Animal Político

Un suplemento de ‘lectura serena’

El suplemento Animal Político durante varios años se ha convertido en un vehículo de expresión democrática, independientemente de los contextos sociopolíticos y la vehemencia de los hechos.

La Razón (Edición Impresa) / María Teresa Zegada, Reymi Ferreira

00:01 / 13 de abril de 2014

Democracia, libertad de expresión y contenido político

La dinámica sociopolítica en Bolivia es intensa y multifacética. Particularmente durante las últimas décadas ha estado plagada de transformaciones, tanto estructurales como coyunturales que marcan el derrotero de un momento histórico que no termina de plasmarse en la realidad, o en otras palabras, que todavía muestra grandes distancias entre el horizonte propuesto y el correlato de los hechos.

En un contexto con estas características, realizar un seguimiento que trascienda la mera información o descripción de los acontecimientos no es tarea fácil, más aún, si se pretende buscar un equilibrio entre las distintas posiciones discursivas, que por la naturaleza de la política, surgen polemizando y disputando el sentido de la historia. En el fondo, ésa es la clave del ejercicio de la democracia, pues, más allá de la perspectiva teórica de la cual uno parta para entender y abordar la democracia, ésta contiene  principios y valores que por su carácter universal y vinculado con el respeto a los derechos, son irrenunciables; entre ellos están, sin duda, el derecho a la palabra, el  pluralismo y la libertad de expresión.

¿Por qué estas consideraciones? Porque la posibilidad de poner en manos de los lectores este conjunto de elementos para leer la realidad, es indudablemente invalorable.

La combinación entre contenidos  de actualidad, que despierten el interés de parte de quien tiene en sus manos un material periodístico, junto a una voz crítica que establezca el contenido político o hilo conductor de los hechos, y al mismo tiempo, proporcione la voz de los propios actores involucrados, y distintas miradas desde la sociedad, ya sea de especialistas o ciudadanos comunes, ayuda a encontrar este difícil resultado.

El suplemento Animal Político durante varios años viene forjando este objetivo, y se ha convertido en un vehículo de expresión democrática independientemente de los contextos sociopolíticos y la vehemencia de los hechos;  en él dialogan de manera ágil y certera: forma y contenido en una realidad cambiante, confrontada y, a veces, inasible. Los desafíos son permanentes.

Ello explica la larga vida pasada de este suplemento, y la mucho más larga aún que le espera en el futuro.

Animal Político, un suplemento necesario

A lo largo de tres años de circulación, el suplemento Animal Político se ha convertido en un espacio necesario para la reflexión y el debate  político. Estructurado sobre la base del pluralismo con su característica “Cara” y “Sello” en el que se analizan temas de fondo desde dos o más perspectivas generalmente divergentes, Animal Político ha creado para los lectores un foro democrático, libre y participativo, en el que se dialoga con altura. 

Además de “Chivo expiatorio”, “Buscados”, “Fronteras” y otros segmentos que constituyen la identidad del suplemento, existen otros espacios  que permiten una discusión abierta y franca de la realidad política nacional e internacional.

Mientras en los días laborales La Razón informa sobre política, el fin de semana, el suplemento profundiza con detenimiento y detalle sobre los temas de la coyuntura, en el contexto dominical en el que se puede disfrutar de la lectura serena y no apresurada del quehacer político.  Un elemento que destaco en Animal Político es que ha tratado de ser equilibrado en términos de orientación e inclinación política, guardando saludable distancia de las posiciones encontradas, aunque dando cabida a todas ellas. El equilibrio de colaboradores y entrevistados en materia de género y región es una característica que personalmente valoro.  En las páginas tienen espacio autores, políticos o articulistas de las regiones del país, evitando un sesgo centralista del análisis político, que en el pasado hacía que el interés por los periódicos publicados en la sede de gobierno, no tenga gran acogida en otros departamentos.

El éxito de Animal Político se debe al profesionalismo, ecuanimidad y a la calidad del equipo responsable que ha logrado en el lapso de tres años un producto periodístico que supera lo superficial del análisis sobre la política, sin caer en los pesados y engorrosos textos que  —como decía el escritor uruguayo Eduardo Galeano— pasan por falsa erudición y solo oscurecen la transmisión de las ideas. 

Mantener la veracidad, la ecuanimidad y el compromiso de contribuir a informar, no es tarea fácil, pero es una tarea posible, el suplemento Animal Político es una muestra de ello.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia