El Financiero

Óscar Molina: 'En cinco años, la UPB invirtió $us 10 MM en su desarrollo institucional'

El Vicerrector Académico de la Universidad Privada Boliviana (UPB) destaca que —pese a que en investigación están en un nivel medio respecto al entorno latinoamericano— las universidades bolivianas producen profesionales de muy alto nivel.

Experiencia. El experto economista durante una conferencia en la UPB.

Experiencia. El experto economista durante una conferencia en la UPB. Foto: UPB

La Razón (Edición Impresa) / Walter Vásquez / La Paz

00:00 / 15 de enero de 2020

La UPB se presenta como una institución que apuesta por una educación exclusiva y de calidad para fortalecer la formación ejecutiva empresarial de Bolivia. Su oferta de posgrados está conformada por doctorados, maestrías y diplomados en áreas estratégicas para el desarrollo nacional.

—¿Cuáles son las nuevas carreras y posgrados que impulsa la Universidad Privada?

—La UPB tiene carreras de licenciatura y programas de posgrado en las áreas de Ciencias Empresariales, Ingenierías, Ciencias Económicas y Sociales, y Arquitectura y Diseño, posicionándose como una universidad de referencia en calidad académica e innovación. Ofrecemos las nuevas carreras de Psicología Organizacional e Ingeniería del Medio Ambiente y Energías Renovables, y este año se inaugurará la de Relaciones y Negocios Internacionales. En posgrado, se tienen nuevas maestrías en Marketing, Finanzas, Gestión de Recursos Humanos, Economía y Gestión Pública y Gobierno. También se ha iniciado un diplomado en Gestión de Empresas Familiares. El 2018 se revisaron y aprobaron nuevos planes de estudio para todas las carreras de pregrado y se actualizaron los programas de doctorado, maestría y diplomados de acuerdo con los requerimientos del mercado profesional local y global, y las nuevas tendencias en el desarrollo del conocimiento.

—¿Por qué se decidió apostar por estas nuevas líneas de formación profesional?

—Los nuevos programas responden a la demanda de especialización del mercado laboral y los requerimientos de atención del entorno social y ambiental (...). Las áreas y líneas de educación que prioriza la escuela de posgrado en Ingeniería y Tecnología, (por ejemplo), responden a los sectores de mayor crecimiento en el Producto Interno Bruto) de Bolivia en la última década como son energía, construcción, petróleo, industria, manufactura y minería, y también a áreas transversales claves en la parte operativa y de gestión eficiente en las distintas empresas e industrias de los sectores privado y público (...). En el caso del posgrado, enriquecemos nuestro posicionamiento internacional como un referente en la ciencia empresarial, con programas que permiten a nuestros graduados potenciar su carrera profesional con una especialización en las áreas citadas. En posgrado también hemos ampliado la oferta en las áreas de Economía y de Gestión Pública, porque el país requiere cada vez más de especialistas con una alta formación en el análisis y la metodología científica para aplicarlos al desarrollo humano y alcanzar el bienestar de toda la sociedad.

—Para acompañar este desa-rrollo institucional, ¿a cuánto ascendieron en los últimos cinco años las inversiones realizadas por esta casa de estudios?

—Es difícil dar una cifra, pero con seguridad que superamos los $us 10 millones en inversiones, que se han enfocado tanto al desarrollo de nueva infraestructura

—tenemos un nuevo campus en Santa Cruz y nuevos edificios de posgrado en Cochabamba y La Paz— como al rediseño de los espacios de aprendizaje, pasando de las tradicionales aulas a la creación de áreas interactivas, auditorios, aulas-laboratorio, laboratorios especializados y espacios de video-conferencias, entre otros. Importante ha sido igualmente la inversión en el desarrollo de nuestro recurso humano. Se financió la formación doctoral de más de 20 de nuestros profesores de planta en universidades de referencia para fortalecer las actividades de investigación. A propósito de ello, nuestros centros de investigación han tenido una gran actividad que nos ha permitido publicar anualmente artículos científicos en revistas indexadas y presentar los resultados de la investigación en congresos internacionales. La inversión también ha ido dirigida a la reconceptualización de la interacción académica con las tecnologías de la información y comunicación, creando el concepto de campus virtual, un espacio que permite a nuestros estudiantes y docentes utilizar tanto en aulas como fuera de ellas plataformas de aprendizaje y otros recursos en la nube. Los estudiantes también pueden acceder a bibliotecas digitales, trabajar colaborativamente en el entorno virtual e incluso realizar trámites administrativos de forma remota. Tenemos también laboratorios de producción audiovisual, en los que nuestros profesores producen microclases que se difunden en YouTube, para reforzar los procesos presenciales de aprendizaje.

—¿A cuánto llegarán las inversiones que realizará la UPB en los próximos cinco años en el fortalecimiento de toda su actividad educativa?

—Confiamos en mantener este ritmo de inversión (en las áreas mencionadas) en un momento en que el país requiere —tal vez más que nunca en su historia— de profesionales altamente capacitados.

—¿Cuál es el puesto que tiene la educación universitaria de pre y posgrado de Bolivia en relación a la que hay en otros países de la región?

—Un referente para ubicar a las universidades internacionalmente son los rankings que publican instituciones de prestigio como la revista América Economía, QS, o el Ranking Web de Universidades. Estos rankings no consideran a las que se dedican solo a la formación, solo a las que hacen investigación, de las cuales hay muy pocas en Bolivia, entre las que está la UPB. La posición de las universidades bolivianas está en un nivel medio respecto al entorno latinoamericano; sin embargo, producimos profesionales de muy alto nivel. Destaca eso sí la Universidad Privada Bolivia con su escuela de negocios, que en 2019 fue por sexto año consecutivo la mejor (de Bolivia), la número 15 en América Latina y la número cuatro en fortaleza académica. Entre otros logros también se destaca la admisión de nuestra escuela de negocios al Association to advance Collegiate Schools of Business.

Perfil

Nombre: Óscar Molina Tejerina

Profesión: Economista

Cargo: Vicerrector Académico de la UPB

Investigador en economía

Posee un doctorado en Economía y Ciencias Sociales de la Universidad Politécnica de Valencia-UPV (España) y maestrías en Economía en la Universidad de Chile, en Dirección y Planificación del Comercio Exterior en la Empresa en la UPV, y en Negocios y Comercio Internacional en la UPB. Trabajó en la Universidad de Chile y en el Fondo de Investigación Científica y Tecnológica de ese país, en el Programa de Promoción de la Reforma Educativa en América Latina y el Caribe, en el BID, en el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, en la Comunidad Andina de Naciones y en la Cooperación Canadiense.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia