El Financiero

Bolivia recicla el 18,2% de los residuos que recoge al año

La CNI ve en la basura un importante nicho de desarrollo industrial.

Un punto verde en la ciudad de La Paz, cuyo objetivo es la recolección de botellas pet y papeles para la planta de reciclaje.

Un punto verde en la ciudad de La Paz, cuyo objetivo es la recolección de botellas pet y papeles para la planta de reciclaje. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

00:00 / 04 de septiembre de 2019

Bolivia no recicla ni una quinta parte de la basura que se recolecta en las ciudades por lo que es necesario cambiar los hábitos de la población para reducir el impacto ambiental de estos desechos, según las industrias, que  impulsan un proyecto que les permitirá ser más eficientes con sus residuos.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), de las 1,61 millones de toneladas de residuos sólidos que se recolectaron el año pasado en Bolivia el 84,3% provino de los hogares, el 9,8% de los mercados, el 3,52% de industrias y mataderos, el 1,69% de las áreas públicas y el 0,6% de los establecimientos de salud.

El 55,2% de toda esa basura es orgánica, 10,2% plástico, 6,5% papel y cartón, 2,9% vidrio, 2,5% metales y 22,7% de otra índole, según datos de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), que advierte que el reciclaje es de apenas el 1,5% en el caso de los residuos biológicos y del 16,6% en el resto de los materiales.

“Esta información muestra que la industria contamina de manera marginal en relación a lo doméstico. Si hablamos de aguas residuales, la industria en La Paz, por ejemplo, es responsable del 10% de los efluentes como máximo, el resto proviene básicamente de los hogares”, afirmó Ivan Larrazábal, gerente de Promoción Industrial y Comercio Exterior de la Cámara de Industrias.

“Esto muestra”, agregó, “que principalmente se deben cambiar los hábitos y comportamientos” sobre los desechos en “los hogares, además de que son necesarias políticas que promuevan la reducción, reuso y reciclaje, que es lo que propugnamos con el Kiosco Verde”.

“Hay que trabajar en mucho en la corresponsabilidad ciudadana de la gestión de residuos comunes”. Este mayor compromiso ambiental de la gente permitirá “una separación” de los desechos “en origen” para su aprovechamiento en nuevas cadenas de reciclaje, indicó a su vez Ximena Ayo, asesora de Ecovecindarios de Swisscontact, que apoya el desarrollo del Kiosco Verde.

El proyecto de la CNI arrancó en agosto de 2017, con el objetivo de reducir la huella ambiental que deja la industria manufacturera nacional.

Con ese fin, capacita al sector con cursos y seminarios, le facilita la gestión de sus residuos, coordina sus acciones con las entidades públicas correspondientes, ayuda a formalizar a los operadores del rubro, realiza campañas de recolección y reciclaje, y otros.

Espere…

Solo en las campañas realizó, hasta julio de este año, 101 intermediaciones en las que recolectó 532 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (57%), focos fluorescentes (18%), lodos de plantas de tratamiento de aguas residuales (11%),  desechos orgánicos (4%) y remanentes de otros tipos (11%).

Esta iniciativa se enmarca también en la Responsabilidad Extendida del Productor establecida en la Ley 755, de Gestión Integral de Residuos, aprobada en octubre de 2015, la cual determina que los productores y distribuidores deben hacerse cargo de sus productos “hasta la fase de posconsumo, cuando éstos se conviertan en residuos”.

Este mandato obliga a las empresas a elaborar programas de cumplimiento para la gestión integral de sus productos en la fase posconsumo, para un periodo de hasta cinco años, que deberán ser presentados ante el Ministerio de Medio Ambiente y Agua para su aprobación y posterior implementación.

Pasos. “El plazo” para cumplir con estas disposiciones “venció 90 días después” de la promulgación de la ley, “pero hay que entender que estos procesos son paulatinos” y “tienen que estar acompañados” de “estrategias reales” de apoyo de parte del Gobierno, de “sistemas que hagan posible” el reciclaje y de “empresas que apuesten” por esta actividad, sostuvo Ayo.

“El Gobierno debería buscar la manera de que se instalen plantas de reciclaje en el país y debería dar incentivos” para que “asociaciones público-privadas o solo privadas” trabajen con este fin, “porque el problema de la basura se ha vuelto muy grande (...). Eso nos ayudaría muchísimo a cuidar el medio ambiente”, apuntó el presidente de la CNI, Ibo Blazicevic, quien identificó un alto potencial de desarrollo para estas industrias.

El reciclaje se ha vuelto en las últimas décadas en un elemento fundamental de la economía circular, un modelo que evita el despilfarro de recursos naturales y potencia el desarrollo sostenible de  países como Suiza, que le da un nuevo uso al 99% de su basura.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia