Escape

Escapes

Retrato de Lucian Freud, el amigo pintor de Francis Bacon.

Retrato de Lucian Freud, el amigo pintor de Francis Bacon.

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 04 de noviembre de 2012

Arte atormentado de Francis Bacon

Nació en Dublín (1909) y murió en Madrid (1992). Su vida fue difícil desde la niñez, dada la soledad y el asma que le aquejó. El haber vivido en Berlín y París, el haber conocido a artistas como Otto Dix y Max Meckmann, pero sobre todo el haber descubierto a Picasso, le convencieron sobre lo que quería ser y hacer. Pintor autodidacta, fue uno de los más importantes de los años 60 del siglo XX. El movimiento pop inglés le debe mucho a Bacon. Por supuesto, como a todos los de su generación, las dos guerras mundiales le impactaron en su concepción de las cosas, de los otros. La amenaza del tiempo y de la muerte subyacen en sus cuadros. La figura humana es central, sometida a deformaciones y alteraciones hasta un nivel no conocido con anterioridad en la historia del expresionismo: mutilaciones, órganos atrofiados y todo tipo de anomalías anatómicas dan como resultado una imagen del horror que se inserta en un espacio indefinido, de fondos monocromáticos, que comunica una sensación de aislamiento y claustrofobia. El resultado, la expresión de la torturada realidad del hombre contemporáneo. Obras suyas son, por ejemplo, tres estudios de figura en la base de una crucifixión en los que las masas se retuercen sobre sí mismas, para acabar convertidas en grito exacerbado de angustia y de dolor. En Mujer vaciando un cuenco y niño paralítico gateando, masas corpóreas representan a madre e hijo, y en Estudio del cuerpo humano (Museo Nacional de Arte Moderno, París), el cuerpo masculino aparece reducido al sexo y a las extremidades inferiores. Con datos de biografiasyvidas.com.

Arquímedes, genio vs. fuerza

Arquímedes, matemático griego nacido en Siracusa, hoy Italia, hacia el 287 aC, murió a manos de un soldado romano el 212 aC. Cultivó también la física y desarrolló varios inventos; hizo estudios sobre las palancas y solía decir: “Dame un punto de apoyo y moveré el mundo”. Hizo famosa la expresión “Eureka” con la que corrió desnudo por la ciudad después de desentrañar un problema de la aleación de metales en la confección de una corona supuestamente de oro puro. Arquímedes desarrolló también máquinas bélicas y murió cuando un soldado del ejército del general romano Marco Claudio Marcelo (que conquistó Siracusa) le ordenó presentarse ante dicho general y obtuvo la respuesta: “Noli turbare círculos meos” (no me estropees los círculos). El soldado lo atravesó con su espada. Una hemorragia causada por herida con arma blanca provoca en la víctima un aumento en los latidos cardiacos, la respiración también se acelera, la presión arterial baja, aparece sudoración fría y, tras la pérdida de consciencia, sobreviene la muerte. El tratamiento para evitar el extremo consiste en detener la hemorragia y reponer pronto la sangre perdida; algunas veces, esa sangre se derrama al interior del cuerpo, lo que se llama hemorragia interna, y los síntomas son los mismos. Lo que Arquímedes quiso decir a su asesino es que le dejase terminar un trabajo. El sabio solía repetir a sus discípulos “El placer en la tarea pone perfección en el trabajo”. (Dr. Aníbal Romero Sandóval, Emergencias Hospital Los Pinos)

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia