Escape

Comerveroír - Donato Espinoza 

Maestro del charango y compositor, es también un empresario de la música, pues gerenta la productora audiovisual Digital Audio Studio & Video. Se declara amante y orgulloso de su país, Bolivia

Donato Espinoza 

Donato Espinoza 

La Razón

00:00 / 15 de julio de 2012

Oír • ¡Vivo escuchando música! Entre la que más me gusta están la clásica, el jazz moderno y la tradicional de los pueblos que alguna vez tengo la fortuna de visitar. Pero, en realidad, la música es la más grande pasión de mi vida y siempre me doy tiempo para escuchar todas las variedades y, más que eso, para aprender.

Ver • Por cuestiones de trabajo, no puedo ver mucha televisión; pero los fines de semana me doy tiempo para seguir algún documental en Discovery o History. Los domingos siempre escapamos al cine con mi hija, Clara, para ver una buena película de acción.

Artes • Me gusta la pintura. Nunca me dediqué a ella, pero coadyuvé en alguna  oportunidad para hacer algo interesante con Roberto Mamani Mamani, en un concierto de charango y pintura; fue una linda experiencia que espero no sea la única. También admiro mucho al pintor y fotógrafo Miguel Burgoa, a Gastón Ugalde y a muchos otros.

La red • Internet es una herramienta de trabajo para mí; sin embargo, no dejo de entrar a Facebook, donde he podido encontrar y estar en contacto con muchos amigos.

Comer • El placer más grande que tengo (aparte de tocar mi charango) ¡es comer! No podría decir que me gusta un plato específico, pero sí puedo nombrar los que más me gustan: el picante de pollo al estilo peruano, el ají de papalisa, la fritanga (que prepara mi mamá). Creo que soy un fanático de la comida boliviana porque me gusta todo y de todas las regiones. También he tenido la oportunidad de viajar a diferentes países y degustar la variada gastronomía, pero la comida japonesa es una de mis debilidades.

Beber • La bebida que consumo en ocasiones especiales o cuando quiero tener un momento de sosiego es, definitivamente, el whisky. Por ejemplo, después de un concierto, a manera de brindis y también de bajar la tensión y la euforia que produce un escenario, viene muy bien un vaso de esta aromática bebida. Para acompañar una carne a la parrilla, lo mejor es una copa de buen vino tarijeño o, cuando se trata de una carpa o los cangrejitos (en Tomatitas), un buen vino blanco.

Escapadas • A veces, cuando quiero escapar de esta selva de cemento, me voy (solo) a nuestro querido Lago Sagrado; me siento en la orilla y contemplo el hermoso paisaje. Ésa es una manera de encontrar inspiración para algunas composiciones musicales. Otras de mis escapadas bohemias tienen como destino el boliche Thelonious, para escuchar jazz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia