Escape

Eduardo Flores

Es administrador del estadio Hernando Siles desde hace 28 años, actividad que lleva a cabo con una gran dosis de principios y valores, pero por sobre todo, con mucha pasión. Profesional de la vida.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 31 de mayo de 2015

Su actividad laboral de casi tres décadas como administrador del estadio Hernando Siles le dio a Eduardo Flores, de 60 años, la oportunidad de conocer, dialogar e incluso tener una amistad con grandes estrellas del deporte como Geovana Irusta, quíntuple campeona sudamericana de marcha, y Ramiro Vargas Espinoza, que fue su ídolo en el ámbito futbolístico además de su amigo de barrio.  

Sin embargo, aclara que nunca ha abusado de su condición de administrador mediante tráfico de influencias para tener algún acer- camiento con jugadores como Maradona, Messi, Ronaldo o con cualquier famoso del fútbol inter- nacional que llegó al escenario deportivo paceño. Además se considera un fiel seguidor del legado de Marcelo Quiroga Santa Cruz. “Los principios y valores que conservo los he adquirido de un gran boliviano como lo era Marcelo Quiroga Santa Cruz. Yo fui parte en su momento de lo que fue el Partido Socialista Uno (PS-1), experiencia que marcó huella en mi personalidad. Todo el legado que Quiroga Santa Cruz nos brindó, que implica responsabilidad, honestidad, compromiso y sobre todo pasión, lo puse en práctica en esta mi actividad laboral con muy buenos resultados”. Flores cuenta que llegó a este trabajo gracias al nombramiento que le hizo Eduardo Jáuregui Cordero, a quien conoció en la Asociación de Fútbol de Salón. Desde aquel día, ya son 28 años los que lleva a cabo esta labor.

“La administración del estadio conlleva el gobernar un escenario deportivo con actividades teóricas y prácticas. En el ámbito teórico se planifica y en el práctico se delega. De la combinación de ambos criterios depende que las actividades deportivas o extradeportivas a ejecutarse sean exitosas”, señala.

Él se considera un profesional de la vida porque en nuestro país no existe una universidad, ni facultades ni institutos en los que se pueda estudiar la administración de escenarios deportivos, así que fue principalmente el empeño que le puso lo que lo llevó a empaparse del de-sarrollo de las actividades que existen en el estadio. Es más, quien realiza la tarea de administrar el campo deportivo más grande del país no tiene ningún título académico, ya que cuando cursaba el último semestre de Derecho tuvo que abandonar la carrera por una enfermedad que no le permitió seguir: la hidrocefalia. Sin embargo, reconoce que fue gracias a su familia y amigos que salió adelante.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia