Animal Político

‘En vida, hermano, en vida’

No es el movimiento obrero el tema favorito de los historiadores. La búsqueda apresurada —lo reconozco— en libros, revistas y en internet da como resultado una limitadísima lista de datos que tiene sólo algunas fechas y pocos nombres que destacaron su accionar desde la Central Obrera Boliviana (COB).

La Razón / Mario Espinoza Osorio es periodista y director ejecutivo de Plano Medio / La Paz

00:00 / 19 de febrero de 2012

La ideología de la COB, los congresos, las huelgas y los destierros son en la historia más importantes que los hombres que transitaron por ella. La excepción en esa historia es Juan Lechín Oquendo por todo lo que significó en la segunda mitad del siglo XX boliviano.

Pero, sin duda, hay otros nombres. Algunos que crecieron a la sombra del “maestro”; otros, en franca oposición, y todos, (los Secretarios Ejecutivos) bajo la égida de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB).

Pero no hay duda de que fue Lechín quien durante decenas de años acaparó micrófonos, flashes y cámaras de televisión de los medios, además del voto de los trabajadores y, cuando no, el odio enconado de sus ocasionales adversarios políticos y de clase.

Sin embargo, al margen de Lechín, quien murió el 27 de agosto de 2001, hay cuatro líderes sindicales que a su turno fueron secretarios ejecutivos de la COB, que están vivos y que los trabajadores y el país en su conjunto les deben mucho, aunque hoy sólo reciban como única respuesta a su labor fecunda la ingratitud acompañada de unos escuetos aplausos y un tibio recuerdo de una causa que muchos apoyábamos.

Son Simón Reyes Rivera, Víctor López Arias, Édgar Huracán Ramírez y Óscar Salas Moya. Y aunque no se olvidan nombres como el de Filemón Escóbar y Genaro Flores, éste último  de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), a pesar de su límpida y aguerrida trayectoria, nunca accedieron al máximo cargo en la COB.

Los cuatro hombres anteriores son hoy  los máximos exponentes del sindicalismo boliviano en esa vertiente minera y que se encumbraron a la cabeza de la organización de los trabajadores en momentos difíciles y lo hicieron desde distintas perspectivas, pero con un solo ideal: Bolivia.

Posiblemente, acertados o equivocados en su ideología y muy a menudo duramente enfrentados a gobiernos democráticos, son los representantes de lo más combativo del trabajador y el minero bolivianos. Tanto Reyes y Ramírez, en el Partido Comunista de Bolivia (PCB), como Salas, que luego fue diputado por el Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR), y el independiente López supieron dejar su militancia política al margen durante la conducción de la COB, a la que mantuvieron independiente de los partidos políticos en búsqueda del hombre digno para construir una sociedad mejor con el peso inmenso del corazón y la conciencia de cada uno de ellos.

Hoy, con muchos años a cuestas y seguramente con toneladas de historia sobre sus hombros, sufren males propios del trabajo de las minas y de la edad, y es el momento de un reconocimiento por parte del Estado para que éste se levante a la altura de los grandes principios sociales, en la seguridad de que estos hombres que sirvieron al país, y principalmente a los trabajadores, buscaron en forma permanente que la fuerza laboral encuentre el bienestar a que por tantos títulos tiene derecho su gloriosa historia.

No es la idea un premio en efectivo, que no estaría de más, aunque no hay que olvidarse que todos ellos a su turno rechazaron con gran dignidad los sueldos extralegales que les ofreciera la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) para que se retiren de la empresa sin reclamar nada. No todos pueden exhibir semejantes credenciales.

La idea es que el Estado, a través del Órgano Ejecutivo y los trabajadores, pueda juntarlos en una ceremonia, entregarles algo simbólico al momento de decirles “gracias por tanto, perdón por tan poco”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia