El Financiero

Electricidad solar sin capital de arranque

InnovaSol propone un nuevo modelo de negocios.

Paneles solares InnovaSol.

Paneles solares InnovaSol. Foto: INNOVASOL

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

09:00 / 05 de diciembre de 2019

Ahorrar en la cuenta de electricidad reemplazando ésta por energía solar sin ninguna inversión inicial ya es posible en Bolivia con InnovaSol, empresa que trabaja con tecnología amigable con el medio ambiente.

“Cada panel solar que instalamos es nuestro granito de arena para desplazar, con electricidad limpia, energía en su mayoría producida con gas contaminante”, afirmó el ingeniero industrial Julio Patiño, gerente Técnico Comercial de la joven empresa 100% boliviana.

El proyecto se inició hace poco más de un año de la mano de un grupo de inversionistas locales y de Patiño, quien aplicó en el emprendimiento la experiencia que obtuvo trabajando con el Banco Mundial en proyectos de energía en el área urbana y rural de países de Sudamérica, África y Asia.

Estos sistemas fotovoltaicos son hoy de uso regular en el mundo, pero hasta hace poco no estaban presentes en el sector privado de Bolivia debido, en especial, al elevado costo de los equipos, explica el ejecutivo de la joven empresa, que se hace cargo de la instalación de los equipos, así como de su mantenimiento, ya que la vida útil de estos paneles certificados es de al menos 25 años.

Los colectores solares pueden colocarse en establecimientos de educación, hoteles, centros comerciales, hospitales, supermercados e instituciones privadas que tengan un elevado consumo energético en calefacción, climatización o algún proceso industrial.

El porcentaje de ahorro —que en condiciones óptimas es de entre 50 y 70% del costo del consumo diurno— varía en función de la ubicación geográfica de las placas (altiplano, valle o llano), de las condiciones climáticas y de la tarifa diferenciada que se paga en cada región del país.

“A más radiación solar mayor el rendimiento del panel y a más rendimiento del panel mayor ahorro”, remarca Patiño, quien precisó que el beneficio aún no es posible por las noches, debido a que los elevados costos de un sistema de almacenaje de energía solar.

OPCIONES. El sistema fotovoltaico “nunca se desconecta” de la red nacional de electricidad, por lo que compensa al instante cualquier caída de producción solar durante el día por condiciones climáticas. “Atendemos entre el 60 y 70% de la energía que consume el cliente en horas diurnas”, afirma el ingeniero industrial.

El servicio cuenta con dos planes. En el “variable”, el cliente paga por un contrato de, en promedio, una década un monto por el alquiler de los equipos que siempre es menor al costo que podría desembolsar por el servicio regular de energía eléctrica. Y al cabo de los 10 años, el usuario tiene la opción de comprar ese sistema.

En el plan “fijo”, durante el mismo periodo de 10 años, el cliente paga por el arrendamiento “más un aporte” para la compra del sistema. Ambas sumas superan en conjunto “levemente” el pago que se haría por la cuenta original del servicio, con la diferencia de que al final del contrato los equipos son ya de propiedad del cliente o en menos tiempo si así lo desea. “Típicamente, tras cinco años, esa figura se revierte y el flujo comienza a reflejar ahorros”, dice Patiño.

La instalación física de los panales tarda menos de dos semanas, pero la gestión de todo el contrato y sus términos, desde el contacto con el cliente hasta la inspección de la superficie en la que se ubicarán los paneles, el análisis económico y financiero del consumo energético y el diseño de la red que mejor se adapte a las necesidades del usuario, toma entre 30 y 45 días.

Hasta la fecha, los sistemas fotovoltaicos de InnovaSol están instalados en el campus de la Universidad Privada Boliviana (UPB) en Achocalla, en la Unidad de Posgrado de la UPB en Cochabamba —donde ahora está el “parqueo solar más grande de Bolivia”— y en el edificio de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en La Paz, institución que es parte de los inversores del proyecto.

Gustavo Jáuregui, gerente general de la CNC, detalla que en el inmueble de la institución se encuentran 85 paneles que alimentan los sistemas de iluminación general, ascensores y calefacción. “La planta de energía solar nos permitirá reducir en los próximos 10 años la emisión de 310 toneladas de dióxido de carbono”, destaca.

A futuro, la empresa apunta a trabajar con el sector público y a ampliar el mercado de los parqueos solares, estructuras que tienen un techo compuesto por placas destinadas a recoger energía fotovoltaica y a convertirla en electricidad para su inmediato uso empresarial o institucional y, posteriormente, para cargar vehículos eléctricos.

“Esperamos tener dos (proyectos) más instalados hasta fines de diciembre y desarrollar un portafolio próximo a los 1 o 1,4 megavatios (MW) hasta fines del próximo año”, anticipa el Gerente Técnico Comercial de la empresa, dedicada a la venta de equipamiento solar térmico, fotovoltaico y de productos sustentables.

Al momento la inversión en el proyecto suma “$us 3 millones”, aunque ese capital puede aumentar en la medida en que la empresa muestre resultados y en función de que se ajuste la Ley de Electricidad para que empresas privadas como InnovaSol puedan abastecer la demanda del sector residencial y puedan conectarse a la red nacional de electricidad para exportar su producción. “Hay varias entidades nacionales e internacionales que están interesadas en participar”, subraya Patiño.

Sepa más

Informaciones en el 77067617 o en el 76565656 o en el correo [email protected]

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia