Escape

Escapes

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 02 de marzo de 2014

Las huellas de la esclavitud

Una población concreta en la China, los tu, tienen fragmentos de ADN que indican que, hacia 1200, sus antepasados se mezclaron con europeos similares a los griegos actuales: debieron ser los mercaderes de la ruta de la seda. La receta genética de los descendientes de los mayas tiene como ingredientes ADN asociado de los europeos (españoles), de las poblaciones de África occidental (los yoruba) y de nativos americanos (los pima), y todo ello se remonta al siglo XVII, en perfecta concordancia con la expansión de españoles y africanos en el nuevo mundo. Y las marcas de la expansión árabe y el comercio de esclavos están bien repartidas en el ADN de poblaciones de Oriente Medio, el mar de Arabia y el Sur del Mediterráneo. Son algunos ejemplos de un nuevo mapa genético global desarrollado por científicos en Reino Unido y en Alemania en el que emergen combinaciones específicas de ADN en los genomas de distintas poblaciones del mundo, permitiendo situarlas, aproximadamente, en el tiempo. El País reporta que en muchos casos, esas mezclas genéticas se asocian con procesos históricos. El mapa se remonta a 4.500 años, unas 160 generaciones, el trabajo fue realizado por investigadores, liderados por Garrett Hellenthal, del University College de Londres (UCL). El estudio difundido por  la revista Science aclara, sin embargo, que el legado genético de estas interacciones sigue siendo desconocido en muchos casos y el registro histórico está incompleto.

El corazón de la Madre Teresa

Agnes Bojaxhiu nació en 1910 en Yugoslavia, en el seno de una familia católica, a los 12 años ingresó a la congregación de las Hijas de María, en la que comenzó a trabajar por los más necesitados, casi de inmediato abandonó su ciudad natal para dirigirse a Dublín ingresando a la Congregación de Nuestra Señora de Loreto. Su deseo de servir en India la llevó a Bengala y luego a Calcuta, donde trabajó como profesora. En 1948, Roma le otorgó el permiso para dedicarse al apostolado a favor de los pobres y en 1950 fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad, que el papa Pablo VI aprobó 15 años más tarde. Trabajó junto al papa Juan Pablo II apoyando sus programas contra el aborto y la eutanasia. Fue galardonada con los premios de la Fundación Kennedy, en 1972, y el Premio Nobel de la Paz en 1979. Los esfuerzos que realizaba debilitaron su salud, murió el 5 de septiembre de 1997 a causa de un paro cardiaco. Las enfermedades cardiacas son más frecuentes a partir de los 65 años. Se presentan después de un largo periodo en el que generalmente hay cansancio fácil en esfuerzos menores como subir gradas o caminar. Aparecen hinchados los pies que, además, suelen estar fríos. El paciente se despierta por las noches con dificultad para respirar, como pidiendo aire, Duerme con almohadas altas. No soporta estar completamente echado. En caso de tener que acudir a Emergencias se solicitará exámenes de laboratorio y de gabinete como radiografías del tórax, electrocardiograma y muestras de sangre; debe internarse cuando alguna de estas pruebas está alterada. La Madre Teresa decía a la gente “Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más”. Dr. Anibal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia