Escape

EEUU regresa al trono del mercado del arte y las antigüedades

El informe de la Feria de Arte y Antigüedades de Maastricht (TEFAF) indica, sin embargo, que en la UE la caída es del 2%.

La Razón (Edición Impresa) / Isabel Ferrer, El País

00:00 / 23 de marzo de 2014

El mercado mundial de arte y antigüedades creció en 8% en 2013 con una cifra de ventas de 66.044 millones de dólares. Estados Unidos, por su parte, ha recuperado el liderazgo con una cuota del 38% de su valor. China, que se hizo en 2012 con la primera plaza, está ahora en segunda posición (24% de cuota del mercado) y creció 2%. Reino Unido es el tercero (20%), pero la crisis ha dañado la imagen del conjunto de la UE, que ha visto caer las ventas en 2%. Las cifras proceden del informe anual publicado por TEFAF (Feria Europea de Arte y Antigüedades), la más importante del ramo, que abrió su 27 edición el 14 de marzo en la ciudad holandesa de Maastricht. Según su autora, la economista Clare McAndrew, el peor momento del descalabro financiero internacional se registró entre 2007 y 2009. “Desde entonces, los altibajos han sido menos dramáticos en un negocio que genera 2,5 millones de empleos”.

Así se confirma esa tendencia a las que la consultora artprice.com, había puesto rostro al publicar la estratosférica cifra de 12.005 millones de dólares (8.737 millones de euros) que concierne a la venta de obras en salas de subastas también del año pasado.

Las modas marcan hoy la pauta en un entorno dominado por marchantes, galerías y casas de subastas. Así, el sector de las obras modernas (después de 1945) y contemporáneas, que hace dos décadas eran poco apreciadas, subió en 11% en 2013 hasta llegar a los 6.825 millones de dólares en ventas públicas. “Hay lienzos de maestros antiguos en circulación, pero la mayoría está en manos de los museos. Por eso la gente empezó a fijarse en el otro segmento, aunque sin correr riesgos. Ya no se busca tanto nombres como Damien Hirst, sino artistas seguros del calibre de Bacon, Rothko, Lichtenstein y Basquiat. O bien Picasso, que nunca falla”, sigue la experta.

Los marchantes estadounidenses están haciendo grandes negocios con estas firmas, en particular en Nueva York. “En ese país hay más millonarios y supermillonarios que en ningún otro lugar, y las compras son más rápidas que en Europa. A pesar de que los estados, ya sea Texas, Oregón, o cualquier otro, tienen leyes distintas, importar y exportar sigue siendo más fácil que en territorio europeo”, dice McAndrew. Los datos de la consultora artprice.com corroboran este extremo, y sus informes incluyen algunas cifras enormes: los 147 millones de dólares pagados por el tríptico ‘Tres estudios’ de Lucian Freud, pintado por su colega británico Francis Bacon; la tela ‘Number 19’, de Jason Pollock (59 millones de dólares); ‘Double disaster’, de Andy Warhol (106 millones de dólares); y ‘Balloon Dog-Orange’, de Jeff Koons (58 millones de dólares). Un cuarteto que consagra a Estados Unidos como el centro neurálgico de las ventas más caras.

Europa, por el contrario, es percibida como un lugar donde las transacciones pueden ser lentas, caras o complicadas. “El marchante prefiere trasladar la obra a otro lugar porque los impuestos europeos dificultan las operaciones”, señala la experta, en su análisis para TEFAF. El caso de España es significativo.

Ella apunta que figura entre los que “no lo hacen del todo bien, aunque las galerías y las subastas son muy activas”. “El problema son los precios, relativamente bajos”. A principios de marzo, artprice.com calificaba de “catastrófico” el mercado del arte patrio. Los ingresos cayeron en 62% el año pasado y el 70% de las obras ofrecidas a las subastas no tuvo salida. “En cuanto hay problemas de flexibilidad impositiva, al vendedor le sale más a cuenta presentar las piezas en países menos rígidos”, añade McAndrew.

A pesar de su segunda plaza, China sigue siendo el nuevo mercado más importante del mundo. Con unas ventas de 16.018 millones de dólares, la pintura y la caligrafía acapararon un 56% del total. “Tanto en China como en Oriente Medio, prefieren a los maestros antiguos cuando compran piezas de otras culturas. Aunque se pagan sumas elevadas, no parece que otros mercados emergentes, ya sea en Asia, India, o incluso Rusia, vayan a dominar las adquisiciones a gran escala. Hay grandes coleccionistas, pero son aún muy pocos. Sin olvidar que puede abrirse un museo impresionante en Oriente Medio, pero falta el resto de la infraestructura artística. A estas regiones les llevará tiempo ser relevantes”, en opinión de la economista. Artprice.com ya recordaba, por ejemplo, la búsqueda de grandes arquitectos para las nuevas salas encargadas por los supermillonarios del arte. En Abu Dabi (Emiratos Árabes), llevan la firma de Tadao Ando, Frank Gehry, Zaha Hadid o Jean Nouvel. Y la familia real de Catar invierte unos 1.400 millones de dólares al año en arte. La más activa del clan es la jequesa Mayasa Bint Hamad al Thani, que adquirió el tríptico de Bacon en 2013.

Mientras eclosionan las nuevas regiones del mercado artístico, el 42% de los 32 millones de millonarios del mundo reside en Estados Unidos. Un 2% de ese privilegiado grupo son coleccionistas, y Maastricht les espera. Al sur de Holanda, y hasta el 23 de marzo, podrán recorrer en TEFAF 7.000 años de historia contada por más de 30.000 obras —desde joyas a esculturas egipcias— expuestas en 274 galerías de 22 países.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia