Escape

Carta a doña Tuta

Los diplomáticos de su época, seguramente sólo venían aquí a rascarse y a vender las liberaciones de sus autos.

Quito.

Quito.

La Razón (Edición Impresa) / El Papirri

00:00 / 15 de diciembre de 2013

Qué pena que tenga que utilizar este espacio de libertad  para escribirle esta carta, doña Tuta. Usted estuvo hace un par de semanas en Quito como dirigente de la oposición en un encuentro latinoamericano de asambleístas. Cuando me acerque a saludarle le dio asco mi mano y peor cuando quise sacarle una foto -con los otros delegados- al lado de mi embajadora, una valiente mujer aymara de pollera que sí sabe lo que es el hambre, la discriminación y el frío. Yo no sé porque es tan racista si su piel es morena, doña Tuta, no entiendo como se pudo alegrar cuando pisotearon a los indígenas en la plaza de Sucre, su ciudad,  hace cinco años. Luego usted me miró y dijo: “Con razón estas pues de diplomático, si ustedes no hacen nada…”  No tengo mucho tiempo y espacio, pero ahí le va esta carta para que se informe antes de juzgar.

Llegué en agosto de 2009 para hacer gestión cultural y apoyar en prensa a nuestra misión diplomática en Ecuador. En este tiempo hemos logrado consolidar e institucionalizar diversos proyectos bolivianos en la agenda ecuatoriana. Cada marzo, ahora se habla en  los medios de Ecuador del mar para Bolivia, no por la ofrenda floral, si no sobre  todo por la “Jornada de Reflexión sobre la Reivindicación marítima”, un acto académico y de masas que organizamos; no ha sido fácil, doña Tuta, nos negaban los auditorios por la relación fraterna de Ecuador con los invasores. En mayo organizamos el Fesdabec (Festival de danzas bolivianas en Ecuador), 300 jóvenes ecuatorianos de 25 ballets bailando las danzas nuestras con la bandera boliviana en alto y nuestra wiphala flameando. ¿Y qué…? dirá usted. Creemos que las danzas son patrimonio, imagen, posicionamiento y defensa de la cultura popular boliviana, acá no bailan residentes, bailan los ecuatorianos exclamando ¡viva Bolivia¡ El Fesdabec tiene un costo de 6.000 dólares  que los conseguimos buscando auspicios, no es gasto para nuestro Estado, buscar auspicios tiene su complicación. Somos la única embajada que convoca 4.000 personas en el coliseo El Ágora de Quito y en las butacas vibran por Bolivia.

En junio producimos la Conferencia sobre la Sagrada Hoja de Coca, hemos logrado que los ecuatorianos quieran tocar, valorar y hasta pijchar, hemos vencido ese injusto estigma de nuestra planta sagrada que además es medicamento personal para el colon y la presión alta. Le recomiendo pijchar, doña Tuta, se le va a curar la ulcera que le salió cuando supo que un indígena de izquierdas iba a ser presidente de los bolivianos. En agosto organizamos y producimos con gran esfuerzo la Semana Cultural de Bolivia de gran impacto en Ecuador celebrando nuestra fecha patria, está por su séptima versión. Nuestra música, danza y pintura se desplazan a cuatro ciudades ecuatorianas, se benefician 12.000 personas y hasta creamos una entrada folklórica por el centro histórico de Quito. Han mostrado su arte en este proyecto el Ballet Folklórico Nacional, el Ballet contemporáneo, Emma Junaro, Piraí Vaca, Los Masis, Alaxpacha, Wara, Juan Enrique Jurado, todo con auspicio de instituciones de Ecuador con un costo aproximado de 50.000 dólares(por si acaso nosotros no administramos este dinero, se lo recibe en auspicios, pago de transportación, escenarios, hoteles, etc). En octubre nuestro Ciclo de Cine  va por su séptima versión y es un éxito total, en noviembre Bolivia está presente en la Feria Internacional del Libro de Quito con un  stand exitoso, editoriales, libros y escritores bolivianos llegan a mostrar su arte (este año, su paisano el poeta Alex Ayllón fue el invitado especial).

En 2012, Doña Tuta, la vida me puso como embajador interino, encargado de negocios le dicen, aunque yo nunca hice un negocio en mi vida. Tuve que organizar en un par de meses con el reducido equipo de la embajada y los hermanos de cancillería ecuatoriana la VIII Comisión Mixta Bilateral, llevamos 53 delegados ecuatorianos de 15 ministerios a La Paz para firmar convenios. Los resultados se sienten cada día,  nuestros Estados trabajan coordinadamente en base a la solidaridad. Yo mismo hago el seguimiento a 10 convenios bilaterales con logros que puedo mandarle si desea. ¿Los comunistas en acción? Puede ser doña Tuta, hay conexión en la lucha contra las drogas, en seguridad ciudadana, los ecuatorianos nos enseñan a cultivar tilapia, las vicuñas bolivianas llegan al páramo ecuatoriano, los planes de hidrocarburos se hermanan, llegan y van técnicos a aprender  y enseñar, todo fluye venciendo burocracias.

En lo multilateral coordinamos y apoyamos en 2012 y 2013 la llegada 140 delegados bolivianos, ministros, viceministros, directores, para que Bolivia esté en la vanguardia de Unasur, ALBA, CELAC y otra espacios de integración, que no le deben gustar mucho a usted pues siempre quiso una Bolivia  dividida y sola. Abran cancha, abran cancha, cantamos acá los pocos bolivianos, sin presupuesto, con mucha voluntad y trabajo. (También elaboro hace 36 meses un boletín digital que es un informe  mensual de nuestras actividades, recopilando todas las acciones de la misión,  le puedo mandar si desea).

No tengo más tiempo ni espacio para usted, doña Tuta. Los diplomáticos de su época, seguramente solo venían aquí a rascarse y a vender las liberaciones de sus autos. Nosotros acá venimos a difundir la Patria, a defenderla, a generar proyectos estatales bilaterales de largo aliento, a dar la cara por nuestro país aportando todos los días para que nuestros pueblos estén más unidos. Hey dicho. Feliz 2014.

El Papirri es un personaje de la Pérez, también es Manuel Monroy Chazarreta.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia