Escape

Escapes

La Razón

00:00 / 23 de septiembre de 2012

¿Qué libro comienza así?

Imponente y rollizo, Buck Mulligan apareció en lo alto de la escalera, con una bacía desbordante de espuma, sobre la cual traía, cruzados, un espejo y una navaja. La suave brisa de la mañana hacía flotar con gracia la bata amarilla desprendida. Levantó el tazón y entonó: “Introibo ad altare Dei”.

¿De qué film es el diálogo?

— Es William Manny, de Mi-ssouri, el asesino de niños y mujeres.— Así es, maté mujeres y niños, he disparado sobre cualquier cosa que tuviera vida y se moviera. Y hoy vine a matarte…

Soluciones: Las respuestas del 9 de septiembre, en la página del Escapegrama. 

Envíe sus respuestas a escape@la-razon.com

Cien especies en verdadero peligro

Debbie Pain, directora de Conservation de la ONG Wildfowl & Wetlands Trust, habla con enorme pasión del correlimos cuchareta (Eurynorhynchus pygmeus).

Se trata de un pajarillo del que quedan apenas 100 parejas en libertad. Debbie y su equipo comenzaron en 2011 una aventura para conseguir tener ejemplares en cautividad que salven al animal de la extinción. “Fue una operación de película. Hubo que usar helicópteros y barcos para sacar los huevos del ártico”, cuenta Debbie en los pasillos del Congreso Mundial de Conservación celebrado en Jeju (Corea del Sur). El correlimos pertenece a la lista de 100 especies más amenazadas realizada por la Sociedad Zoológica de Londres y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En el listado —que no incluye ni gorilas ni osos ni tigres— las especies tienen en común su poco atractivo comercial o social. Son bichos desconocidos, teóricamente insignificantes, y los “conservacionistas temen que mueran porque no generan beneficios obvios para los humanos”, según la UICN. Estas 100 especies, de 48 países, desaparecerán completamente sin trabajos como los de Debbie Pain para conservarlas. Otro animal es el perezoso pigmeo (Bradypus pygmaeus, foto abajo), que vive sólo en la isla Escudo, a 17 km de la costa de Panamá. Y está el saola (Pseudoryx nghetinhensis), uno de los mamíferos más amenazados del sudeste asiático, conocido como el unicornio asiático por su rareza, y puede que sólo queden decenas de individuos.

La queratosis de Leonardo

Leonardo da Vinci nació en Florencia el 15 de abril de 1452; se dice que era hijo ilegítimo de un político adinerado. Recibió formación en matemáticas y artes, se destacó como pintor, también como anatomista, arquitecto, botánico, científico, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico y poeta. Realizó estudios a partir de observaciones de la naturaleza, como el vuelo de las aves en el que describe la sustentación del viento bajo las alas del mismo; estudió las turbulencias de fluidos, así como el tornillo aéreo que es la base del helicóptero. Estudios recientes sustentados en autorretratos indican que este genio pudo haber sufrido queratosis seborreica. Leonardo murió el 2 de mayo de 1519. Se especula aun sobre la causa de su muerte, aunque se sabe que sufrió varias afecciones. La queratosis seborreica es una forma de cáncer benigno de piel; se desconoce su origen, pero se sabe que es más frecuente pasados los 40 años. Suele aparecer en la piel de la cara, cuello y hombros, de color amarillo que se torna marrón y no causa dolor. La piel adquiere una textura áspera serosa y ligeramente elevada. El tratamiento responde a razones estéticas, ya que este tumor no es maligno, y consiste en raspar el área (curetaje) y congelar con nitrógeno líquido (crioterapia). Por pinturas de la época sabemos de los trastornos visuales de Vincent van Gogh, la aranodactilia de Abraham Lincoln, entre otros trastornos de personajes famosos. Leonardo de Vinci decía: “Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, una vida bien usada causa una dulce muerte”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia