Animal Político

La radio, vigente y con futuro

La radio es y ha sido un medio democratizador de la palabra

La Razón (Edición Impresa) / José Luis Aguirre es comunicador

07:00 / 25 de julio de 2018

La presencia de la radio estuvo marcada desde su inicio por su acompañamiento estrecho a la dinámica social, histórica y cultural del pueblo boliviano. Ha sido pionera en la introducción de formas de hacer radio, las que décadas después aparecerían como propuestas teóricas innovadoras para la comunicación social. La radio es y ha sido un medio democratizador de la palabra y esta cualidad tiene como elemento determinante el carácter oral de la sociedad boliviana. En este país la presencia de la radio como medio de difusión masiva encuentra condiciones que la favorecen frente a otros medios tradicionales y hasta los de la más reciente tecnología. 

Entre las pioneras se refiere que el 29 de septiembre de 1928 se pondría en funcionamiento la primera emisora instalada en Sucre, Radio Chuquisaca, una empresa particular de José Camacho Balcázar.

Pero fue el sábado 2 de marzo de 1929, que el periódico La Razón de ese entonces entre las noticias de su portada titulara: “Esta tarde se inaugura la Broadcasting. Hablarán el Presidente de la República y un Ministro”. Este fue el primer anuncio público de la apertura de una emisora de radio y que funcionaría en la ciudad de La Paz; relata el periódico que para la escucha de estas emisiones se había instalado altoparlantes en espacios de concentración pública donde deberían acudir los interesados en participar de un programa especial que se iniciaría a las 17.30. Este era el caso de la segunda emisora del país, Radio Nacional de Bolivia, una iniciativa privada de los hermanos Costas Salmón.

La década de los treinta fue la del surgimiento de la radio comercial boliviana y allí se inscribe la estación que sería el sello de la bolivianidad, Radio Illimani, creada en La Paz como iniciativa privada en 1933. La particularidad de este medio sería su alcance internacional. En curso la Guerra del Chaco, este medio se convertiría en actor de primera línea en la difusión de la defensa nacional, pasando a propiedad gubernamental en 1937. En esa misma generación de emisoras pioneras en La Paz figuran Radio La Paz, Radio El Norte, Radio Kosmos, Radio América y Radio Agustín Aspiazu, Radio Cultura, Radio Amauta, Radio El Cóndor siguiendo Radio Municipal, Radio Patria y Radio Norte, entre otras. La década posterior abre paso a la figura de la propiedad gremial o colectiva de estaciones de radio inscribiendo casos como Radio El Cóndor, “la voz de los ferroviarios” aparecida en 1940. Siguiendo este carácter se abre la historia de radios mineras con Radio La Voz del Minero, que operó en Siglo XX desde 1947, siendo de propiedad de la FSTMB, y Radio Sucre, en Cancañiri, próxima al centro minero de Catavi en el mismo año. En los cincuenta aparecen Radio La Noche, Radio Bolívar, Radio Kollasuyo, Radio Rural y Emisoras Unidas.

La radio en Bolivia tiene múltiples facetas, todas ligadas a una profunda comprensión de valor estratégico de la circulación de la palabra. Se fortaleció con la presencia de las lenguas nativas, esfuerzo de locutores de origen aymara y quechua, pero que desde espacios de madrugada mostraron que el medio podía acompañar sobre todo a audiencias que se sentían por primera vez atendidas por un medio de difusión y desde su lengua y cultura. Destacan casos de emisoras que promueven la lengua nativa como Radio Nacional de Bolivia, Radio Splendid, Radio Méndez Agricultura, Radio La Cruz del Sur y Radio Emisoras Unidas.

Otro hito en 1967 lo marca la articulación de la mayor red de emisoras de corte educativo que da origen a la asociación Educación Radiofónica de Bolivia, la Red Erbol, su trascendencia hasta hoy se dirige a ofrecer desde la radio oportunidades de formación educativa y de servicios informativos y de evangelización.

El carácter alternativo del uso de la radio en Bolivia y que marcó un hito en la historia mundial de la comunicación, lo que abrieron en los 40 las radios mineras de propiedad de los sindicatos, dio origen a otras experiencias de propiedad colectiva, como las emisoras obrero-sindicales Radio Continental, Radio Excelsior y Radio Progreso.

La presencia de emisoras marcadamente informativas, sobre todo en los años sesenta y setenta, más el uso del espectro de la frecuencia modulada hacen otro fundamental aporte para la historia de la radio; allí se ubican Radio Nueva América, Radio Altiplano, Radio Panamericana, Radio Cristal, Radio Fides, Radio Metropolitana, entre otras, que asumen la misma identidad de la labor radiofónica boliviana.

Pero la experiencia referente de la alternatividad comunicacional la marcan a fines de los setenta las emisoras de carácter campesino, como Radio Bolivia en Oruro, o Radio Sukaj Mallku, en Payoco, provincia Carangas del mismo departamento; Radio Mallcu Kiririya y Radio Yura en Potosí. Estas estaciones son el germen de las llamadas radios comunitarias, que aparecen desde fines de los setenta y proliferan en los ochenta, siendo jurídicamente consideradas como ilegales hasta que el Decreto 27489 de 14 de mayo de 2004, por primera vez en las normas de telecomunicaciones, incorpora el Reglamento de la Radiodifusión Comunitaria, reconociendo estas experiencias, tanto personales como colectivas de uso del medio para fines de información, uso de lenguas nativas, u oferta de contenidos educativos y de servicio a la comunidad. Hoy la Ley 164, Ley General de Telecomunicaciones, Tecnologías de Información y Comunicación y en concordancia con la Constitución diversifica el uso del espectro radioeléctrico bajo cuatro figuras: Estado, hasta 33%; Comercial, hasta 33%; Social comunitario, hasta 17%; Pueblos indígena originario campesinos y comunidades interculturales y afrobolivianas, hasta 17%. (Ley 164. Art. 10)

En Bolivia, constitucionalmente está reconocido el derecho a la comunicación e información, pero el fomento del acceso equitativo, participación democrática y de reconocimiento de los intereses plurales en el uso del espectro de la radiodifusión es algo todavía pendiente, además de garantizar la seguridad jurídica de emisoras que se consideran emblemas de la comunicación como son las estaciones mineras, las que hasta hoy en una gran mayoría no cuentan con el saneamiento correspondiente para el uso de sus frecuencias, a pesar de haber contribuido con su trabajo a recuperar la misma democracia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia