El Financiero

Bolivianos enfrentan ocho niveles de pobreza

La necesidad de actualizar la metodología vuelve al debate.

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

13:00 / 07 de agosto de 2019

El 61% de la población vive en condiciones de pobreza multidimensional, según un estudio que mide las carencias desde al menos ocho niveles y se diferencia sustancialmente de formas tradicionales de calcular las necesidades en el país.

Entre las variables que toma en cuenta el nuevo Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), destacan el acceso a empleo (1), salud (2) y educación (3) de calidad; y la falta de acceso a recursos monetarios (4) y de bienes durables (5), como bienes del hogar, el logro educativo o el acceso a internet.

La medición incluye, asimismo, dos nuevas categorías: la pérdida de poder y voz de la población (6), que empobrece más “debido a la división y fragmentación de las organizaciones sociales, así como su menor participación e influencia en las decisiones políticas”; y la seguridad humana (8), que considera la violencia dentro y fuera del hogar (feminicidios, asaltos, muerte, trata y tráfico de personas).

Bajo estos indicadores, a los que se llegó con datos a 2017 del Instituto Nacional de Estadística (INE), el “61%” de los bolivianos son pobres y no el 34,6%, como indica el Gobierno con cifras a 2018 que, según la Fundación Jubileo, se circunscriben a ponderaciones de las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI).

Estas NBI arrojan estadísticas de pobreza asociadas a un estado de necesidad, carencia o privación de bienes y servicios que determinan la satisfacción de necesidades primarias de una persona o un hogar, y específicamente evalúan condiciones de infraestructura de la vivienda, así como acceso a electricidad y combustible para cocinar, niveles educativos y atención de salud de la población.

Tras conocer el informe, la entidad estatal observó que el IPM “adolece de fuertes diferencias respecto a la metodología internacionalmente aceptada”.

Estructura. El estudio del CEDLA da cuenta asimismo que, bajo los nuevos términos, los campesinos y colonos (84,9%), los trabajadores asalariados agrícolas (70%), los obreros urbanos (60,8%) y los trabajadores independientes (59%) de Bolivia son los más pobres y que siete de cada 10 habitantes del área rural viven en condiciones de pobreza multidimensional.

El análisis concluye que Potosí (68%), Beni (63,9%), Oruro (62%) y La Paz (60,5%) son los departamentos que tienen más incidencia de pobreza, por encima del promedio nacional.

De acuerdo con los resultados de las encuestas de hogares que toma en cuenta el Ejecutivo, entre 2005 y 2018 la pobreza extrema en Bolivia disminuyó de 38,2 a 15,2% y la pobreza moderada de 60,6 a 34,6%.

Jubileo reportó que desde 1976 —cuando el 86% de la población boliviana era pobre y no podía cubrir sus necesidades básicas— el INE no actualiza su cálculo de las NBI y de la línea de la pobreza (que considera pobres a las personas cuyo ingreso no es suficiente para mantener un nivel de vida considerado adecuado).

Por ello, la fundación propone actualizar los conceptos a la hora de medir los indicadores de esa condición.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia