Escape

Cecilia Anara Mamani

Día tras día, los jugadores del club Bolívar consumen sus jugos como desde hace 13 años. Usa sus ganancias para su manutención y ahorra el resto para su vejez. Juguera de la Academia

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 28 de marzo de 2015

Hace 13 años instaló su puesto de venta de jugos en las inmediaciones del estadio del club Bolívar, en Tembladerani. Con sus manos ágiles y su trato amable, Cecilia Anara Mamani, de 59 años, sacia la sed y, por qué no, el hambre de quienes pasan por su puesto sedientos por el calor que producen los rayos solares a 3.600 metros de altura, pero principalmente de los jugadores de la Academia que incansablemente entrenan en su propia cancha cuando un partido por el fútbol profesional se avecina.

Oriunda de la provincia Loayza, del municipio paceño de Sapahaqui, doña “Ceci”, que es así como la llaman los deportistas, llegó a la ciudad cuando tenía diez años, luego de que su mamá, que se dedicaba a la agricultura, falleciera. “Trabajé de empleada y tiempo después vendiendo fruta en la esquina de la calle Landaeta. Algunos de los futbolistas ya me conocían desde este puesto, y es por eso que uno de ellos me aconsejó que me viniera aquí para vender juguitos con leche. ‘Harto te podemos comprar’, me dijo, y es por eso que primero conseguí una tiendita por aquí cerca”.

Los jugos que más consumen, unas veces antes, otras después de su entrenamiento, son de naranja y de frutilla, y batidos de plátano con avena, que salen mucho mejor desde hace dos meses, gracias al regalo que le hizo el centrodelantero ecuatoriano Carlos Tenorio.

“Un día, el joven Tenorio me dio una cajita. La abrí y adentro había una licuadora. Al verla me he sentido muy feliz porque la mía ya estaba muy viejita”, afirma con una gran sonrisa en los labios. El precio de los jugos depende de la fruta y de las combinaciones que ella haga. Los de plátano con leche están a Bs 4; los de manzana, mango y frutilla a 5; los zumos de zanahoria, a 3,50; los batidos a 15 la jarra entera; los multivitamínicos a 18 la jarra entera, y la media a 9.

“También hago ensaladita de frutas con jugo de frutilla, de naranja, de durazno en lata, o sino, con yogurcito, dependiendo de lo que pida el cliente”, explica la vendedora.

Cada día, entre las 07.30 y las 19.30, vende alrededor de 100 jugos, por lo que tiene que ir también cada día al mercado para comprar fruta y leche, en lo que invierte unos Bs 250 que luego recupera. Doña “Ceci” dice que gasta una parte en su manutención y ahorra el resto para su vejez.                     

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia