Escape

Elvira Goitia

Cada día, desde hace 30 años, vende chorizos de 07.00 a 21.00. Es parte de la tercera generación de su familia dedicada al negocio. Su abuela comenzó en el mercado en 1937. Heredera gastronómica.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 18 de mayo de 2014

Desde lustrabotas hasta músicos famosos, coroneles e incluso políticos se dirigen hacia el tercer piso del mercado Lanza, al puesto de doña Elvira Goitia para saborear los deliciosos sándwiches de chorizo —o choripanes, como otros los llaman—. “Al día, tengo por lo menos unos 400 clientes”, afirma ella.  

“Pase, pase, caserita, bien yapadito le voy a dar el sándwich de chorizo”, dice una de sus ayudantes cada vez que alguien se acerca. “¿Quiere en pan marraqueta o redondo?”, pregunta una vez que el cliente ha sido atraído por el apetecible aroma. Se sientan donde pueden dentro del pequeño kiosco y los que no entran, no se hacen ningún problema por comer parados afuera.

Aparte del chorizo, el sándwich consta de ensaladas de lechuga y de escabeche. Sus aderezos son mostaza, mayonesa y llajua. Pepino, brócoli, coliflor, k’allu, chinches y soya son otras opciones de acompañamientos que ofrece a su distinguida clientela. “Y todo esto por tan solo Bs 7”, asegura.

Señala que su éxito se debe a los ingredientes secretos con los que manda a hacer los chorizos. “Tienen carne de vacuno de buena calidad, además de un poco de la saludable carne de llamita”.

A pesar de que ella y su esposo son profesionales, doña Elvira sostiene que las ganancias del negocio siempre fueron un apoyo para que su familia tuviera solvencia económica. “Yo he sufrido mucho para llegar donde estoy. He tenido mucha envidia a mi alrededor, me ha costado lágrimas de dolor plantarme donde estoy plantada ahora”.

Atribuye su asidua clientela a la calidad que tienen sus chorizos, la misma que los hace únicos. “Creo que la gente me busca porque realmente en 30 años de servicio que tengo a la comunidad les he debido llegar a satisfacer, deben encontrar un gusto muy especial en mis chorizos por lo que vienen y vuelven”.

Asevera que es por eso que a pesar del cambio de mercado y las reubicaciones, no ha bajado la cantidad de sus clientes.

“Yo he hecho mucha carrera, mucho prestigio aquí, me he esforzado mucho. Hasta ahora lo mantengo, gracias a Dios, bien. No he bajado ni la calidad de mi producto ni la cantidad de clientes. Por eso vienen hasta los de alta cuna”.

A pesar de que sus dos hijos trabajan en sus profesiones, a doña Elvira eso no le preocupa. “Mis herederos serán parte de mi familia, serán quienes tengan interés en continuar el negocio familiar”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia