Escape

Escapes

La tortuga gigante junto a su cuidador Fausto. Medía 90 cm de largo y 1 m de alto; su peso era de 80 kilos. Foto: AFP.

La tortuga gigante junto a su cuidador Fausto. Medía 90 cm de largo y 1 m de alto; su peso era de 80 kilos. Foto: AFP.

La Razón

00:00 / 02 de junio de 2013

Un año sin el Solitario George

El 24 de junio de 2012 dejó de existir Solitario George, el último representante de la subespecie de tortuga gigante de Pinta, Chelonoidis abingdonii. Nativa de la isla de Abingdon o Pinta, del conjunto del archipiélago de Galápagos (Ecuador), la especie fue descrita por Albert Günther en 1877: caparazón en forma de una silla de montar; la parte anterior estrecha, comprimida y levemente elevada, y la parte posterior ancha y redondeada. Su llamativo cuello largo respondía, supusieron los científicos, a que debía alcanzar las ramas más elevadas para alimentarse de la vegetación alta de la isla. El ejemplar bautizado como Solitario George nació entre 1903 y 1919; fue encontrado en 1972, cuando se pensaba que no había ya de esas tortugas en la isla poblada por cabras introducidas y convertidas en depredadoras de aquel hábitat. Éstas se comieron gran parte de la vegetación y fue preciso emprender un trabajo de retiro; en ese afán se encontró al macho solitario. George fue llevado a la Estación Científica Charles Darwin. Pese a que se le puso junto a hembras de una especie similar, no hubo descendencia. Su muerte —a los 93 o 109 años— representa la extinción total de una subespecie, la que se suma a las cuatro especies de 15 que había en Galápagos, totalmente desaparecidas. En marzo, el Museo de Historia Natural de Nueva York recibió los restos conservados para su embalsamamiento y posterior exposición en Galápagos. rtve.es, wikipedia, eduardoinfantes.com 

El síndrome del encierro en Bauvy

Periodista parisino, Jean Dominique Bauvy había nacido el 23 de abril de 1952. Editor de la revista Elle, sufrió un ataque cerebro-vascular a los 43 años.

Después de estar 20 días en terapia intensiva fue dado de alta; pero sólo podía mover a voluntad el párpado del ojo izquierdo. Se las ingenió para comunicarse a través de parpadeos y gruñidos y así dictó sus memorias y la descripción de su estado letra por letra. El libro La escafandra y la mariposa inspiró la película El llanto de la mariposa, de Julian Schnabel, premio para la dirección en el Festival de Cannes. Al establecerse su parálisis, se diagnosticó síndrome del encierro, es decir, vigencia de las funciones de pensamiento y conciencia, aunque el paciente no pueda moverse y necesite asistencia incluso para las funciones más vitales como deglutir y respirar. Complicaciones como neumonía, insuficiencia respiratoria y embolia pulmonar son frecuentemente la causa de muerte. La sobrevivencia es reducida; casi el 90% de pacientes fallece en los primeros tres meses. Bauvy murió 15 meses después de que se produjera el ataque y diez días después de que se publicaran sus memorias.

El apoyo de su familia, dos hijos y una hija, fue decisivo. Una analogía de la misma enfermedad narra la letra del tema One, de Metallica. Dr. Anibal Romero Sandoval, Emergencias Hospital Arco Iris

¿Qué libro comienza así?

Un edificio gris, achaparrado, de sólo treinta y cuatro plantas. Sobre la entrada principal se lee: “Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres”, y, en un escudo, la divisa del Estado Mundial: “Comunidad, Identidad, Estabilidad”. 

¿De qué film es el diálogo?

— El Alcalde va a despedirlo en primavera.

— ¿En serio? Pero es un héroe.

— Un héroe de guerra. Y son tiempos de paz.

Soluciones: Respuestas del 19/05/13, en la página del Escapegrama.Envíe sus respuestas a escape@la-razon.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia