Escape

Dorothea Lange: 'Nunca había tenido una cámara, pero sabía que eso era lo que quería hacer'

Extracto de la entrevista realizada por Richard Doud para Archives of American Art (22/5/1964).

00:00 / 14 de junio de 2015

Dorothea Lange (1895-1965) fue la retratista de la peor cara del sueño americano. Esta mujer, que torció su destino de maestra a cambio de una vida detrás del lente fotográfico, es una de las grandes referencias del fotoperiodismo del siglo XX.

Su vida como fotógrafa comenzó del lado soleado, retratando a personas en un tranquilo estudio. Sin embargo, en 1929, al desatarse la Gran depresión, Lange volvió a cambiar su destino y, en lugar de continuar inmortalizando el lado bonito de la vida estadounidense, decidió cruzar de calle y centrarse en aquellos individuos que se ha­llaban del lado oscuro de una realidad que por entonces se componía de crisis económica, desempleo y hambre.

Los retratos de Lange tuvieron tal poder que llamaron la atención del Gobierno y en especial de la oficina dedicada a brindar ayuda a la población rural de Estados Unidos que en ese momento no solo luchaba contra la crisis económica, sino contra una dura sequía que amplificaba su miseria. El organismo era la Farm Security Administration y el objetivo fue contratar a una serie de fotógrafos para que registraran los efectos de la depresión económica en las zonas rurales. El trabajo de Lange y de los demás artistas convocados para retratar el desastre ayudó a que América despertara frente a la reali­dad de miseria de quienes hasta entonces sufrían en la invisibilidad. Algunos sostienen que de cierta forma estas producciones fueron la campaña de sensibilización de la administración de Franklin Delano Roosevelt para solidarizar al país en torno a su New Deal; pero, si lo fue, también es cierto que los trabajos —en especial el de Lange— están más cerca del reportaje de denuncia que del panfleto político.

 

A pesar de que con el tiempo su imagen iría adquiriendo carácter de leyenda y de que sus famosos retratos estarían en las principales revistas del mundo, Dorothea Lange se sintió siempre representada por esta labor con los desamparados. Tan profundo calaron en ella las personas a las que les capturó el alma y el sufrimiento, que en su tarjeta de presentación se definía como “fotógrafa del pueblo”.

Desde el 8 de marzo, La Razón presenta semanalmente a sus lectores la serie “Grandes entrevistas”, una selección de 20 diálogos con personalidades de la política, la ciencia, la cultura, el deporte y otros ámbitos, que dejaron huella e hicieron historia. La presente entrega de la colección, que de seguro usted querrá tener en su biblioteca, está dedicada a Dorothea Lange ; el texto íntegro lo podrá encontrar en la edición impresa de la revista Escape correspondiente a la fecha.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia