Escape

Escapes

Un grupo de extranjeros se agolpa en el ingreso del Beijing Da Dong Roast Duck, el afamado local de la capital china donde el chef ofrece el verdadero pato laqueado, con el auténtico sabor  propio del gigante asiático.  Foto: uniquelychinese.com

Un grupo de extranjeros se agolpa en el ingreso del Beijing Da Dong Roast Duck, el afamado local de la capital china donde el chef ofrece el verdadero pato laqueado, con el auténtico sabor propio del gigante asiático. Foto: uniquelychinese.com

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 13 de abril de 2014

Da Dong, rescate del sabor chino 

“Cuando pruebo los restaurantes chinos fuera de China me duele el estómago y el corazón”, dice categórico Da Dong en una reseña de El País. Al perfeccionista chef, un revolucionario que transita por sendas modernas desde las raíces de una cocina milenaria, le gustaría que los extranjeros se quedaran con el buen sabor de boca “de una gastronomía variada, refinada y de calidad”, pero, mientras materializa su idea de montar un local fuera de su país, “tendrán que viajar a China a comprobarlo”, ironiza alguien que se toma la cocina y su divulgación “como una responsabilidad social”. El diario español precisa que Zhen Xiang Dong es conocido en su país como El Grande Dong (Da Dong). Efectivamente su tamaño lo es (mide 1,92), y su fama, que le ha granjeado premios internacionales. Es un mago del pato laqueado. La clientela hace colas ante su restaurante Beijing Da Dong Roast Duck y famosos van a Pekín a aprender de su sabiduría, entre ellos Ferran Adrià, a quien considera “amigo” y con quien le comparan en China, por la modernización. El chef británico Heston Blumenthal es uno de los mayores admiradores del pato asado de Da Dong: piel crujiente y sabrosa y carne tierna como la mantequilla pero desgrasada. Desde 1985, cuando abrió su primer restaurante, Da Dong (de 52 años, hijo de cocinero y entre fogones desde los 21) ha cimentado un imperio hostelero —con el lema “clásico, elegante y de aire moderno”— dispone de cinco restaurantes en Pekín y uno en Shanghai y tiene más de 5.000  trabajadores a su cargo.

El cerebro de Thatcher  

Margaret Hilda Thatcher fue conocida como la Dama de Hierro, nació en Grantham el 13 de octubre de 1925. Estudió Ciencias Químicas y luego Derecho Tributario. Fue Primera Ministra del Reino Unido de 1979 a 1990. Llegó a ese cargo paulatinamente, de inicio fue miembro del parlamento en 1959, luego ministra de educación y ciencia en 1970 y en 1975 tomó el liderazgo de la oposición por voto directo. Cuatro años después fue elegida Primera Ministra británica. Sus políticas económicas le restaron popularidad, pero su actuación en la Guerra de las Malvinas en 1982 le valió la reelección un año más tarde y un tercer mandato en 1987, sin embargo, renunció a su cargo por presiones internas en su partido. Obtuvo el título nobiliario de Baronesa Thatcher de Kesteven, en el condado de Lincolnshire, que le otorgaba el derecho vitalicio y no hereditario de ser miembro de la Cámara de los Lores. Falleció el 8 de abril de 2013 en su habitación del Ritz de Londres a causa de un accidente cerebro vascular. Esta enfermedad, común en personas de edad avanzada, se produce por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro, derramando sangre en el tejido en un paciente con antecedente de hipertensión arterial o presión alta, otra causa es por el taponamiento de una arteria que evita que llegue sangre a una región del cerebro y produce la muerte de la parte afectada con la consecuencia de pérdida de conciencia o diferentes síntomas. Se debe realizar una tomografía de cráneo para definir si el origen es por ruptura o taponamiento de un vaso sanguíneo. La Dama de Hierro decía “el hogar es donde vienes cuando no tienes nada más que hacer”. Dr. Aníbal Romero Sandoval, Emergencias Hosp. Arco Iris

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia