Escape

Érika Gonzales

Creadora de la marca de ropa Paso Largo, sus prendas-lienzos son innovadoras. El ser arquitecta le ayudó en la geometría de sus diseños, en el equilibrio entre la composición y el color. Diseñadora subversiva.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 04 de octubre de 2015

Lienzos en blanco esperan sobre la mesa para ser empapados de imaginación. Tonadas de Metallica o The Cure acompañan el proceso de creación.

Después de observarlos un rato, Érika Gonzales, de 40 años, comienza a volar: está lista para pintarlos, pero no precisamente con pinceles y óleos, sino con hilos de todo color, agujas y tijeras. Los lienzos en blanco son en realidad faldas o vestidos con telas de colores que aguardan por un diseño creativo.

“A partir de un corte clásico, yo construyo algo subversivo para mujeres seguras de sí mismas y que quieren llamar la atención”.

Inspirada en el arte de la Bauhaus, en Joan Miró, Vasili Kandinski y Pierre Bourdan, que son más o menos de la misma época y que surgen como una respuesta a la industrialización y a lo nuevo que podía ofrecer el diseño, Érika decidió crear, hace siete años ya, su propia marca de ropa: Paso Largo.

“El nombre viene de la manera que las mujeres tienen de caminar con falda. Una mujer camina de una forma con tenis y jean y de otra diferente, con falda. En La Paz es más marcado porque aquí casi nunca te pones falda debido al clima frío”. Aunque es arquitecta de profesión, Érika siempre estuvo en el mundo del corte y confección gracias a su mamá, quien costuraba para sus amigas los fines de semana y era ella, desde muy pequeña, quien le ayudaba en su labor.

Así fue aprendiendo poco a poco el oficio en el que ahora se desenvuelve con pasión. Si bien su mamá fue su primera maestra, ella no se aventuraba mucho a los cambios, costuraba según el modelo que le pedían; en cambio Érika, desde el primer momento en que su progenitora le dio más libertades con los hilos, las agujas y las máquinas de coser, empezó a sugerir a las clientas cambios en los diseños según la estructura de sus cuerpos y la textura de las telas.

“Todo esto se ha enganchado como un lego con mi carrera de arquitecta, porque la teoría del color, la composición, el equilibrio de figuras y formas no están divorciados de esto”. Este año empezó a dar talleres intensivos de tres días a mujeres que quieren aprender a confeccionarse una falda o un vestido.

Entre teoría, molde, corte, hilvanado y secretos vivenciales del oficio, ella se propone como meta que la prenda tiene que ver la luz al tercer día de iniciado el trabajo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia