Escape

Escapes

‘An Experiment on a Bird in the Air Pump’, óleo sobre lienzo de 183 x 244 cm. Está desde 1863 en la National Gallery de Londres, Reino Unido.

‘An Experiment on a Bird in the Air Pump’, óleo sobre lienzo de 183 x 244 cm. Está desde 1863 en la National Gallery de Londres, Reino Unido.

La Razón / La Paz

00:00 / 19 de febrero de 2012

Wright de Derby, maestro de la luz

Un hombre mira de frente al observador, mientras que el grupo que le acompaña concentra su atención, con variadas reacciones, en el pájaro encerrado en una campana de cristal. La escena pintada en 1768 por el inglés Joseph Wright (1734-1797), es de un extraordinario realismo y forma parte de una serie de obras que el pintor iluminó con la luz de velas. Experimento con un pájaro en una bomba de aire (An Experiment on a Bird in the Air Pump) recrea las pruebas que había realizado el filósofo natural Robert Boyle (1727-1691), uno de los precursores de los hombres de ciencia. Natural  de la ciudad de Derby, uno de los centros de la Revolución industrial, Wright se convirtió en el pintor de este proceso. La crítica le reclamó por errores en los retratos, pero aplaudió su habilidad para recrear ambientes iluminados artificialmente. Los cuadros que se admiran por ese juego de claroscuros son, además del mencionado, Cueva por la tarde, El alquimista en busca de la piedra filosofal y Viejo hombre y la muerte. El haber presenciado la erupción del Vesubio, marcó también su trabajo pictórico y la prueba se conserva en su ciudad natal.

Van Gogh: todo un caso clínico

Vincent Van Gogh (1853-1890) nació un 30 de marzo en la aldea holandesa de Zundert. Pintor y representante del impresionismo y postimpresionismo, trabajó en más de 1.600 dibujos y 600 cuadros, entre estos 27 autorretratos y 144 acuarelas. Sus relaciones interpersonales estuvieron marcadas por su mal carácter; pretendió el corazón de dos mujeres, sin ser correspondido. Se decía a sí mismo: “Se puede tener, en lo más profundo del alma, un corazón cálido, y sin embargo, puede ser que nadie acuda a él”. Al parecer, sólo su hermano menor, Theo, le comprendió; él se encargaba de sus obligaciones financieras. Van Gogh nunca pudo realmente vivir de su arte; se afirma que, en vida, logró vender solamente una de sus obras. El tiempo pondría en valor su trabajo, al grado de que El retrato del Doctor Gachet fue vendido en 1990 por 82,5 millones de dólares. Van Gogh era un hombre atormentado. Sufría de constantes alucinaciones auditivas y depresiones; por ello, se internó varias veces de forma voluntaria en distintos sanatorios, como cuando se automutiló un pabellón auricular. Murió con un disparo: unos dicen que fue suicidio, otros, que fue accidental. Pese a muchos estudios en torno a sus dolencias, no se puede concluir en un diagnóstico definitivo sobre la salud de tan célebre genio del arte. Más de 150 diferentes hipótesis están planteadas, todas fehacientemente respaldadas. Entre ellas, se habla de epilepsia temporal, cataratas, tumor cerebral, déficit de magnesio, intoxicación digitálica — con lo cual se explicaría la visión amarilla plasmada en sus obras—, posiblemente astigmatismo, vértigo de Menière (que afecta el oído interno) y, por su cambio de estilo y el tono más intenso utilizado en sus obras tardías, también una progresiva degeneración macular y pérdida de la visión central. El pintor de girasoles vivió y murió bajo un lema: “Sufrir sin quejarse es la única lección que debemos aprender en esta vida”. Dr. Aníbal Romero Sandóval, médico de Emergencias del hospital Los Pinos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia