Animal Político

‘Estamos a tiempo de elegir’... informados

Debate, debate, que algo queda... puede ser una de las formas de definir la propuesta televisiva ‘Estamos a tiempo de elegir’ que en alianza empezaron la semana que concluye La Razón, el Instituto Prisma y Cadena A.

La Razón (Edición Impresa) / Iván Bustillos Zamorano es periodista de La Razón

00:00 / 08 de marzo de 2015

La semana que concluye arrancó el programa de información y debate político electoral “Estamos a tiempo de elegir”, emprendimiento televisivo de La Razón en alianza con el Instituto Prisma y la red de televisión Cadena A.

Empezó con un llamado de atención a los organizadores ‘operativos’ de los comicios, los tribunales electorales departamentales. Fue la propia presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilma Velasco, quien hizo la advertencia sobre la demora que se está teniendo en los departamentos en lo relativo a la información a la ciudadanía sobre el proceso de votación.

“No voy a negar que están demorando los tribunales departamentales en salir e informar a la ciudadanía. Hemos hecho un trabajo in situ en los departamentos y vimos la lentitud en los procesos de contratación”, admitió Velasco el lunes 2 en el “Estamos a tiempo de elegir” inaugural.

En la medida en que las elecciones subnacionales del 29 de marzo serán para renovar el poder local y regional y departamental, su complejidad es mayúscula con relación a los comicios nacionales del 12 de octubre de 2014: se prevé el uso de al menos 490 tipos de papeleta; en todo el país, el ciudadano deberá sufragar con dos papeletas: una para elegir alcalde y concejales (de manera independiente, en dos franjas); y otra para votar por gobernador y asambleístas departamentales, estos últimos divididos a su vez por población y por territorio. Tarija es un caso especial: allí además se elegirán asambleístas regionales.

Elegir alcaldes, concejales, gobernadores y asambleístas por población, territorio y a regionales (Tarija) por separado (con casillas diferentes) da la posibilidad de lo que se ha venido en llamar el “voto en línea” vertical (arriba y abajo el mismo partido) y el “voto cruzado” (diferente arriba y abajo). En el fondo, el que, con signo opositor u oficialista, se imponga el voto partidario (en línea) o el voto por el liderazgo local, ‘personalizado’ (cruzado). Esta es una de las mayores tensiones y complejidades de las elecciones subnacionales; y el tema es que el elector la resuelva informado, eligiendo en rigor.

La presidenta Velasco afirmó que en caso de que la situación de escasa información en los departamentos no se revierta, la “Sala Plena (del TSE) tomará las medidas correspondientes”.

ENCUESTAS. La segunda “pepa” periodística que se logró en “Estamos a tiempo de elegir” sin duda fue la admisión del Movimiento Al Socialismo (MAS), en voz del candidato a concejal Sebastián Michel, de que el partido gubernamental también lleva a cabo encuestas de intención de voto, cuando en reiteradas oportunidades sus dirigentes señalaron su desconfianza de este medio de levantamiento de información.

Mayor fue la sorpresa cuando Michel reconoció que en las encuestas masistas el candidato a la Alcaldía por la agrupación Soberanía y Libertad (Sol.bo), Luis Revilla, aventajaba al postulante del MAS, Guillermo Mendoza, por nueve puntos: “en magnitudes diferentes, pero coincidentes con las nuestras (encuestas).

En la nuestra nos dan nueve puntos por debajo, creemos que en este mes tenemos que dar un viraje importante en la campaña”, afirmó Michel en el programa del martes 3. Aquí ya hay contradicción: a fines de febrero, a propósito de una encuesta de Equipos Mori, que daba ganador a Luis Revilla, el candidato a concejal por el MAS Jorge Silva dijo al diario Página Siete que además de serles indiferente dicho resultado (“no nos preocupa, ni emociona, ni entristece”), ellos tenían sus “propios datos” que más bien daban el triunfo a Mendoza: “según nuestros datos, un 40% votará por el MAS, el otro 40% por los candidatos de oposición; en ese sentido, la campaña será dirigida a ese 20% de indecisos”, dijo Silva al diario colega el 28 de febrero. 

Ya en el plano del análisis de la coyuntura electoral, el martes 3, tanto la politóloga Moira Zuazo como el experto en descentralización Diego Ayo coincidieron en que lo local y departamental aún no logran ser el espacio idóneo para el gobernante MAS. El MAS, pese a que en gran medida nació de la política local, en los municipios, ahora esta suerte de memoria de origen un poco como que se diluye, destaca Zuazo. Para Ayo, en tanto, si hay una falencia del partido de gobierno es que “no ha urbanizado a su electorado”, no ha ganado adeptos en las grandes ciudades.

Una vez que el “Estamos a tiempo de elegir” del miércoles 4 estuvo dedicado casi por completo a la problemática de género con relación a las elecciones subnacionales del 29 de marzo, la primera importante precisión en el tema la hizo Mónica Bayá, representante de la Comunidad de Derechos Humanos:

Persiste la minoría de las mujeres en las candidaturas a gobernaciones: de 43 candidatos a las gobernaciones departamentales en el país, apenas cuatro son mujeres, lo que representa el 9% de las postulaciones. “Un fenómeno que va a suceder en estas elecciones es una participación reducida de las mujeres a nivel de gobernaciones; eso demuestra que tenemos un avance reducido”, concluyó.

Por el contrario, la presidenta de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo, destacó que en la conformación de las listas de candidatos, lo que se vio es que hay “una importante presencia de las mujeres de las organizaciones sociales que no han necesitado padrinazgo de ningún tipo”.

GÉNERO. Con la certeza de que los partidos políticos “aún son patriarcales”, sin embargo, Novillo no deja de mencionar que ésta sigue siendo la mayor debilidad en cuanto al avance de género: “Ellos se sustentan en una estructura arcaica. El gran desafío, en este sentido, es iniciar el debate de la ley de organizaciones políticas, que planteará a los frentes remirar sus estructuras internas para garantizar la paridad y la alternancia”, destacó.

El contexto de los debates en “Estamos a tiempo de elegir” de la semana sin duda fue la posición que asumió el MAS con respecto a los funcionarios opositores, a los candidatos opositores que eventualmente ganen algunas gobernaciones y municipios.

La convicción de que el Gobierno nacional no trabajará con las autoridades opositoras que vayan a ser electas en los comicios subnacionales del 29 de marzo. Justificativos y explicaciones hubo: en realidad es una queja, porque son los opositores los que no trabajan con el Gobierno, según el vicepresidente Álvaro García.

Pero si fue el presidente Evo Morales quien adelantó la nueva línea partidaria, fue el vicepresidente Álvaro García quien terminó de liquidar cualquier duda: “El Gobierno nacional no va a trabajar con ningún opositor, no tenemos acuerdo con nadie, porque las fuerzas políticas de la oposición solo roban, mienten y engañan. Hay muchas obras pendientes (...) vamos a esperar cómo van las elecciones, y si hay fuerzas opositoras, no vamos a trabajar con ellas y ese proyecto se quedará como proyecto; así de claro”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia