Animal Político

Y rasguña al Paredes o el cinismo ‘Beso a beso’

A estas alturas hay políticos —la definición más cercana para el vocal Ramiro Paredes— que hacen honor al expresidente prófugo Gonzalo Sánchez de Lozada, quien decía que sus años en la política le dejaron cuero de anta, para aguantar e incluso ignorar críticas.

La Razón (Edición Impresa) / Eduardo Chávez Ballón / La Paz

00:02 / 24 de mayo de 2015

Fanáticos de Sui Generis no se enfurezcan, no cambié el título de ese himno setentero, intento referirme a la última gracia del Tribuna Supremo Electoral (TSE); esta vez no hay una voz cantante sino pies bailantes, los del vocal Ramiro Paredes, quien en su defensa solo apeló a su voz para ensayar respuestas que confirman que es mejor con los pies. Salvo que asumamos la victoria irrefutable del cinismo.

Hay actitudes que son difíciles de comprender y explicaciones que aún son imposibles de entender. A estas alturas hay políticos —la definición más cercana para el vocal Ramiro Paredes— que hacen honor al expresidente prófugo Gonzalo Sánchez de Lozada, quien decía que sus años en la política le dejaron cuero de anta, para aguantar e incluso ignorar críticas.

De Ramiro Paredes se supo que 17 días antes de las subnacionales, el 12 de marzo, celebró su cumpleaños con simpatizantes del MAS. Él dice que no se dio cuenta de que era un acto político, pese a que la mayoría de los asistentes vestían de azul y negro. ¿O pensó que se trataba de hinchas del Inter de Milán? A la hora del cambio de parejas no recordó que es vocal del TSE. Poéticamente, él dice que vio seres humanos. Es como si un miembro de la prestigiosa dinastía Ortubé hubiera celebrado su cumpleaños, horas antes de un clásico, con la Ultra Sur o la Vieja Escuela.

Cabe preguntar qué hubiera ocurrido si los colores eran otros. Ramiro Paredes no solo habría sido defenestrado de su cargo sino que algún ministro habría salido a la palestra a revelar alguna enfermedad o magnificar algún pecadillo del pasado del bailarín.

A manera de crítica, una altísima autoridad del Órgano Legislativo decía: “La esposa del intendente no solo tiene que ser la esposa del intendente, sino que tiene que parecer la esposa del intendente”, sin duda una cita criolla de Plutarco —el historiador y filósofo griego que reflexionó sobre la moral—, quien escribió: Mulier Caesaris non fit suspecta etiam suspicione vacare debet (La mujer del César no solo ha de ser honrada sino parecerlo).

A Ramiro Paredes no se lo contrató por ser humano, sino para que haga de árbitro imparcial. Total, para él no fue ni un rasguño y seguramente seguirá contoneándose Beso a beso con cualquier ser humano, sea éste del MAS o del Inter de Milán.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia