Escape

Andrés de Santa Cruz - El bisnieto del Mariscal boliviano

El descendiente de uno de los políticos y militares más grandes del país reivindica su, según él, opacada figura, al tiempo de presentar un archivo histórico con sus correspondencias.

La Razón (Edición Impresa) / Marco Basualdo

00:00 / 12 de febrero de 2017

Es un hombre que le rinde culto a su ascendencia. Se llama Andrés (85) vive sobre la avenida Mariscal Santa Cruz en el edificio Mariscal de Zepita y es nada más y nada menos que bisnieto del Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana, aquel militar y político presidente de la Junta de Gobierno del Perú (1827), presidente de Bolivia (1829-1839) y Protector de la Confederación Perú-boliviana.

Creció con la venia de saberse heredero de una progenie que en su mayoría recaló en Francia tras el exilio del gran Mariscal. Y heredó una gran documentación de su abuelo, también Andrés, que incluye una serie de correspondencias de su bisabuelo entre cartas y escritos a mano que hablan de una época en la emancipada América que buscaba un destino. Aquel material fue documentado en los últimos 12 años y hoy forma parte de un archivo digital que bien podría ocupar decenas de tomos para ser revisados por generaciones y así adentrarse más en la intimidad de uno de los padres de esta patria que, a decir de su bisnieto, de profesión ingeniero mecánico aunque parece más historiador, no reconoce en su total dimensión su vida y obra.

El Mariscal Andrés de Santa Cruz dejó una gran descendencia tanto en Sudamérica como en Europa.

Así es, pero en Bolivia yo soy el único bisnieto entre otras dos bisnietas radicadas en La Paz y Cochabamba. En Francia existe hasta una quinta generación que hacen a un total de más o menos 80 descendientes, mientras que en Bolivia llegamos a 25. Yo soy Andrés VI, mi papá era Andrés V, el hijo del Mariscal era Andrés IV, el Mariscal era Andrés III, su padre Andrés II y su abuelo Andrés I (Ríe).

¿Qué significa ser descendiente de uno de los próceres bolivianos?

Un orgullo que nadie tiene, ser nada más y nada menos que el bisnieto del Mariscal aunque su figura no merece del Estado boliviano la importancia que debería.

¿Usted cree que la historia ha sido injusta con su figura?

Los parientes de Francia han hecho diversos estudios y han concluido que ha sido uno de los 100 políticos más importantes de la historia universal, imagínese. Pero en nuestro país su figura ha sido menoscabada en comparación a la de un Simón Bolívar o un Antonio José de Sucre.

¿Y por qué cree que se da esto?

Porque lamentablemente en nuestro país hemos formado la idea de que cualquier cosa que venga de afuera es siempre mejor que lo hecho aquí. Por ello se le da prominencia a las figuras de los dos libertadores venezolanos y no así a la de Santa Cruz, que fue uno de los primeros héroes y grandes políticos nacidos en esta tierra. Con el tema de su lugar de nacimiento también se ha especulado bastante.

Él era hijo de un coronel español realista Maestre de campo que se casó con una criolla paceña (Basilia Calahumana) cuyo abuelo era cacique de Huarina. El día que nació Andrés (5 de diciembre de 1792) lo llevó a la pila bautismal de la iglesia (actual Catedral) que estaba a tan solo dos cuadras de su casa, que quedaba en la actual calle Mercado esquina calle Socabaya. Y de allí quedó el certificado de bautizo; por aquel entonces no se otorgaba certificado de nacimiento, solo la partida de bautizo que testimonia el lugar y la fecha de nacimiento.

¿Cuál cree que haya sido la intención en especular con su lugar de nacimiento?

Cuando el Mariscal se fue de Sudamérica empezaron las calumnias, en especial de (José) Ballivián, quien le tenía un odio a muerte, con decir que hizo fusilar a dos de sus sobrinos. Lo han injuriado y como no había quién lo defienda, muchas de esas calumnias fueron quedando en la memoria colectiva. Pasado un tiempo, un cura de Huarina tuvo la idea de, seguramente por darle importancia a su pueblo, hacer correr la voz de que el Mariscal había nacido en aquella población un 30 de noviembre. Esa idea fue creciendo hasta instalarse en la mente popular.

¿Y por qué cree que fue exiliado?

Todo gran hombre también tiene grandes enemigos. Bolivia no solo era envidiada por los países limítrofes sino también respetada en Europa. Puso en vigencia códigos y leyes, y además, debido a su sangre indígena, empezó a proteger a los indios de este país. Los que ahora hablan de reivindicación indígena desconocen la historia, no saben que el Mariscal Andrés de Santa Cruz ya había eliminado los impuestos, los trabajos forzados, el esclavismo, también prohibió el maltrato que sufrían los indígenas en el ejército, en fin. Pero además de ello pagó la deuda que Bolivia tenía con Colombia, no es que las fuerzas colombianas vinieron a luchar por la independencia de manera gratuita, había que pagarles y el Mariscal cumplió con esa deuda. Él elaboró además los primeros códigos de Sudamérica como el Penal, Civil, Mercantil y Militar. Incluso fue el encargado de salvar a Perú cuando este país tenía tres presidentes en el norte, centro y sur. Era un hombre muy poderoso y respetado, y había muchos intereses para que fuera exiliado. ¿Qué hicieron Bolívar y Sucre por nuestro país? Si todo lo tenía que resolver el Congreso; esto lo digo porque la historia se ha olvidado de nuestro verdadero héroe, en muchos aspectos. El Mariscal Andrés de Santa Cruz es uno de los que ha hecho mucho por Bolivia; incluso fue uno de los americanos que gozaba de mayor reconocimiento en Europa, por ejemplo, Napoleón III (único presidente de la Segunda República Francesa) dijo alguna vez que cómo era posible que Santa Cruz no estuviera al mando de un imperio, y lo llamaba para que lo asesore en algunos temas, imagínese, una de las cortes más racistas y discriminatorias confiando en un hombre mestizo.

¿Qué es lo que contiene su trabajo de investigación?

Todas las cartas, todas las correspondencias que escribió él y que le llegaron a él. Por ejemplo, la carta que le envía a su esposa, cuando pudo haber acabado con el ejército chileno tras la victoria en Paucarpata (en el marco de la Guerra entre la Confederación Perú-Boliviana y el Ejército Restaurador Perú-Chile), él dice que “la paz vale más que 100 victorias”. Era un caballero, como ya no hay, perdona a los chilenos pero bueno, la historia cuenta después que los perdonados atacan a Bolivia (en la Guerra del Pacífico). También hay cartas del ministro del Perú Mariano Álvarez, del cónsul francés Bernardo Barrère, del almirante chileno Manuel Blanco Encalada, en fin, hay un material invaluable. El archivo tiene cerca de 9.000 documentos que representan algo así como 12.000 hojas. Tardé hasta dos semanas en descifrar algunas cartas cuyas palabras no se entendían; y actualmente sigo encontrando material para incluirlo en esta compilación.

¿Cómo se accede a este material?, ¿tiene pensado publicarlo en impreso?

Eso será tarea de alguna fundación, institución o universidad. Yo lo tengo digitalizado y cualquier interesado podría hacerme llegar un pedido. Esta información está para ser compartida y de esta manera reivindicar la imagen de un héroe olvidado, al que incluso le han hecho un monumento que es un insulto, que está mal hecho, depositado en un lugar olvidado (parque de Aranjuez), rodeado de una malla olímpica donde la gente cuelga ropa. Es una falta total de respeto a una de nuestras figuras más importantes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia