Escape

Escapes

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 30 de marzo de 2014

60 años reñido con el agua

A los 20 años, Amoo Hadj decidió que el agua y el jabón no eran para él. Ahora tiene 80 años y ha cumplido con rigurosidad su opción de juventud. Claro que vive solo, en una pequeña casa improvisada de ladrillos, en las afueras del pueblo de Dezhgah, en la provincia de Fars Dehram, en Irán. Nadie en el pueblo sabe por qué Hadj decidió declarar una guerra sin cuartel al agua. La agencia oficial de noticias iraní (IRNA) contó que el hombre vive de comer animales muertos y ocupa su tiempo fumando estiércol en una enorme pipa construida con restos de cañería. Si consigue cigarrillos, los fuma de cuatro en cuatro. Las horas del día las pasa tumbado en un hoyo en la tierra y si hace mucho frío se pone un extraño casco en la cabeza. La piel de Hadj se ha llenado de escamas, producto de la suciedad acumulada. El hombre vive totalmente alejado y aislado de la sociedad, no tiene contacto con las personas, quienes tampoco lo buscan, porque su aspecto repele cualquier acercamiento. Es ignorado por las autoridades y no se sabe si cuenta con familiares o amigos que puedan reclamar por él ante cualquier emergencia, señala un reporte de Univisión en YouTube. Lo más curioso es que a pesar de su aspecto y sus hábitos de vida ha llegado a la vejez sin padecer enfermedades graves. Tal parece que no necesita de otras personas y, menos del agua, para continuar su vida que se va consumiendo con el paso de los años.

La abstinencia de Amy Winehouse

 Amy Jade Winehouse nació en Londres el 14 de septiembre de 1983, se destacó en la música como cantante gracias a la potente voz que tenía y por su genialidad para componer sus canciones. Editó su primer trabajo en 2003 con muy buena respuesta, le dieron el Mercury Prize. Con su segunda grabación Back to Black, lanzada en 2006, logró cinco Premios Grammy de los seis a los que fue nominada, además los medios hicieron énfasis en que ella lograba ser la primera mujer en ganar la mayor cantidad de reconocimientos en una noche, al año siguiente siguieron los BritAward y WorldMusicAward. Sin embargo, tanta atención sobre ella causó su inclinación hacia las drogas y el alcohol, lo que también fue motivo de publicaciones en la prensa. Tras una vida llena de licencias la muerte le llegó el 23 de julio de 2011. ¿La causa? Una crisis de lo que se conoce como síndrome de abstinencia. Quizá coincidencia, pero al igual que otros genios de la música su vida se terminó a los 27 años. Está en la lista de las 100 mejores mujeres de la música según la cadena VH1. El síndrome de abstinencia se desencadena cuando a un bebedor o a un adicto se le cortan abruptamente las drogas, existe una dependencia física y psicológica a seguir consumiéndolas habitualmente, pero al no encontrarlas puede desencadenar alteraciones en el corazón y en el sistema nervioso, lo que puede terminar por colapsar al paciente con alucinaciones, tanto visuales como auditivas y sensitivas sobre la piel. Parte del tratamiento está en manos de salud mental, en una unidad de contención para este tipo de enfermos. Ella dejó la frase: “Si no puedes resolver algo por ti mismo, nadie puede ayudarte”. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hospital Arco Iris.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia