Escape

Escapes

Las Islas Salomón, situadas al noreste de Australia, en el Pacífico Sur, están formadas por seis islas volcánicas, montañosas y de mucha vegetación. Durante la Segunda Guerra Mundial fueron un estratégico campo de batalla y se independizaron de Gran Bretaña en 1978. Foto: viajesoceania.com

Las Islas Salomón, situadas al noreste de Australia, en el Pacífico Sur, están formadas por seis islas volcánicas, montañosas y de mucha vegetación. Durante la Segunda Guerra Mundial fueron un estratégico campo de batalla y se independizaron de Gran Bretaña en 1978. Foto: viajesoceania.com

La Razón

00:00 / 04 de agosto de 2013

Islas solitarias para perderse

Al ser porciones de tierra rodeadas de agua, llegar a ellas es difícil y costoso, pero por sus características paradisiacas, cada año, turistas privilegiados invierten lo necesario para disfrutar de sus bondades. El sitio Quo.es seleccionó a algunas imperdibles, que se describen a continuación. Aunque tiene playas de ensueño, Tuvalu (país insular cercano a Polinesia, conocido en el pasado como Islas Ellice) sólo recibe 1.200 turistas al año. Y es que llegar allí no está al alcance de todos. Hay que volar desde las Fidji, o bien tener un velero para acercarse a las costas de Tuvalu. Algo similar pasa en la República de Kiribati, donde hay 33 atolones en los que se practican buceo, pesca y deportes acuáticos, maravillas que sólo disfrutan 4.700 visitantes anuales. A 5.000 ascienden los viajeros a las Islas Marshall, a pesar de que los vuelos, monopolizados por United Airlines, son costosos. Tampoco los hospedajes son baratos pero se puede dormir en la playa: la criminalidad es prácticamente inexistente en el lugar. Hasta los Estados Federados de Micronesia, al noreste de Papúa Nueva Guinea, llegan 26.000 visitantes extranjeros a pesar de que se encuentran verdaderamente distantes. Tal vez sus playas solitarias sean su mayor reclamo. En las Islas Salomón, en Oceanía, reciben la visita de 23.000 turistas al año. Tampoco es fácil vacacionar en este rincón por la dificultad de hallar transporte, pero allí se puede disfrutar de deportes acuáticos o de un paseo por el mercado de pescado de Honiara.

La primera mujer aviadora

Amelia Mary Earhart nació el 24 de julio de 1897 en Kansas (Estados Unidos). Aunque trabajó como auxiliar de enfermería en un hospital canadiense durante la Primera Guerra Mundial, no fue por el desempeño de esta profesión por lo que pasó a los anales de la historia, sino por ser “la reina del aire”, recuerda una publicación de muyinteresante.es. En 1921 compró su primer avión, al que llamó Canario, con el que voló por encima de los 4.270 metros de altitud. Un día recibió la propuesta de ser la primera mujer en pilotar un vuelo transatlántico, aceptó. Fueron 21 horas de pilotaje entre Terranova y Gales.

Cuando regresó a Estados Unidos fue recibida con un desfile en su honor en Nueva York y el presidente John Calvin Coolidge la invitó a la Casa Blanca.

Abandonó la enfermería para dedicarse de lleno a la aviación. Se casó con George P. Putnam, el publicista que la acompañó en su primer viaje, con el que ideó su siguiente aventura: fue la segunda persona en cruzar el Atlántico en solitario, en 1932. El Gobierno le dio la medalla de oro de la National Geographic Society. En 1937, cuando trataba de dar la vuelta al mundo en compañía del también piloto Fred Noonan, su avión desapareció. La versión oficial fue que el aparato se quedó sin combustible, pero nunca aparecieron los restos, lo cual alimentó las especulaciones. La organización de mujeres aviadoras que fundó en 1929, Ninety nines, todavía existe.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia