dando la posibilidad de discutir el tema. A lo mejor, si Evo no hubiera hecho eso, todos estuviéramos callados y nadie estaría hablando del tema. En ese sentido, creo que ya se  ha ganado, porque hoy es un tema que está en el tapete y todo el mundo está hablando y opinando respecto a la salida del mar para Bolivia. Es un paso favorable, y si ahí se gana o se pierde, dependerá mucho de las voluntades y la argumentación legal que permitirá el avance de la demanda.

— ¿Cuánta incidencia tiene  la demanda en la comunidad chilena?

— Tiene incidencia en la gente más consciente, es tanto el daño que se ha hecho con el enclaustramiento y también tanta la inconsciencia de los gobernantes chilenos. Actualmente está en vigencia la Ley Longueira (ministro de Economía), que privatiza el mar y la gente está consciente de ese daño. Según especialistas, por culpa de esa norma, queda pescado sólo para tres años más. Esa ley fomentó la depredación de peces, se está aspirando el mar sin discriminar a los peces en peligro de extinción. Por eso hay que sensibilizar al pueblo chileno y tener solidaridad con los países vecinos.

— ¿Cuál es la principal necesidad del pueblo chileno?

— Por el tema del gas, a nosotros nos cobran mucho por la educación, vivienda y la salud, con intereses altísimos. Si como países hermanos Chile le da salida soberana y Bolivia permite, a precios económicos, que nuestras familias tengan gas y puedan satisfacer sus necesidades, la vida sería distinta y así lograríamos una sociedad igualitaria, donde los países del mundo compartan su riqueza y no sólo se haga negocios para empobrecer a los pueblos.

— Entonces, se debe retomar la propuesta “gas por mar”

— Sí,  sería una excelente iniciativa. En este caso, lo que hay que hacer es sentarse a dialogar; los pueblos hermanos podemos pensar en una solución para este conflicto, pero esa solución va a ser posible con el beneplácito de los hermanos bolivianos; tenemos que ver cómo mejoramos la calidad de vida tanto para Bolivia como para Perú y Chile, los países que somos limítrofes.

Perfil

Nombre: Roxana Miranda Meneses

Nació: 24-04-1967

Oficio: Modista

Cargo: Presidenta del Partido Igualdad (PI)

Labor

Es separada y tiene cuatro hijos. Se gana la vida como modista y desde muy joven fue activista participando como dirigente estudiantil y luego en la dirigencia de juntas vecinales en la comuna de San Bernardo (Santiago), su lugar natal. En 2004 ingresó a la política y ahora es candidata presidencial para los comicios  de este año.

‘Empresarios y transnacionales impiden diálogo Chile-Bolivia’

— ¿Qué impide el diálogo entre ambos países para resolver la controversia marítima?

— Los empresarios, las transnacionales y las actuales autoridades impiden el diálogo Bolivia-Chile con esa estupidez de hacer tremendos negocios privatizando el mar, perjudicando y empobreciendo a los chilenos. Ellos ponen las trabas para dar la salida al mar para Bolivia, sin embargo  el pueblo tiene otra conciencia sobre este problema.

— ¿Cómo está en las encuestas?

— El camino ha sido difícil porque en Chile nunca se ha dado la posibilidad de que la gente común y corriente impulsara una candidatura; esto es históricos. Entonces, hay muchos prejuicios de cómo una pobladora, una dirigente social, pueda ser presidenta de Chile. Pedimos a los intelectuales, a los profesionales que por dinastías han gobernado, que se pongan al servicio de este proceso y del pueblo. Somos capaces de resolver las problemáticas del pueblo chileno porque conocemos su realidad.

— ¿Hay respaldo electoral?

— Estamos llamando a una convergencia de la “izquierda real” en Chile,  no vamos a hacer pacto con la Concertación ni la derecha, principales responsables de la capitalización que empobreció al pueblo. Las alianzas son con los pueblos, organizaciones  y la gente que quiere una nueva sociedad. Sabemos que no es fácil, hemos sido vetados por la prensa chilena, que no nos dio la posibilidad de ser publicitados, pero estamos trabajando desde abajo, desde las bases. 

— ¿Conoce a Sebastián Piñera?

—  No, pero él aplicó su política represiva contra mi persona. Fui enjuiciada luego que denuncié irregularidades  de un alcalde en la comuna El Parral y además fui acusada por injurias y calumnias. Luego el proceso se revirtió y no entré a la cárcel. Sólo lo conozco en fotos y por la mano represiva que tiene para las organizaciones y para los hermanos mapuches.

— ¿Conoce a Evo Morales?

—  Para mí sería un verdadero honor conocerlo. Intenté hacerlo en el encuentro de los pueblos, pero no se pudo; espero pronto poder compartirle las propuestas y hacerle saber la voluntad que se tiene para cambiar la realidad.

— ¿Conoce a Camila Vallejos?

—  Es una dirigente que postula a una diputación por el Partido Comunista; ella apoyó a Bolivia por el tema marítimo, pero lo malo es que su partido se alió con Concertación y eso no es buena señal.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia